Se va a enojar su legión de súbditos, pero Paul Krugman, el flamante Nobel de Economía confiesa hoy que salir del papel cuadriculado para él es una aventura llena de misterio. Gordon Brown, nos dice, es un genio porque acertó con su intervención. Acertó porque ayer subieron las bolsas, la relación causa efecto la dejamos para otro artículo, pero, acá viene la brujería; es un genio en la medida en que los rescates en Europa funcionen. Conclusión Gordon Brown la pegó, le puso el ingrediente justo a la olla de intervencionismo para salvar a los tenedores de títulos. Como el mago Cacarulo, diría Portal, que acierta más que por mago de puro…

Lo traduzco a términos de abogado: Brown es un genio bajo la condición resolutoria de… que tenga éxito. Vaya agregado que le hemos hecho al conocimiento.

Sobre el final reafirma su fe con una profundidad digna de Rozín: “Como dije, aún no sabemos si estas medidas funcionarán. Pero, finalmente, hay una visión clara de lo que hay que hacer”. El “genio” se contradice ¿cómo se puede tener una visión clara de lo que hay que hacer si no se sabe si las medidas funcionarán? Eso si, con ese grado de tiro al blanco que propone Krugman se atreve a descalificar al gobierno norteamericano por no hacer algo que ni él sabe si va a funcionar. Pura campaña electoral y a este señor le dieron on Nobel.

¿Qué necesita una economía para funcionar según Krugman?: Crédito. Aún crédito sin capital: “El estallido de la burbuja inmobiliaria ha producido grandes pérdidas para todos los que compraron activos respaldados por hipotecas; estas pérdidas han dejado a muchas instituciones financieras con demasiada deuda y muy poco capital para proporcionar el crédito que necesita la economía”.

Hay que hacer que las instituciones financieras vuelvan a prestar sin plata. Y mi conclusión sería: Si se puede prestar con mucha deuda y muy poco capital y sólo hace falta un Gordon Brown que tenga la billetera para bancar eso, ¿por qué en lugar de prestarla no la regalan? ¿La “economía” no estaría mucho más contenta?

Categories:

Tags:

12 Responses

  1. Hace muchos años ya que el Nobel es un premio al estatismo mas patetico.
    Hay una nota en la nacion de hoy sobre el nuevo “guru” economico de los K, que dice que la emision monetaria y el deficit publico son buenos, siempre que se “usen bien”. ¿sabra este tipo algo de la historia economica argentina?

  2. Incurrir en una falacia de causa-consecuencia (“Post hoc, ergo propter hoc”) es inaceptable para alguien que presume de científico, si como tal, se ha galardonado a Krugman.

  3. Las euforias y depresiones bursátiles producto de las conductas de rebaño ante la desconfianza y la falta de información, tampoco son indicadores confiables de políticas acertadas.

  4. Lo que se necesita no es tanto crédito, sino disminuir el impuesto a la renta;pues solo la renta abundante es la que puede ser reinvertida. He dicho.
    Quiero el premio nobel yaaaaa..
    MMMMMM, no mejor no… No quiero quedar como un charlatan más

  5. La verdad es que, siendo economista, me indigna que el Sr Krugman haya recibido el premio Nobel. Padecí sus papers a lo largo de la carrera, mientras que nunca se mencionaron los textos de personas como Mises, Hayek, Say, Bohm Bawerk, y tantos otros que tuve que “descubrir” por mi cuenta. En cuanto al análisis que Krugman ha hecho de la crisis actual: patético. Creo que Jean Baptiste Say y Nathaniel Branden tenían una idea mucho más acertada del problema que la que tienen muchos economistas hoy en día: http://forgottenman.wordpress.com/2008/10/14/charla-de-cafe-v/

  6. es injusto que le den un premio a alguien que dice que las medidas son buenas si funcionan, y si no,no. Yo puedo hacer pronostico economicos mucho mas certeros que eso: por ejemplo, las proximas cinco medidas economicas que tome Cristina van a cagar a mucha gente, independientemente de cual sean y la magnitud del suceso sera directamente proporcional al “bien” que se quiera alcanzar. Igual creo que hablar de que un gobierno toma “medidas economicas” es errado, ya que en un 99% de los casos son medidas despilfarradadores y antieconomicas.

  7. ¡Ja, ja, ja!, me maté de risa con eso de que claramente hay que hacer aquello que no se sabe si funcionará.
    Y voy a confesar algo, asumiendo el riesgo de que me digan que no entendí el artículo de Kruger porque soy medio ignorante o algo así: para mí no explicó absolutamente nada de nada, y se limitó a dejar en claro que le encanta que el Estado intervenga, más allá de los resultados o las consecuencias.

  8. Los premios Nobel desde hace muchos años han sido un instrumento de manipulación política. Le dieron premios Nobel de la Paz a Arafat, Pérez Esquivel, y no me extrañaría que se lo den a otro terrorista árabe. Si le dan premios a esta gente, le están tomando el pelo al resto de la humanidad. Esos premios ya no son un honor recibirlos, es todo lo contrario.

  9. Tres categorías de premios Nobel deberían ser eliminados por ser demasiados subjetivos e implican una disconformidad permanente por falta de unanimidad al ser galardonados, éstos son: Literatura, Paz y Economía.

    El resto de los premios dejémoslo como está.

    Y más respeto tengo por la medalla Fields para los matemáticos que el conchudo de Alfred Nobel, los eliminó por despecho. 🙂

    Saludos

  10. Es la misma pelotudez que se inventò respecto al pronòstico del tiempo.
    Nublado con lluvias 70% de posibilidades.
    Excelente manera de cubrirse por las dudas.
    Si los tipos te dicen 10% de probabilidades de lluvia tambièn se cubren.
    Conclusiòn: Podès salir en bermudas y ojotas pero no te olvides el paragûas.
    Ese imbècil y los imbèciles que lo premian y aplauden por pronosticar la economìa, pertenecen al club mayoritario mundial, de chantas ignorantes.

  11. El concepto del Neo Estado para los políticos actuales entre los cuales está la Happy Couple es ni más ni menos que la legalización de la impunidad.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: