“El porno es mejor que la política”

Quién dude de este axioma o es extranjero o nunca ha visto una película porno. La cosa está mucho más clara si la versión de política que se padece es totalitaria, como pasa en Cuba.

Quién puso a estas dos actividades en su lugar es el músico rockero Gorki Aguila de 37 años que vive en Cuba y dice que la política lo quiere más a él de lo que él quiere a la política, porque es uno más de los perseguidos por el régimen. Por algo su grupo de Rock se llama “Porno para Ricardo

Ser neutro no es posible en el totalitarismo. Es la máxima prohibición. Para quienes no se interesan por los asuntos de la religión estatal su desapego se convierte en un problema con el poder, sus quejas posteriores por ser perseguidos es lo que los transforma en disidentes y entonces en opositores cuando ni siquiera quisieran participar.

No hay alternativa, ser independiente en Cuba es ser enemigo del comunismo. Entonces los enemigos del comunismo hacen circular clandestinamente la música de Gorki y sus letras desafiantes al régimen empiezan a mostrar como se resquebraja el sistema, porque el totalitarismo ya no logra ser total. Cuando la protesta pasa del discurso al arte es que el cambio ha cruzado el Rubicón.

Gorki fue encarcelado en el año 2003 cayendo en la trampa de la policía política cuando después de un recital una fanática colaborando con la policía política le entregó una pastilla de un estupefaciente que luego le “encontraron”. Después de cuatro años en prisión, sigue preso fuera de la carcel, no se le permite ensayar ni dar recitales.

Cuando se celebraron los 15 años de la caída del Muro de Berlín estaba en un acto conmemorativo en Miami donde tocaba un grupo de rock como podría ser el de Gorki, que había padecido los mismos problemas por los mismos motivos en Alemania Oriental.

Acá tenemos a todos esos roqueros estúpidos cantando loas al señor Castro y dando recitales para el poder, que algún día pasarán por la experiencia de ser repudiados por el pueblo cubano una vez que pueda expresarse. En el sitio de Porno para Ricardo se pueden adquirir sus discos.

Fuente: Cubanet.org