Gray Davis, fue destituído como gobernador de California luego de provocar, por regulaciones y precios políticos, una seria crisis energética. Nuestro gobierno lo ha superado. Niega que exista crisis energética pero por si acaso le cambia su deuda a Paraguay por Energía.


Richard Nixon. Fue presidente de los Estados Unidos. Debió renunciar en 1974 envuelto en el escándalo del Watergate, al descubrirse que existían micrófonos puestos por su gobierno en la sede central del Partido Demócrata. Nuestro lindísimo gobierno no sólo espía a los opositores, fue mucho más allá que el señor Nixon: Utiliza archivos oficiales para extorsionar y eliminar a quienes no se le subordinan y osan generar otros proyectos políticos.

Fernando Collor de Mello. También debió renunciar a la presidencia del Brasil, luego de que su hermano Pedro revelara fuentes de financiamiento de su campaña electoral y compromisos para favorecer esas empresas desde el poder. Nuestro gobierno lo ha superado plenamente, no sólo con grupos económicos que se quedan con empresas apretadas por el oficialismo, sino por la revelación del último número de Noticias en cuanto a que se acusa al jefe de gabinete de haber solicitado fondos públicos a la SIDE para financiar la campaña electoral del señor K.

Isabel Martínez de Perón. Esta fue nuestra. La destituyó un golpe militar en marzo de 1976. Debo decir que a esta altura del partido habría que reivindicar el sentido de ubicación de esta señora, que no jodió nunca más. Pero el recuerdo en este caso va para una de las causas con la que se la descalificaba. Se trata de la utilización de los fondos de la llamada “Cruzada de la Solidaridad” librando cheques en favor del Partido Justicialista. Una verdadera aprendiz al lado del oficialismo que provee a los jóvenes K de 800 millones de pesos, sea del presupuesto nacional o de los presupuestos de intendentes que antes de formar parte de la banda oficial eran denomiandos “la mafia de Duhalde”.

En el interín, unos cuantos boludos a sueldo en la televisión siguen haciendo chistes de un presidente que se fue hace 7 años y que hoy por hoy no tiene ningún poder. La Argentina da asco.

Categories:

5 Responses

  1. Cuatro razones para que se vaya. Lo que falta ahora, es lo que sobro contra Nixon por ejemplo, conciencia en el país de que se tiene que ir. Y que esta mal lo que hace. Lastimosamente en la Argentina, se viven creando liderazgos permisivos. Que permiten que la gente piense que esta bien que el presidente maneje toda la plata que maneja con total indiscresión. Es odioso escuchar como defienden muchos posiciones que son indefendibles.

  2. te falto el “vamos ganando de Galtieri” en mayo del 1982 y e junio se estaban rindiendo….es decir hoy nos cansamos de escuchar crecemos al 9% …claro no poniendo en la cuenta el consumo de capital ni el efecto inflaciòn sobre el gasto publico y la recaudaciòn…..

    Pero no importa cada frase grandilocuente que digan sera como otra palada mas en la tumba de K que espero que sea muy profunda para que quepan él , su familai, aliados y adlateres en todos los sectores de la dirigencia que lo ayudan a seguir con esta genda retrograda y pauperizante

Leave a Reply to Leandro Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: