A los ecologistas se los llama “sandías” por ser verdes por fuera pero rojos por dentro. […]