La principal operación del kirchnerismo es ensuciar, no lavar.

El problema de la corrupción de la década no es el lavado, sino el ensuciado. El cuadro del dislate del giro de dinero, el armado de cientos de sociedades y las paradas “técnicas” en Seychelles es un gran espectáculo pero es sólo la punta de un ovillo que nos lleva de un paraíso fiscal a […]