Las provincias deben independizarse

El primero de Mayo de 1853 y después de cuarenta años de divisiones e incoherencias políticas, la Argentina logró la unión nacional sancionando una constitución. No se trata solo de la piedra fundamental del sistema jurídico y político del país, sino también de un pacto federal por el que las provincias históricas dieron origen al estado nacional bajo sus condiciones.

Un siglo y medio después mucha agua ha corrido bajo el puente. De la primitiva autonomía provincial queda poco. Al costado del sistema constitucional se erigió una realidad política que lo sobrepasa, unitaria, despótica, con gobernadores que sirven al partido oficial y una presidencia omnímoda que de acuerdo al pensamiento que predomina carece de responsabilidad. La facción que gobierna lo hace a través de una caja con la que somete a los gobernadores y mantiene a sus partidarios a los incentiva a hostilizar a los ajenos.

Peor es la situación del fundamento liberal de aquél pacto de unión, no solo ha desaparecido sino que coinciden todas las ofertas partidarias más relevantes en rechazar los principios que además de dar origen a la Argentina como país en aquella constitución, motivaron el inicio de su proceso de independencia.

La Argentina de 1853 no existe más y por lo tanto tampoco el compromiso de las provincias que ni siquiera cuentan con la posibilidad de contar con sus propios recursos. El estado nacional a su vez no presta servicio útil alguno al ciudadano, es un enorme barril sin fondo del que distintas bandas se quieren apoderar invocando cualquier doctrina justificatoria a mano. Se trata de un negocio que no tiene vestigios de orden legal, cuyo fin es servir a los objetivos de una banda a cargo con la anuencia explícita o la indiferencia de otras bandas en competencia.

Los recursos de muchos municipios alcanzarían para financiar todo tipo servicios públicos locales por mucho menos de lo que el estado nacional les extrae.

Todo esto lleva a una conclusión que ya es obvia. El estado nacional no sirva para nada y las condiciones que obligaban a las provincias a mantenerse unidas a la nación han desaparecido para siempre.

El debate sobre la independencia de las provincias debe comenzar.

11 thoughts on “Las provincias deben independizarse

  • November 30, 2013 at 4:21 am
    Permalink

    O sea que básicamente el "modelo" no sólo atrasa 70 años, sino que también lo hace un poco más hacia atrás. 160, según mis cálculos. Cleopatra Filopator un poroto.. ésta es Cristipatra Velocirraptor VII. Es sorprendente cómo todavía no nos borraron del mapa los de afuera. Se nota que no se avivaron.

    Reply
  • November 30, 2013 at 4:35 am
    Permalink

    "el día que Argentina entre en guerra corrientes estará con ella"….
    "la republica federal de tucuman"
    "santiago no es solo autonoma es libre" Pedro Domingo Isnardi
    "nosotros elegimos un protector no un amo" Nicolás Laguna

    "cordoba no le debe nada a buenos aires, cordoba es independiente de ese puerto de traidores" José Antonio Cabrera

    “La Federación ha salido del gaucho, del rancho, del aislamiento de la provincia, de la barbarie; pero tenía una base poderosa y duradera: el pueblo…Cada provincia interior se reconcentró en si misma, y al fin se fueron creando relaciones por la guerra, por las alianzas de los caudillos, por los tratados, eran libres y lo seguirán siendo" sarmiento

    ——–

    la verdadera sedición es terminar con el estado , los "provincianos" más que los porteños que si bien ladran y se preocupan por la Polis… hace tiempo dejaron de ser hijos de los barrios porteños, encarnan mejor la independencia que cualquier habitante de ciudades… el concepto de propiedad privada que tiene un provinciano y sobre todo el gringo mestizo del norte argentino, ahí donde mas se nota la pobreza, es increíblemente privatista…. falta ir a salta en la frontera con bolivia para ver como de manera privada el mestizaje le mete plomo a los bolivianos cuando se meten en sus tierras.

    El sentido de pertenencia y rebeldía con el estado se encontrará más en el interior que en buenos aires… la identidad anti-estado subyace a los origenes del mestizo…. lamentablemente quienes mejor entendieron esto y lo supieron explotar fueron los señores feudales-

    “El argentino hallaría su símbolo en el gaucho y no en el militar, porque el valor cifrado en aquél por las tradiciones orales no está al servicio de una causa y es puro. El gaucho y el compadre son imaginados como rebeldes; el argentino, a diferencia de los americanos del Norte y de casi todos los europeos, no se identifica con el Estado. Ello puede atribuirse al hecho general de que el Estado es una inconcebible abstracción; lo cierto es que el argentino es un individuo, no un ciudadano”. Borges-

    Reply
  • December 1, 2013 at 12:27 am
    Permalink

    Tengo la suerte de conocer el pais de punta a punta. La verdad que en mucha ocasiones, al estar en los lugares mas recondidos, me he preguntado que hacian esas personas dependiendo de lo que se decia a mil, dos mil y hasta tres mil quilometros de donde estaban.

    Reply
  • December 1, 2013 at 2:57 pm
    Permalink

    TAL CUÁL! YO SIEMPRE DIGO LO MISMO. JAJAJA

    Reply
  • December 1, 2013 at 8:15 pm
    Permalink

    El gobierno nacional es una gran mafia: si estás con él, te salvan y si no estás, te demuelen. Igual que en la Edad Media, llegan a matarte si no pertenecés. Como decía aquella propaganda de American Express " pertenecer marca la diferencia". Con el Poder Judicial que tiene un solo ojo vendado, seguiremos sufriendo las desigualdades, desde una provincia hasta los simples ciudadanos que no escuchan ni les importa un comino nuestros reclamos. Corrupción y fascismo nos gobiernan. Qué hacer…..?

    Reply
  • December 2, 2013 at 1:02 pm
    Permalink

    El comentario es interesante porque abre el debate pero no estoy todo de acuerdo. Hay provincias que son un invento político, no pueden financiar siquiera sus propias instituciones, inclusive las históricas y hay otras que debido a su abundancia de recursos hasta podrían constituirse en países independientes. Argentina es un país muy desigual desde el punto de vista geográfico y por eso no creo aplicable el sistema federal al estilo USA o Brasil.

    Reply
  • December 4, 2013 at 9:49 pm
    Permalink

    Me parece interesante tu comentario, y me quedé pensando en donde radica el potencial de riqueza de una provincia, region o pais, si en la geografia o en la inteligencia de las personas….Que imperio economico construyeron los japoneses sobre una roca estéril……….

    Reply
  • December 5, 2013 at 1:22 am
    Permalink

    Gracias. Efectivamente hay naciones pobres en recursos, pero que tienen un gran potencial a nivel personal y eso se nota en la grandeza y visión de la clase dirigente que las gobiernan. Volviendo al comentario de José Benegas, lo que quiero significar es que no todas las provincias se podrían independizar si quisieran; la mayoría son inviables y solo dan para Territorio Nacional, Departamento o Partido de una más grande. Los mejores ejemplos son La Rioja, Formosa, San Luis.

    Reply
  • December 10, 2013 at 2:48 pm
    Permalink

    Y si empezamos algo como"federales contra unitarios."..que quieren inventar, por Dios!!!!!!!!!

    Reply
  • Pingback: Semana e furia y el doble efecto Sobremonte | La Caja de Pandora Online

Leave a Reply