Señores de Shell consigansé un abogado

La empresa Shell está bajo amenaza de llevar a prisión a sus directivos aplicando la ley de abastecimiento por iniciativa del policía de los precios Guillermo Moreno y se le ocurre defenderse esgrimiendo el manual del buen progre lector de Página doce y televidente de Majul: “señor juez, estamos siendo discriminados“.

Yo mismo hubiera rechazado un amparo tan estúpido. El problema acá no es la “discriminación” sino la inconstitucionalidad de esa ley autoritaria y la pretensión del estado de apoderarse de mercarderías que pertenecen a la empresa más el abuso de autoridad de los funcionarios. Si hay una “desigualdad” podrá usarse como defensa secundaria en el juicio penal, pero hacer un amparo basado en tonterías progres cuando se es víctima de abusos progres es lo último que debería hacerse.

El principal problema que tienen las empresas es que queriendo adaptarse a los “nuevos tiempos” contratan directivos y profesionales que piensan como el kirchnerismo y carecen por completo de convicciones cuando las tienen que defender de todos estos sátrapas.

Como diría doña Rosa: jódanse. Preparen el ajuar.