En la Cancillería argentina alguien desempolvó el Manual del perfecto idiota latinoamericano y se avivó de […]