La libertad ganará

La libertad ganará

La libertad va a ganar, es cuestión de tiempo. Si en este momento hay una ola furiosa para destruirla, llegando al punto de negar todo fin individual, como lo hizo el rock star pope Francisco, o rechazar a la austeridad como un parámetro para el gobierno, como hizo el nuevo líder del laborismo británico Jeremy Corbyn, o proliferan los líderes confiados que compiten por decir insensateces como Pablo Iglesias, la paciente psiquiátrica Kirchner, el personaje de comedia Morales o los dictadores a lo Woody Allen Maduro y Correa; si las universidades cooptadas a los codazos por esa izqueirda, tienen que defender anticonceptos, promover el control del pensamiento y los noticieros de la misma fe tienen que hacer de cada tormenta una factura para la gente que actúa para progresar, es porque esa ensalada de delirio contra el sentido común, es todo lo que tienen. Esta es la ola desesperada de los que piensan que no tienen ningún rol que cumplir si se excluye el uso de la fuerza para sus cruzadas morales, que son inmorales.

Ellos parecen ser conscientes de que si no destruyen todo, cosa que no podrán, la gente será libre. Nuestro trabajo es contestar tonterías.

Se subió al pedestal y dijo

La señora dice que se aprovechan de ella porque es mujer y siguiendo la cansadora línea de victimización habitual del kakismo se proclamó objeto de una conspiración de los malos. Bush incluido. Según el canciller venezolano en esta maniobra también está “la derecha“.

Si algo faltaba para confirmar la complicidad del gobierno argentino con el venezolano, surge con claridad que están coordinando las estupideces que dicen. Tanto la señora como el canciller venezolano coincidieron en inventar que con esta investigación el gobierno norteamericano, que está cansado de demostrar que la Argentina le importa un pito, está tratando de boicotear la creación del Banco del Sur. Seguro que este es el principal dolor de cabeza pero no solo de Bush sino de todos los gobiernos del mundo. Como sea, los gobiernos de Argentina y Venezuela están manejando la comunicación de este escándalo de manera conjunta.

Esto dijo el canciller venezolano:


powered by ODEO