La Unión Soviética no colapsó porque tuvo mala suerte. Llevó setenta años asumir que todo el […]