El kirchnerato cobija por igual a los montoneros y a la Triple A

Que Clarín cuele una nota en la que remarca la gran contradicción del club formado por Néstor Kirchner que incluye a la llamada ultra derecha peronista, representada por Moyano, setentísticamente hablando ligada al jefe de la Triple A José López Rega, y a los montoneros de quienes se declaran herederos, es sorprendente. De cualquier manera es algo que viene ocurriendo hace tiempo y a lo que se prestan ambas tradiciones “ideológicas” porque los libritos, las invocaciones de pertenencia de hace treinta años, eran meras identificaciones de la cofradía desde la cual se quería asaltar al estado. Si hay para todos las disputas pueden dejarse de lado porque, como vengo diciendo hace tiempo, la furia revisora de ese  pasado tiene el único fin de conseguir beneficios en el presente.

El problema es que los jueces que hacen la venia a ese juego crean que es de verdad. Ahí quiero ver si pesan más los recuerdos o los negocios.

Frankenstein salió a la venta no más

Pareciera que en el gobierno leen “No me parece”. Hace unos días hablé de la apertura de la caja de Pandora que significaba la extradición de Isabel Perón. Hasta ahora el gran “pacto nacional” por la verdad conveniente decía que antes del 24 de marzo de 1976 no había pasado nada. Ahora una fuente del gobierno explica que “Acá se abrió una caja de Pandora y ésos son los peligros”.

Bien, parece que la fase de “arreglo” que anticipé para volver al pacto comenzó este domingo. El gobierno sale con el mensaje apaciguador para que todos sus aliados dudosos, muchos simpatizantes del papel que jugó la Triple A fomentada por Perón o sus enemigos en el peronismo (con las mismas simpatías) vuelvan al pie.

La verdadera caja de Pandora cuando se abrió no pudo volver a cerrarse. Veremos que ocurre con esta. Como es estatal es más ineficiente por supuesto.