Nuestros “progresistas” no son únicos ni orignales como se ve en este artículo de Donald Boudreaux […]