La payasada del juez Arias.

El juez militante y twittero Arias es, desde el punto de vista técnico, un verdadero payaso. Acaba de dictar una medida innovativa desde un juzgado provincial, sobre un acto federal, ocurrido en la Capital Federal, sobre el que no solo no tiene jurisdicción sino que expresamente lo reconoce con esta fórmula tan imbécil que es sólo digna de un kirchnerista soberbio que cree que se las sabe todas. Acto federal que fue tomado invocando razones de urgencia dada la actitud de su titular, sobre cuyo mérito no podría entrar en una medida cautelar, menos reconociéndose incompetente:

“Como juez provincial he declarado mi incompetencia porque lo debe resolver la Justicia Federal. Pero la ley nos habilita a tomar medidas preventivas”.

¿Cuál es la urgencia? No dice ninguna palabra. Resulta que descarta un Decreto que habla de incumplimientos severos de Sabbatella, reconociéndose incompetente, en nombre de una urgencia de la que no habla ¿Quién cree el juez twittero que tiene más autoridad para indicar cuál es la urgencia en el plano federal, el presidente de la nación o un juez de La Plata? Por otra parte, si cae un meteorito sobre el AFSCA ¿Qué es lo que sucede? ¿Qué cosa salvo la posibilidad de que Sabbatella se quede sin cámara? Lo que debería justificar es cómo desde el momento en que se declara incompetente hasta que remite el expediente a Federal (si quiere, unos minutos) está en peligro alguna cosa que lo autorice a actuar sin jurisdicción. No funda debidamente la medida cautelar, pero mucho menos la situación de no poder remitir las acciones a Federal sin erigirse en Juez Nacional. Es más que sin competencia.

El decreto que deja sin efecto no termina con el AFSCA, el fundamento invocado es falso de toda falsedad. Remueve a las autoridades y está designado un interventor. El fin del AFSCA ocurrió recién hoy, estando en ejercicio el interventor. El juez ni siquiera menciona una actuación del interventor que implique peligro alguno, está realizando una auditoría y eso es prevenir peligro, cuestión que es de público conocimiento.  En consecuencia La medida está vacía de fundamentación y está tomada con reconocimiento de ausencia de competencia.

Algo peor, el juez Arias por más elemental que sea en su capacidad de juicio, sabe perfectamente que fue seleccionado por ser capaz de llevar a cabo un disparate semejante. Debo reconocerle sin embargo que en su momento se enfrentó a Scioli en un asunto tan escabroso como el ocultamiento de muertos durante las innundaciones. Lo aplaudo por eso, pero eso no lo habilita a esta locura.

La medida fue tomada por pedido de un delegado del AFSCA en La Plata. No se si será actual o despedido, la medida cautelar además tiene que tener verosimilitud, no es el caso evidentemente. El sujeto en cuestión accionante sabe perfectamente en todo caso que es una autoridad federal y que por lo tanto debe acudir a un juez federal. Esto hace que todo sea nada más que una burda maniobra para hacer intervenir a un juez que responda a los intereses de la facción.

Por eso ma parece su actuación un caso perfecto para explicar el sentido y el modo común de comisión del delito de prevaricato:

ARTICULO 269. – Sufrirá multa de pesos tres mil a pesos setenta y cinco mil e inhabilitación absoluta perpetua el juez que dictare resoluciones contrarias a la ley expresa invocada por las partes o por el mismo o citare, para fundarlas, hechos o resoluciones falsas.

One thought on “La payasada del juez Arias.

  • December 31, 2015 at 9:25 am
    Permalink

    Se enfrentó a Scioli cuando Scioli "no era lo suficientemente kirchnerista" y 67r8 acusaba a Scioli de ser el "candidato de Clarín" , un detalle no menor a la hora de analizar la conducta de este 'juez'

    Reply

Leave a Reply