Salvo un sector geográfico circundante a la ciudad de Buenos Aires el país odia a Néstor Kirchner, sin embargo aún así puede alzarse con el laurel de permanecer como primera minoría. La razón es que en ese pequeño sector se concentra casi el 40% del electorado. El hijo de Duhalde ha jugado el juego con máxima crudeza y se aseguró de utilizar el dinero que un sistema constitucional destrozado le provee para obligar a los caciques del lugar a poner la cara por él. Este juego de conquista de democracia no tiene nada. A la democracia juegan sólo las víctimas del déspota y no él, porque parten de su adoctrinamiento que ha sido aceptar el resultado del cohecho masivo como un imperativo categórico llamándolo “voluntad popular”.

¿Qué tiene de particular ese sector geográfico? Es el destinatario más directo del “reparto de riqueza” y por tanto concentra pobreza. Si alguna duda queda de que el “estado de bienestar” conduce a la pobreza, no sólo de los sectores marginales de la economía que pagan las consecuencias de la extracción de recursos, sino sobre todo de los destinatarios que son convertidos en parásitos, este sector destinatario de todos los repartos habidos y por haber que es cada vez más pobre es toda la prueba que se necesita para despejarla. El estado los destruye en su capacidad productiva y los convierte en mendicantes y tal vez a sus hijos también. Los resultados están a la vista, cada vez hay más pobreza donde el estado invierte más dinero ajeno para paliarla. El circuito se alimenta a si mismo. No ha sido la maldad de los peronistas lo que produjo este hiper-populismo, sino la “bondad” de los creyentes de la socialdemocracia lo que produjo al peronismo.

De la democracia a la dictadura del repartidor, un sistema que es hijo de ese “bienestar” combinado con la falacia moral que hay detrás de la moralina impositiva. La democracia como tal, con todas sus limitaciones parte de un pacto moral, no de una legalidad meramente política. Elegimos gobierno porque somos iguales y nos respetamos por igual. Votamos al administrador del edificio porque va a resolver la rotura de un caño, no porque haga falta que alguien determine quién se impone sobre quién. Quién se impone sobre quién sólo se decide con las armas en la mano. Se llama guerra, no democracia.

Tampoco el administrador decidirá qué vamos a comer esta noche o el color de las cortinas del departamento. Si el administrador fuera a determinar tal cosa no aceptaríamos votarlo. Una parte, los más fuertes, deberían imponérselo a los otros por la fuerza. Pero si quisieran ahorrarse algunas balas también podrían instruirlos en una moralina por la que la minoría se crea obligada a someterse. Aunque sería difícil que a esa escala se reprodujera un esquema tan irracional; las moralinas generalizadas requieren cierta distancia macro. De cerca el administrador se ve como lo que es. Un tipo.

El tipo que resulta de la elección está tan lejos que no necesita una mayoría para tener en sus manos los derechos de los otros. Le basta ser la primera minoría si el resto está convencido de que eso le da derecho a quedarse con lo ajeno. Así un pequeño sector del país impone las reglas al resto. Las reglas son que ellos reciben, los demás ponen. Una situación similar a la vivida por el Virreinato respecto de la corona española que llevó a tomar medidas en lugar de creerse el cuento de la divinidad monárquica. Hoy la moralina es electoral, pero los términos del problema no variaron demasiado.

El país es víctima del conurbano ¿Qué va a hacer con eso? La colonia era pobre por ser víctima de la corona. Por lo tanto se independizó y aunque llevó varias décadas tomar provecho real de eso a la larga salió adelante. Para los socialistas de todos los colores los pobres, y en particular el conurbano, es víctima de los ricos. Raras víctimas que no quieren independizarse.

Categories:

Tags:

11 Responses

  1. “El país es víctima del conurbano ¿Qué va a hacer con eso?” Voto por el voto calificado. Es una utopía pensar que alguien va a medir el coeficiente intelectual de los votantes, o si los votantes finalizaron sus estudios secundarios, o si psicológicamente son aptos para votar, etc. Pero bueno los zurdos viven en una utopía, yo también tengo ganas hoy. Muy buena la nota Jose. Saludos

  2. José: aunque se me tilde de “chupamedias”, que no lo fuí ni lo seré nunca, hoy en lugar de votar “excelente” hubiera votado “genial”, porque creo que describe nuestra situación de la mejor manera que se lo puede hacer. Mis felicitaciones .

