La cansta única

Un aspecto de la política exterior de peluquería del matrimonio kakal es su carencia de alternativas. Como estas personas sólo saben vivir en el toma y daca ultra populismo el casamiento con Chavez es lo único que imaginan parecido a una política exterior. Así el jefe de gabinete imagina que debemos estar agradecidos a Hugo Chavez y no lo dice por los que reciben sus valijas sino por los bonos que compra a la Argentina.

Por suerte nada es gratis, porque si hoy el escándalo de la valija les está causando un dolor de cabeza como no lo han tenido en cuatro años de hacer cualquier cosa es porque el señor Chávez que se ha buscado más enemigos todavía que K está involucrado en el asunto.  El dictador venezolano, y esta es la paradoja, terminó favoreciendo a la oposición al ser el vehículo para que en el exterior conozcan la naturaleza real del kakismo.

Así que me desperté pensando que capaz que le debemos algo al sujeto ese.

Cinco valijas y cuatro palos

A través de Romina Jorge en Twitter me entero de esta información que difunde Minuto Uno que cita fuentes del gobierno. Cinco valijas con 4 millones de dólares es mucho más coherente que una valija perdida de un venezolano que no la fue a buscar.

La cuestión es que esta versión demostraría que se protegió al resto de los viajeros como decía ayer. Kirchner no puede siquiera esgrimir la ridícula explicación de que los controles están funcionando. El cambio que va a continuar debe ser el de dólares a pesos.

ACTUALIZACIÓN: El kakismo se reparte las coimas desde el principio.

Lo están pensando

Don Antonini Wilson se las picó para Miami hace rato pero la “Justicia” argentina está pensando si llamarlo a declarar. Por delitos como “lavado de dinero” o “contrabando” que son contra el estado a Juan Perez ya lo hubieran empalado.

Este problema está lejos de ser el del “venezolano de la valija” que es la versión Clarín/kakal del asunto. Solo ver que don Wilson se marchó como Manuelita sin siquiera averiguar qué podía retirar 400 mil dólares demuestra que la plata no era de él que apenas era el maletero. Se sospecha con razón inclusive que había más valijas con dinero, teniendo en cuenta que la de Wilson, o la que Wilson dijo que era de él estaba llena a mas no poder, lo que indica que el monto se pudo haber dividido en varias partes en base al espacio.

La muy graciosa salida del señor K y de De Vido acerca de lo bien que funcionaron los controles no es tal. En primer lugar la Aduana evitó revisar a los funcionarios argentinos y venezolanos cuando vio lo que ocurría con Wilson. Sobre todo tratándose de un vuelo privado a la madrugada. Cualquier persona hubiera pensado que los demás podrían estar implicados. Después omitieron denunciar una tentativa de cohecho por parte del venezolano presentándolo como un posible “chiste”.  Después le siguió el turno a la juez de turno que minimizó el asunto como una infracción aduanera.

Después de todo esto están pensando a ver qué hacen. Estarán leyendo Clarín o viendo “Tres poderes” donde continuó anoche la novela de que Kirchner está enojado con Chavez y que se puso furioso con Uberti cuando se enteró de este “error” (furia, Majul, que se le produjo cuatro días después de enterarse del asunto, después de haberlo tapado y una vez que salió en los medios).

Están todos muy reflexivos y prudentes. Eso está bueno.

Lavado de tapas

La Nación. Picolotti chiquitita arriba. La valija un tema de relleno.

Clarín titula que Venezuela nos ha perjudicado mandandonos coimas en un avión de ENARSA. El título lo pone el propio De Vido, el diario repite sin comillas en caracteres gigantescos. La Noticia coloca al gobierno en el papel de pedir explicaciones.

Antes de ayer charlaba con Cesar Salvucci, estudiante de TEA, sobre las posibilidades que ofrecen los blogs en relación a los “medios tradicionales”. Este tal vez sea un buen ejemplo de algo que no se puede hacer con los blogs.

Blogged with Flock