Juego habitual de la izquierda violenta, pasan de los machos malos a las víctimas malas. Ahora […]