A todos los lectores de No me parece, la mejor Navidad.