Che Santana ¿Estás haciendo campaña contra Neshtor?

La banda kirchnerista aduce que los gobiernos que no llevan adelante su lista corta de medidas es directamente diabólico. Contrataron al señor Santana para advertir a todos que Macri representa una amenaza a estas cosas:

  1. Estatizaciones, con particular énfasis en Aerolíneas e YPF.
  2. Matrimonio extendido al que llaman “igualitario”
  3. Subsidios directos del llamado plan “Asignación Universal por Hijo”.

Hay otras, pero esos son los totems de esta religión.

El dato curioso es que ninguna de las tres políticas fue llevada a cabo durante el gobierno del supuesto prócer y adorador de las cajas fuertes Néstor Kichrner. Es decir, al marido de la señora que nos gritó ocho años, puede ser considerado tan “enemigo del pueblo” como el propio Macri. Ninguna de las tres cosas fue anunciada en las campañas electorales ni del 2007, ni del 2003, no figuraba en las plataformas, ni Echarri las estaba pidiendo.

Las Estatizaciones principales fueron hechas durante el gobierno de la señora, incluyendo Aerolíneas, YPF y Ciccone. Un desastre las tres, pero consiguen que la oposición se sienta obligada a decir que no amenaza con corregir estas aberraciones.

El matrimonio extendido fue promovido también durante el gobierno de la señora. Es cierto que su marido estaba en la Cámara de Diputados y fue el promotor, pero no lo hizo siendo presidente. Su presidencia estaba manchada de esta omisión, en los términos de la campaña del señor Santana. Hay una razón por la cual al amante de las cajas de seguridad no le interesó para nada impulsar semejante reforma antes. Esa razón es que Bergoblio se oponía completamente a ese tipo de medidas y estaba intentando detener una reforma abortista. El problema es que Kirchner, que solo quería dañar a Bergoglio porque se reunía con la oposición, no podía usar el aborto porque su mujer no quería. Entonces se convirtió en el jefe fanático de la campaña por el matrimonio gay. Si, fue nada más que para joder al actual Papa Francisco. Un trucho completo; nunca fue otra cosa.

El tercer caso como se sabe era una idea de Elisa Carrió y que durante el gobierno de la señora se usó para ganar las elecciones.

En resumen, de acuerdo al credo de chicle bazooka de la revolución kirchnerista y la campaña del señor Santana, si Macri es el anticristo porque no mantendría semejantes logros, entonces su marido también hizo un gobierno macrista.

No alimente a las personas

No alimente a las personas

Captura de pantalla 2015-11-01 a las 1.08.33 AMLos ambientalistas saben muy bien que alimentar a los animales salvajes los pone en peligro. Pierden sus habilidades para conseguir alimento y se vuelven dependientes de la mano humana.

Los voceros de la propaganda oficial suelen “acusar” al macrismo de querer suspender el programa de subsidios llamado “asignación universal por hijo”. Los amarillos se declaran inocentes de tener tal propósito y pueden exhibir entre sus filas a la autora del proyecto Elisa Carrió.

Está bien, estamos en campaña electoral y no se pueden esperar grandes dosis de realidad, menos después de más de una década de mentiras. Pero nadie dice lo que debería decirse: “No alimentes a las personas”. Son más que animales, quiere decir que disminuirlas al papel de recibir lo necesario para subsistir es un crimen perverso, que las deshumaniza y las transforma en improductivas, decadentes y dependientes. Es lógico hacerlo si el propósito es reducirlas a la servidumbre, pero en el nombre de su propio bien, hay que ser por lo menos muy negador o muy idiota.

Un proyecto político basado en el mantenimiento de una parte de la población sólo puede calificarse de maléfico. No he visto a nadie que necesite demasiada explicación cuando lee el cartel que se puede encontrar en todos los parques nacionales, también en la Argentina. No hay mucho que demostrar entonces sobre qué le hace a una persona tratarla como incapaz. El problema es que el que reparte tiene poder y el poder incluye el hacerse dueño del bien y del mal; criticar la alimentación a humanos es criticar al poder. En cambio los que arrojan pan a los pájaros, son nada.

Lo que es válido para la alimentación lo es para todas las otras necesidades de la vida. Los “buenos” crean “derechos” y sus beneficiarios se transforman en subanimales dependientes, capital político para el demagogo y el narcisista fanfarrón.

Captura de pantalla 2015-11-01 a las 1.15.36 AMEl ser humano cría gallinas, patos, vacas y otro tipo de animales que nunca tienen que preocuparse por la supervivencia porque tampoco volverán a las condiciones naturales jamás. El bienestar termina cuando al final del tratamiento, nos los comemos.