  3. Es muy bueno este post. La consecuencia de los hechos no es producto de los pecados sino de las virtudes. Seis décadas de Justicia Social y distribución de la riqueza han llevado al resultado opuesto al perseguido: injusticia y pobreza masiva.
    Y paradójicamente a lo que Perón decía entonces: el siglo XXI nos encontrará divididos o dominados, nos ha encontrado dominados por gracia de las políticas peronistas. Dominados no por una potencia extranjera sino por nuestra propia estupidez.
    Pero es cierto que después de todo no puede culparse a las anteriores generaciones por esto, muchos de ellos seguramente creyeron y actuaron de buena fe convencidos de lo que hacían. Necesitamos un cambio de sistema. Ese cambio debe consistir en quitarle al gobierno nacional la facultad de establecer impuestos; limitar su autoridad respecto a la asignación de fondos y; también poner un sistema indirecto de elección, por el cual el presidente sea electo por una mayoría de la población, pero también por una mayoría de las provincias.
    Siempre me remito a los Padres Fundadores de los Estados Unidos por haber sido los primeros en dedicarse a estudiar a fondo el problema del abuso de poder y cómo evitar los desbordes de éste y las consecuencias que trae sobre la vida, propiedad, la seguridad y, en fin, sobre la felicidad de las personas. Los Padres Fundadores eran temerosos de la democracia. La gran mayoría de ellos en la Convención de 1787 no eran partidarios de ella, sin embargo debían diseñar un sistema político que reemplace a los obsoletos Artículos de la Confederación y lo consiguieron.
    Y pese a todos los defectos que pueda tener el sistema político de los Estados Unidos, ha sido el más democrático entre todas las naciones a lo largo de la historia. El sistema ha consistido en que la legitimidad proviene de la ley y no de la voluntad popular. Es una sociedad gobernada por leyes y no por hombres. Eso es lo que marca la diferencia entre con Argentina y con gran parte del mundo.
    Más abajo pongo vínculo a un post que escribí hace unos meses. En dicho post pegué dos excelentes artículos publicados en el diario La Nación en el año 1987, en ocasión del bicentenario de la Constitución de los Estados. En dichos artículos se detalla con exquisita elegancia el proceso de formación de instituciones en aquél país y al mismo tiempo nos dará una idea de cuanta falta de cultura poseemos en Argentina para llegar a crear instituciones sólidas.

    http://adiosalestado.blogspot.com/2008/12/no-hay-amor-por-las-insituciones.html

  4. La resistencia y la desobediencia civil es el camino que permitirá romper el círculo perverso que se alimenta de los que pagan impuestos por producir riqueza genuina.

    Cuando los costos se hagan insoportables aparecerá la organizacion de la resistencia, pero entonces, puede ser tarde.

  5. “No ha sido la maldad de los peronistas lo que produjo este hiper-populismo, sino la “bondad” de los creyentes de la socialdemocracia lo que produjo al peronismo.”
    No termino de acordar con esta frase. Veo en la raiz profunda algo mas parecido al resentimiento que a la buena voluntad mal dirigida. La división clasista heredada del socialismo, naturalmente ha desembocado aquí y en el resto del mundo en generar sistemas socialistas alternativos en el que lo único que cambia es qué “clase” desea para sí los privilegios a costa de la otra/s. No es la bondad del profesional independiente alemán de clase media empobrecido por los socialistas obreros en el poder lo que lo lleva a abrazar un régimen nacional-socialista, sino la frustración que le produce su empobrecimiento relativo generado por un tipo al que ni siquiera considera un igual. En tanto que cualquier sistema socialista está ligado a los intereses particulares de un sector del país en un primer momento puede fundarse en algún tipo de justificación moral la necesidad de elevar el estatus de un grupo en desmedro de otro, pero en cuanto avanza y se notan sus efectos ya deja de ser ingenua la participación en el mismo de aquellos empobrecidos que lo sostienen como método de resdistribución para su lado y terminan entendiendo que la única via es la violencia.
    Veo a la argentina desde hace ya demasiados años estancada en esa lucha sectorial en donde por ejemplo, por momentos el campo se opone a la industria y a veces ambos en conjunto o por separado al sector financiero, como si todo el problema pasara por generar el “mejor modelo de reparto”. Lo que nunca se termina de entender es que en este esquema sistemáticamente a lo largo del tiempo siempre habrá necesariamente una víctima por la sencilla razón de que distribuir es idéntico a discriminar, y que cuando el que distribuye es un poder central la unica via para asegurarse una porción de la torta es asumirlo e imponerlo sin piedad a favor de los propios y en contra del resto de la sociedad. En qué virtud humana puede fundarse una motivación tal?. La verdad no encuentro la respuesta.
    Excelente post.

  6. ¡¡¡¡¡¡¡ S U P E R L A T I V O !!!!!!

    Solo agregaria que el peronismo con todos sus vicios es hijo dilecto del régimen conservador que creo, mas de una dècada antes, todas las instituciones y mecanismos de control social y de extracciòn de la riqueza tales como el Banco Central con la nacionalizaciòn de la banca y del comercio exterior, las juntas de granos y de carnes, instituyò en la “emergencia” el impuesto a las ganancias, etc. etc…. El no entender esto es lo que provoca que hoy la gran masa de corderitos lobotomizados que desgraciadamente votan esten buscando a alguien “bueno” para que presida esta màquina de violar derechos individuales que es el estado, en ve de entender que es un problema de sistema.

    Ese abominaciòn de la naturaleza conocida con el nombre eufemistico del conurbano es el producto, hecho a imagen y semejana de la partidocracia argenta, del proyecto industrialista compulsivo que se llevò a cabo durante dècadas a costa de vaciar las arcas de los productores agropecuarios con las disparatadas ideas de Prebisch y toda esa manga de populistas keynesianos que instituyeron el estado de “bienestar” casi 15 años antes de Peron….La gente se vino para aca por la sencilla razòn que la “gente” sigue a la guita. Aniquilar esta lacra denomianda conurbano llevarà dècadas pero lo ùnico que hay que hacer es dejarse de sustraer recursos del interior para volcarlos ahi y dejarlos en sus lugares de origen y asi la gente lentamente volverà a sus pagos a trabajar y no se quedaràn aca esperando cual prostitutas la paga de la mano del politico de turno

  7. Genial nota, Josè.
    Creo disentir en la forma y nò en el fondo, respecto a un punto que siempre marcan Roark y Leandro.
    El punto coincidentes es que deben existir sistemas que impidan la llegada al poder de lakras como las que sufrimos, polìticas mafiosas y los etc.etc. que yà conocemos.
    No entiendo, el sistema yà existe desde 1853 y -como todos sabemos- es la Constituciòn Nacional.
    Los que la ignoraron y la continuan ignorando son precisamente…los hombres.
    Para mì, el tema es que lentamente se fueron abandonando ò relajando paulatinamente, los lìmites impuestos por las leyes.
    Y eso sucediò, cuando surge el populismo, principalemnte.
    Como segunda etapa, se logra que las siguientes generaciones acepten como cultura, la relajaciòn ante la ley y se llegue a loq ue somos hoy…un paìs fuera de las leyes.
    De arriba hacia abajo, a lo largo de todo el cuerpo social.
    El tema para mì, repito, es que el sistema existe en los papeles y los usaron para limpiarse el culo.
    Los peores llegaron al poder.
    Los delincuentes nos gobiernan.
    No hay auto de primera marca que pueda ser bien conducido, por un inepto al volante.
    Hoy està resquebrajàndose la pared de la casa pero la siguen habitando las ratas.
    La casa no puede ser arreglada mientras ellas la habiten.

  8. Excelente. Yo le anexo lo que cada día me parece el diagnostico más acertado: estamos ante dos formas de hacer las cosas, una autocongratulatoria y una que solo se juzga desde los resultados. Las posturas autocongratulatorias para mi son todas aquellas que llevan a actuar de una manera que hace sentir bien al actor, da una satisfacción moral (y egolatra) mucho antes de producir resultados ciertos. El peronismo cae para ese lado, y la izquierda vive de eso. Son religiones, estan en la “lucha”. Hay que ser un Quijote y luchar y luchar y luchar, no importa si los resultados son desastrosos siempre. No se sienten con obligacion de producir resultados.
    Del otro lado está hacer las cosas de manera eficaz, realmente producir y sacar a gente de la miseria. Pero eso implica calculo, juicio, economía, idoneidad, nada tan simpatico como salir a la calle y volver a la “lucha”.

  9. Muy bueno el post. Aunque hayas escrito “le vasta”, el contenido es importante y me quedó una frase: “Raras víctimas que no quieren independizarse”.

    Excelente.

  10. El problema claramente no es el Estado de Bienestar, si así fuera Holanda y los países escandinavos también tendrían conurbanos, Moyanos, Quindimiles y demás pestes.

Leave a Reply to Diego Mur Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: