Si se reunió con Fidel Castro la señora quedará revelado después de que alguna autoridad en Cuba apruebe lo que podemos ver. Ella por supuesto aceptó que se la pueda ver después de que las imágenes sean catalogadas como “aptas para todo público”. Qué exigencia ética le vamos a hacer a esta altura del partido.

Como la delegada de viajes e inauguraciones se dedica a posar con vestidos nuevos todo el día, el sitio de la presidencia argentina es fundamentalmente una galería fotográfica donde la señora Kirchner se puede mirar y felicitarse de toda la gente famosa que conoce y de paso recordar el último mantel que se puso. Sin embargo las fotos con lo que queda del criminal Fidel Castro todavía no están ahí.

Supongamos algo extraño. Supongamos que dice la verdad y estuvo con el criminal. Supongamos que lo que contó del encuentro sea cierto, incluso que Castro haya dicho que le encantaba Barack Obama por sus buenas ideas, esta pobre mujer no tiene capacidad intelectual para darse cuenta de que ni él, si puede, ni el hermano al que le pasó el reino estarían muy felices con que revelara un comentario como ese. La información oficial (la única que hay en la Isla, una de las cosas que más le deben gustar a la señora) apenas señala que conversaron sobre la asunción del presidente norteamericano y omite toda referencia elogiosa hacia Obama que pudiera ser recordada en momentos inoportunos. Luego hicieron hablar después de meses al hermano de Raúl para hacer las precisiones necesarias.

“¿Cómo se dice? ¿jogging?” dijo con carcajadita nerviosa la señora Kirchner, cual colegiala aturdida porque ha sido mirada por el galán del colegio. Siempre tan atenta a lo que la gente tiene puesto, se habrá preguntado si los colores del nuevo uniforme revolucionario combinarían bien con los propios. En las últimas muestras de los restos de Fidel que ha hecho el régimen su atuendo deportivo era blanco y colorado. Ella estaba con éste último color. Debe haber sido su apuesta estratégica del día.

Por ahí le reprochan que siendo una defensora de los derechos humanos haya hecho estos gestos de propaganda para el sistema más opresivo de Latinoamérica y uno de los peores del mundo, no haya defendido a los nietos argentinos de la doctora Molina, ni la haya mencionado, y no haya dicho una palabra de reclamo por la inexistencia de toda libertad en la Isla.

Un reclamo equivocado así planteado. Ni ella ni su marido han sido jamás defensores de los derechos humanos, apenas disfrutan de la impunidad que les otorga, sobre todo en el decadente periodismo nacional, el ser defensores de Montoneros y ERP haciendo lo que piden algunos grupos vinculados a esas organizaciones terroristas, con intervenciones sobre la justicia y violaciones de todo tipo de derechos humanos, para vengarse de militares retirados, algunos de los cuales serán culpables de algunas de las imputaciones y otros no. No lo sabremos nunca. Es el resto del país el que no quiere asumir las grandes farsas que hay detrás de este tema y le sigue llamando a este gobierno “defensor de los derechos humanos”.

La contradicción que le señalan es falsa. Es coherente defender a las organizaciones terroristas que actuaron en la Argentina y también al gobierno que las fomentó, entrenó y financió. Las manos de Fidel Castro están manchadas de mucha sangre argentina. Ese fue el “líder cubano” con el que (suponemos) se reunió.

Una visita de estado a Cuba no tiene por qué incluir el paso por el depósito de lo que queda de Castro que está fuera del poder, fue una visita en el orden personal como las que hace el patán que rige los destinos de Venezuela. Pero la señora como señalé en el blog antes, tenía el capricho de tener una foto con él como una aspiración frívola.

Categories:

Tags:

6 Responses

  1. El discurso no parece mostrar una politica a seguir, las primeras medidas son tìpicamente argentinas con el congelamiento de los sueldos, acotar a los lobbys, transparecia en la funcion publica, dejar en suspenso los juicios de Guantanamo. Falta la critica brutal a Bush y parece la conducta “latinoamericana” muy pocas esperanzas en el futuro de este maravilloso pais. Ruego equivocarme

  2. Si no hay foto de CK con Fidel – trofeo indispensable para la cholula – es porque:

    a) no hubo tal entrevista.

    b) la hubo, pero Castro está todo canalizado y asistido y no se lo puede mostrar así al comandante de una revolución que se cae a pedazos.

  3. Si podemos tener psicólogos que se ocupan de proteger a los niños de los abusos de los pedofilicos pero a su vez ser uno de los mayores abusadores, la kk no puede ser menos.

    Este es el país de “la Biblia y la palangana”, por que ya no calificamos ni para calefón

    Saludos cordiales

  4. Me estoy sospechando que los protagonistas de estas payasadas son bien conscientes de que no los llevan a ningún lado.

    Creo que su diversión consiste en saber que estas farsas irritan a sus oponentes.

    O sea que mientras mas difusión tengan en los medios mas se regocijan.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: