El juego del terror

Poco tiene que ver mister K con cualquier liberación de rehenes de las FARC. Apenas un elemento de propaganda para mostrar que la buena voluntad está del lado del dictador venezolano y no del presidente Uribe. Todo el operativo tiene el sello de la colaboración, la extensión de los movimientos propagandísticos de la guerrilla narco marxista.

Los Kirchner saben que los Estados Unidos ven así a toda esta farsa y por eso vincularon la investigación de que son objeto en Miami con esa cuestión. Buenos son los que liberan rehenes. Malos son los que estorban las liberaciones al no negociar. Buenas son las FARC, malos son los que no los dejan liberar a sus secuestrados. El juego es idiota pero funciona con muchos medios de prensa defendiendo posiciones de izquierda a toda costa.

El terrorismo actúa sobre la gente común. Busca confundirla. Que no sepa ya identificar quienes son las víctimas y quienes los victimarios. Los Kirchner son herederos de esa tradición terrorista y el ala izquierda del Departamento de Estado creyeron que podían usarlos  a su favor ¿Mary Anastasia O’Grady no se los advirtió?

Hugo Chavez decidió hacer del “bolivarianismo” el Herri Batasuna de las FARC y nuestro primer damo se sube a cualquier carro que un déspota con tantos dólares le ofrezca.

Si los K trabajaran para nosotros deberían estar ocupándose de Pilar Bouza.