El señor D’Elía es del riñón del kakismo, a tal punto que es protegido de la comisión de delitos por parte del Poder Ejecutivo de una manera escandalosa. Se lo mantiene en el cargo después de tomar una comisaría, usurpar un campo y amenazar a una marcha de ciudadanos que se expresan como la del jueves. Ayer el defensor público del señor Kirchner concurrió al programa de Majul a apoyarlo, pero ahora el gobierno pretende lavarse las manos de sus acciones, en un gesto que no hace más que ratificar el comportamiento político apestoso del oficialismo. Va a ser difícil, sino imposible, reconstruir reglas de convivencia y respeto político después de estas actitudes.

Muy malo el título de La Nación. El gobierno no toma distancia de D’Elía, eso haría si lo despidiera. Lo que hace el gobierno es tomar distancia de su responsabilidad frente a su patotero oficial.

Categories:

3 Responses

  1. Jose:
    Muy buena aclaración y sobre todo el hecho de desnudar la complicidad de los medios supuestamente opositores como la Nakion….si el gobierno no esta de akuerdo con Delia por que no lo echan ???
    Pero ojo lo que hace el gobierno con Delia es lo mismo que pretende hacer Lavagna (perdon pero sigo colgado con este gusano apestoso) cuando queire presentarse como algo distinto a lo que hay cuando el fue el inspirador y ejecutor de lo que posibilita a estos cerdos construir esta gran tinglado denominado “Crecimiento ekonomico” con el que lobotomizaron a toda la sociedad… es decir tiendo a creer que todos los opinologos vernáculos estan creando una nueva manera de ver la realidad el “Pilatismo”

  2. Este movimiento filosofico (el Pilatismo ) pregona que todo sucede en forma aislada y por generación espontanea y nadie ni nada es responsable o causante del presente … es decir todo se resume en contar la foto y nadie mira ni la pelikula y menos aún los protagonistas de la misma….

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: