Los mentidores nos decían hace 48 horas que no había desconfianza de parte de los acreedores […]