Modelo contra el modelo

Algo que pondría a prueba qué tanto cree el oficialismo en un “modelo”, sería ver si están dispuestos a aceptar ser tratados bajo las mismas reglas de juego que aplican ellos y que dicen que es lo mejor que le ha pasado al país, tal vez al mundo, en toda su existencia.
La continuidad del “modelo” llevaría a excluir a todo kirchnerista de cualquier cargo público, a investigarlos a todos pero no en la justicia a aquellos que hayan incurrido en actos de corrupción, sino mediante espionaje de la secretaría de inteligencia, cuyos informes se transformarían en notas de periodismo militante anti K pagado con fondos públicos. Una AFIP también militante estaría todas las semanas en los domicilios de los oficialistas actuales, de la farándula K, buscando cualquier cosa que pueda perjudicarlos. Otro periodismo militante pero de signo contrario al actual enchastraría a los muchachos de Carta Abierta mezclándolos con cuanta cosa sucia se pueda imaginar. Se darían premios por cifras importantes a gente que odie a los kirchner, se harían extracciones compulsivas de ADN a los que votaron el robo de los fondos de las AFJP, se intervendrían sin indemnización alguna todas las empresas de los K, de amigos de los K, de admiradores de los K, desde multimedios hasta productoras publicitarias. Todos serían sometidos al insulto y el agravio de un ejército de inútiles que recorrerían las redes sociales pagados por el estado para hacer antikirchnerismo. En las escuelas se impartirían cursos para enseñar a los niños a odiar a Cristina Kirchner. Se amenazaría a todo el que los elogie y se les ofrecería contratos millonarios a los que tengan algo negativo par decir de ellos o lo inventen. Ni siquiera haría falta que fuera algo inteligente, dado que el modelo no exige tal cosa.
Se podrá robar, mentir, esconder información, despreciar y asustar siempre que se mantenga la posición antikirchnerista. Los antikirchneristas no podrán ser investigados.
En fin, serían infinitas las posibilidades de darle continuidad al “modelo” cuya aceptación podría convencerme de que tal vez los kirchneristas crean en algo más allá de sus intereses inmediatos y en una falta total de escrúpulos para perseguirlos. Pero dudo que estén dispuestos a aceptar que se les haga lo que ellos hacen, que se los trate como ellos tratan a los demás y que el estado pueda utilizarse para destruirlos como facción y premiar a sus enemigos.
¿Puede universalizarse el kircherismo? ¿Podemos hacerles a ellos lo que ellos nos hacen a nosotros? ¿Que otra medida kirchnerista se te ocurre que se les podría aplicar?

3 thoughts on “Modelo contra el modelo

  • January 19, 2013 at 5:21 pm
    Permalink

    Podria hacerse publica la informacion fiscal de cada uno de ellos. Que y cuanto le regalan a sus hijos y nietos. Donde cenan o que jabon de tocador usan. Sacarle fotos a sus autos cuando deben plata y publicarlas en internet.
    En fin hacer publico lo privado de esta gente, tal cual el modelo.
    Muy bueno Doc!

    Reply
  • January 20, 2013 at 1:24 am
    Permalink

    Exelente idea,amigo mio,aunque yo le agregaría por lo menos tres cadenas nacionales por semana para que en tono altanero y sobrador ,se pudiera ir anunciando medida por medida y/o resultado,agregando con descuido intencional:…”hay que tenerle miedo a Dios y a nosotros un poco “….
    También sería importante hacerles notar nuestra falta de respeto por su inteligencia,si bién coincido con Ud. que ni siquiera hace falta que sea algo inteligente,dado que el modelo no lo exige.

    Reply
  • January 21, 2013 at 4:40 pm
    Permalink

    Se imaginan a los militantes de la Cámpora trabajando de sol a sol y viajando en los trenes de la muerte, resistiendo piquetes, sin custodia enfrentando a los delincuentes comunes? Y todo para ganar el sueldo promedio y dejarle la mitad al gobierno garka del momento?

    Reply

Leave a Reply