En el blog de Darío Gallo, el pocho se levantó de la tumba y dijo:

Categories:

Tags:

12 Responses

  1. Con esto queda a la vista que el peronismo es cualquier cosa. Que el peronismo sin Peron es todo y es nada. Cualquier cosa es peronismo, aunque el mismo Perón haya dicho que eso no era. Lo que pasa es que Cristina y Nestor eran partede esos imberbes estúpidos que fueron echados de la plaza por el otro nefasto de Perón. El Peronismo nos llevo a la miseria y el peronismo pretende sacarnos. Ese cuento no se lo tendría que comer mas nadie.

  2. Y si, más a alla de la incoherencia por ésencial del peronismo el video es lamentable por el peronalismo descarado. Yo vi en otros lados tal cosa, yo hago, nada de expertos, nada de nada, si somos argentinos, aca yo vengo y en un rato soluciono todo. Lo ves y te das cuenta perfectamente de por que todo es como es en este país.

  3. muchas veces vuelvo a repetir, parece que viviera en la dimensión desconocida, la famosa serie de TV queda un poroto junto a la irrealidad de este país.
    Muchas veces todo se transforma tan surrealista, que me da miedo pensar que estoy tocado en la cabeza, que veo anormal todo.
    Cuando hablo con la gente parece no le importara nada, por eso estoy fastidiado.
    Este video le puso la cereza al postre

  4. El peronismo tiene mucho en común con “El retrato de Dorian Gray”.
    Se han convertido en un esperpento, siempre ilusionados de esa eterna juventud que los mantiene en pie. El día que asuman lo que en realidad son, van a terminar como Dorian.

  5. jajajaja. No puedo creer lo que he escuchado en el video.

    Entonces era cierto lo que decía mi viejo que era un terrible gorilón: el problema no es Perón sino los peronistas que quieren ser más peronistas que Perón.

    Buenísimo. Este video si está para un premio internacional.

    Ha sido la alegría más grande tenida desde el 17 de julio.

  6. Me parece que despues de la reacción de los mercados locales “Budu” va a correr la misma suerte que Rulito con la 125.

    es decir un puntapié en las posaderas vulgarmente conocido como “patada en el culo”.

  7. “…Recibí una colonia y les devuelvo una patria justa, libre y soberana. Para ello hube de enfrentar la infamia en todas sus formas, desde el imperialismo abierto hasta la esclavitud disimulada.Cuando llegué al gobierno, en mi país habla gente que ganaba veinte centavos por día y los peones diez y quince pesos por mes. Se asesinaba a mansalva en los ingenios azucareros y en los yerbales con regímenes de trabajo criminal. En un país que poseía 45 millones de vacas sus habitantes morían de debilidad constitucional. Era un país de toros gordos y de peones flacos.

    La previsión social era poco menos que desconocida y jubilaciones insignificantes cubrían sólo a los empleados públicos y a los oficiales de las fuerzas armadas. Instituimos las jubilaciones para todos los que trabajan, incluso a los patrones. Creamos las pensiones a la vejez y a la invalidez desterrando del país el triste espectáculo de la miseria en medio de la abundancia.”

    Juan Perón, La Fuerza es el Derecho de las Bestias. Capítulo I

    @Roark: los pequeños productores no quedaron contentos con el nopositivo de cobos, no te vieron en san pedro

  8. A esta altura no hace falta analizar què es el peronismo porque el paìs lo ha sufrido y lo sigue sufriendo en sus incoherencias y en sus peculados.

    Lo que me indigna es que ningùn sector de la oposiciòn e incluso del periodismo, señale que la hoy tan denostada jubilaciòn privada, fue creada por el mismo peronismo al que ahora tildan de neoliberalismo para sacarse el sayo.

    El peronismo es Peròn y es Menem, es Isabel y Cristina, es Duhalde y Kirchner, es Ubaldini y Moyano, es el grupo montonero y el erp, en fin, es toda la lacra que se ha venido amontonando en el paìs desde 1943 a la fecha.

  9. Una contribución para intentar entender a ese fenómeno social llamado peronismo,

    la hizo el diario La Prensa,

    alla por la década del 50 cuando hubo de describir lo que entonces se llamaba “La Doctrina Peronista”:

    “Una colección de artimañas para conquistar y retener el poder”.

    Al día sigiente el diario fue confiscado por el gobierno de Perón.

  10. El sistema previsional que defendía Perón en esa famosa cadena nacional era el que había armado el peronismo, mediante la ley 14.370. A ver si agarramos el Google, periodistas. Un sistema de reparto solidario y controlado por los trabajadores, que aportaban a Cajas Previsionales, entidades de derecho público no estatal, intergeneracionales, con criterios absolutamente antagónicos a los de las AFJP. Ese es el sistema que la dictadura destruyó.

    En 1942 la CGT elaboró un plan de seguridad social, acción reivindicativa que se potenció con la estrategia de legitimación del Estado para expandir los programas de previsión: en 1945 se creó la Caja de Empleados de Comercio y luego la Caja de Trabajadores de la Industria. En 1954 se crearon programas para los trabajadores rurales, independientes, profesionales y empresarios. El Estado intentó, fallidamente, incorporar a las Cajas al Instituto Nacional de Previsión Social con el objeto de centralizar la administración del Sistema Nacional de Previsión (SNP). A través de la Ley 14.370 se establecieron criterios homogéneos para el acceso a los beneficios y al cálculo de los haberes en los distintos regímenes comprendidos en el sistema. Este fue el paso hacia un sistema de reparto fundado en un pacto de solidaridad intergeneracional mediante el cual los activos financian con sus aportes los ingresos de los pasivos, desligando así el haber de jubilación del total de los aportes acumulados por cada trabajador o colectivo de trabajadores. A su vez, la ley estableció un criterio de distribución progresiva que se alteró en 1958, cuando una nueva ley, la 14.499, introdujo el criterio de proporcionalidad de los haberes en relación al salario (82% móvil).

    Bajo el peronismo se implantó la idea de que la seguridad social debía constituirse en un mecanismo de redistribución garantizado por el Estado, abandonándose la idea del seguro privado bajo la cual habían surgido las primeras mutuales y Cajas de Jubilaciones. Con la ley 14.370 de 1954 el sistema se alejó definitivamente de la capitalización de aportes particulares para avanzar hacia un régimen de reparto, el cual funcionó bajo una suerte de pacto generacional implícito por el cual la generación presente de trabajadores sostiene a quienes ya abandonaron el mercado de trabajo

Leave a Reply to Osvaldo Facundo Benítez Meabe Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: