Carlos Heller, el que dice resistir todos los archivos y está subido al carro del gobierno más corrupto jamás visto en la zona, acaba de inaugurar spot televisivo en el que habla de “alguien que tomó una decisión”, por referencia a su comandante el señor K. Entre las decisiones que tomó el candidato testimonial de la nación, destaca el cambio de la Corte Suprema.

Pero resulta que un presidente no tiene facultad alguna para cambiar a una Corte, o destituirla como diría la comparsa “intelectual” de Carta Abierta. Le corresponde a la Cámara de diputados acusarla y al senado juzgarla, al presidente no le cabe papel constitucional alguno. Es decir, según Heller y su spot, Kirchner es un destituyente autor de un verdadero golpe de estado. Y los diputados que actuaron y los senadores que intervinieron por ejemplo en la expulsión de Moliné O’Connor, sobre todo la actual jefa de inauguraciones y discursos contra la prensa, doña Cristina Kirchner, habrían cumplido el papel que mejor conocen: el de monigotes.

Lo peor de todo es que hay gente de la oposición montada en aquella vergonzosa acción kirchnerista contra la Corte, cegados por su irracional antimenemismo. O tal vez sea peor que el autor del spot y todos los que aceptaron ponerle al aire, son tan brutos que ni saben que su propaganda se parece más a una denuncia que a una defensa de K.

Categories:

Tags:

12 Responses

  1. Como dije varias veces: es preocupante cuando ni siquiera el discurso se mantiene dentro de la legalidad.

    Antes también robaban, pero al menos argumentaban con lógica y haciéndonos creer que respetaban las instituciones.

  2. Hace muchìsimos años que en la Argentina vivimos de slogans: mejor que decir es hacer, para un peronista nada mejor que otro peronista, los argentinos somos derechos y humanos, etc. etc.

    El que por ahora ha quedado màs firme, es el que demoniza la dècada del 90: el neoliberalismo-.

    Claro que nadie sabe que quiere decir este neologismo creado por una oposiciòn cerril, proclive a engrandecer al tirano de Cuba como ahora al de Venezuela y acostumbrada a vivir de la teta del estado.

    La llamada Corte menemista tuvo juristas de primerìsimo nivel como los Dres. Beluscio, Boggiano, Molinè O´Connor entre otros.

    El kirchnerismo le endilgo el mote de la Corte de la mayorìa automàtica como si ahora tuvièramos una Corte independiente que no responde a los caprichos del PE.

    Los años 90 algùn dìas seràn estudiados en serio y a fondo y se pondrà en blanco sobre negro la verdad de esos años que ahora sirven como excusa para hacer cualquier aberraciòn juridico-plìtica.

  3. José :
    Vos sabes que no soy jurista pero leete el art. 227 bis del Codigo Penal y asocialo a la afirmación de Heller y contame tu parecer de jurista.

  4. José yo también pensé en lo de las armas, que sería el medio de producir los hechos contrarios a la constitución, pero la redacción del 227 bis es entonces algo confusa porque entiendo por hechos los resultados de las acciónes que al parecer podían consumarse también sin el concurso de las armas.

    Transcribo el parrafo para mí parecer ambiguo:
    “los miembros de alguno de los tres poderes del Estado nacional o de las provincias que consintieran la consumación de los hechos descriptos en el artículo 226”.

    Si estoy diciendo un disparate juridico pido perdón por mi ignorancia.

  5. Un comentario adicional sobre mi post anterior.

    Creo que la expresión alzamiento en armas es algo anticuada y limitada pues hay “armas” que no necesariamente son las de fuego que pueden servir a propósitos como los que detalla el art 226, y que son precisamente las que usó NK para remover a los jueces que no le gustaban.

  6. El loko tiene Congreso de mayorìa automàtico, ademàs de Corte de mayorìa automàtica (o autista).

    La contradicciòn galàctica en la que incurriò al haber echado a los aniguos jueces componentes del supremo tribunal, es justamente haber logrado para èl una corte a su medida, o sea, automàtica a los caprichos de la caterva K.

    El planteo de Josè, se asemeja a eso, a toda la cadena de contradicciones crònicas en que èstas bakterias caen siempre y que se reduce a un axioma:
    SI LO HACEMOS NOSOTROS, ESTA BIEN.

    Si el chiflado persigue, es para hacer justicia contra los que quieren destruir SU MODELO, es decir SU VOLUNTAD SUPREMA.

    Si grita contra el “neoliberalismo” (?), nadie sabe bien a que mierda se refiere pero ESTA BIEN.

    Si nombra a dedo a su mujer, aplanando a la Constituciòn (es decir a nuestros derechos), ESTA BIEN.

    Si cambia la fecha de las elecciones porque se la canta el kulo, ESTA BIEN.

    Este paìs se refleja en K, en esa actitud patoteril genètica, como al tipo que pasò el semàforo en rojo rozàndote mientras cruzabas caminando, lo puteàs y te manda a la mierda.

    Nadie levanta el guante y se les enfrenta.

    Me dà asco todo èsto, pero màs asco me dan los que miran para otro lado, mientras ocupan (okupas) un puesto de responsabilidad que clama por su deber.

    Ayer lo escuchaba (casi me duermo) a Reutemann y me indignò su relativizaciòn de todo. El desastre que estmos viviendo, para èl, es un estilo con pequeñas cositas que se pueden arreglar.
    Gente como esa es la que llegarìa probablemente a la presidencia en el 2011. Unos lavado tibios que son totalmente funcionales a èsta manada de bùfalos en estampida.

    Joderse.

  7. Y bueh…es estado es EL. Eso es lo que piensan los “populorum populist” como Heller y sus camaradas “a la carta”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: