Por una cuestión de elegancia quienes quieren permanecer neutrales en el conflicto de soberanía por Malvinas entre Argentina y Gran Bretaña se refieren al archipiélago como Malvinas/Falklands o al revés.

La agencia del gobierno cubano neo-bolivariano sin embargo no se anda con vueltas y en su versión en inglés las llama como las llaman los Ingleses. Típicos lame botas del imperialismo.

¿Protestará nuestra cancillería?

Categories:

9 Responses

  1. Muchachos, yo como siempre meto cosas que no tienen nada que ver con el tema pero esto es interesante para el que todavia no lo leyo.
    Salio en el diario el mundo de Madrid. La historia del abuelito de Kaki. Tomenlo con pinzas porque el relato es de Osvaldo Bayer (otro nene de pecho)

    En el diario “El Mundo” de Madrid, con la firma de Juan I. Irigaría, se publicó un comentario acerca de dichos del escritor y periodista Osvaldo Bayer, en los que se describen las actividades del abuelo del presidente de la Nación en Río Gallegos, Santa Cruz. “ Proxeneta, usurero, confidente y «zángano de la colmena social» Un historiador argentino reconstruye el turbio pasado del abuelo de Néstor Kirchner”, así presenta el español el perfil de Kart Kirchner, el abuelo de Néstor.

    Con el título de “Lo genético siempre perdura: El abuelito de K”, el periodista Juan Irigaría escribió una nota en el diario “El Mundo” de Madrid (España) donde resume algunos pasajes de la crónica que hizo Osvaldo Bayer sobre los sucesos de la Patagonia Trágica de los años ´20.

    Sin embargo allí se aumenta el nivel de la crítica que hace el escritor argentino, poniendo énfasis en resaltar la imagen negativa del abuelo del presidente argentino Néstor Kirchner y produce un texto que nos pareció adecuado publicar para entender que el pasado es un peso específico que llevamos todos y cada uno de los seres humanos y que absolutamente nadie puede ni resiste un archivo personal ni familiar. Esto, evidentemente, se genera en la actitud permanente que tiene nuestro presidente de mostrarse como la flor impoluta de la nueva generación política, sin advertir que la historia suele contradecirnos hasta el ridículo.

    Comienza diciendo el periodista Irrigaría, “ Al contrario del caso del abuelo del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que murió fusilado en la Guerra Civil española y se ha convertido en un símbolo de la defensa de la legalidad, la historia del abuelo del presidente argentino Néstor Kirchner juega últimamente en contra de su popularidad y le acarrea algunos quebraderos de cabeza .

    Ayer salió a la luz que el suizo Karl Kirchner colaboró en 1920 con el Ejército argentino en la matanza de trabajadores en la Patagonia y fue prestamista en la ciudad de Río Gallegos, capital de la provincia de Santa Cruz , en la que Néstor Kirchner nació y llegó a ser alcalde y gobernador, antes de llegar a la Casa Rosada.

    Esa historia negra del abuelo del presidente fue destapada por el historiador Osvaldo Bayer, considerado un intelectual de prestigio en su país y Alemania, donde vive la mitad del año, por su labor de exhumar varios escándalos de corrupción y matanzas de jornaleros en La Pampa y en la inabarcable meseta del fin del mundo.

    En 1974, Bayer publicó su obra de investigación La Patagonia Rebelde revelando los fusilamientos de miles de peones rurales por el Ejército en 1920 y 1921, porque hacían huelgas revindicando mejores condiciones de trabajo. De aquella masacre se salvó de milagro el gallego Antonio Soto Canalejo, uno de los líderes de la protesta.

    En base a aquella investigación se realizó la película homónima La Patagonia Rebelde que fue prohibida por el entonces Gobierno de Juan Perón.

    Amenazado por la banda terrorista Triple A, en 1975, Bayer debió refugiarse en Berlín hasta el final de la dictadura militar en 1983.

    « Karl Kirchner era el fotógrafo de los militares. Los acompañaba y sacaba las fotos de los obreros que eran detenidos ilegalmente y luego fusilados» detalló Bayer, y mostró a la revista Noticias los retratos de aquellas capturas, a cuyo pie el propio reportero escribía «los revoltosos» en referencia a los huelguistas.

    Bayer también explicó que el abuelo de Kirchner facilitaba dinero a quien se lo pidiera en Río Gallegos a cambio de una devolución con suculento interés.

    «Tenía un restaurante con señoritas ¿Me entiende?», dijo el historiador para referirse en forma elegante al tipo de actividad a la que se dedicaba Kirchner abuelo y agregó: «Además era prestamista o usurero, como se decía en aquella época».En los panfletos que la Sociedad Obrera de Río Gallegos repartía por entonces puede leerse hoy que ese sindicato llamaba al boicot contra Karl Kirchner y otros cinco comerciantes de renombre en la ciudad, a todos los cuales acusaban en el lenguaje propio de la época de «explotadores» y «zánganos de la colmena social».

    «Como mi padre también hablaba alemán se juntaban a charlar.Y un día el viejo Kirchner le pidió prestados 10.000 pesos (unos 24.000 euros de hoy en día). Era mucho dinero. Con eso se podía comprar una casa. Después nunca la devolvió por eso fue la persona que más odió mi padre», asegura Bayer .

    La publicación de este pasado hizo que tanto Kirchner como su esposa, Cristina Fernández, trataran de cambiar la opinión de Bayer. «El presidente me invitó a la Casa Rosada , me abrazó con fuerza y me dijo al oído:

    No era mi abuelo sino mi hermano. Y yo lo miré como diciéndole: Vamos a tu familia la conozco bien». «Y a ella le dije: el abuelo de tu marido era un atorrante (timador)».

    La estela de estas anécdotas también salpicaron al propio presidente y su patrimonio. Muchos argentinos comentan, aunque no está documentado, que Kirchner trabajó en una financiera durante la dictadura militar y que se habría apropiado de las casas de los morosos. Hoy reconoce tener 22 propiedades.

  2. De acuerdo a lo que redacto Marcelo, como se dio vuelta la tortilla, no presidente. Gracias por publicarlo, Marcelo, para aquellos que dicen que hay que tener memoria.

  3. Y ahora que diran nuestros nuevos “aliados” despues de esto, y la cancilleria que en esta nueva era de realciones carnales con el populismo latinoamericano seguramente callara.

  4. Respecto al artículo, sólo puedo decir, que de ser cierto: “Lo que se hereda no se roba…”

    Y por lo de Cuba… en una de esas fue por el pedido de repatriación de la doctora Hilda Molina, una “vendetta” comunista de alinearse con el imperialismo… cosa extraña, contradictoria y típica de la izquierda retrógrada.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: