Voces ultra conservadoras contra el Tea Party

Las voces del mainstream suenan escandalizadas con el Tea Party ¿Quiénes son estos? sostienen desde Paul Krugman al diario El País y por supuesto todos los diarios argentinos. Los llaman los “ultraconservadores” y se sienten tan amenazados que ni consideran los distintos matices que hay dentro de ese movimiento heterogéneo en el que conviven desde la derecha religiosa norteamericana a libertarios cansados del Estado Federal. En realidad todos coinciden en el cansancio con el Estado Federal.

El problema para las voces indignadas es que el Tea Party cuestiona el modo en que han vivido, el statu quo del hiper endeudamiento y el festival de deuda mundial con todas sus comisiones. El mundo tal cual lo conocen, lo aprovechan o lo informan. Si no llega a ser cierto que se puede vivir de prestado y que los problemas de excederse del gasto público se solucionan con más gasto público y elevando el límite de deuda qué será de ellos.  O si el secreto de vivir en paz fuera una fórmula tan sencilla como mandar a muchos políticos y funcionarios a casa para que la gente productiva se aproveche de lo que hace y no los parásitos. Si fuera verdad que lo que está empobreciendo es el “gasto social; sus vidas quedarían vacías, sus credos con los que se han subido a todas las lomas a explicarles a los demás en qué consisten los secretos de la vida y con los que se han reído de la gente responsable, caen en desuso. Esos que vienen, que nadie los conoce, que no forman parte de los acuerdos generales que siempre han primado en Washington, esos que tocan el mundo al que no pertenecen, son vistos como una molestia intolerable, gente que delira. Sienten que están por matar a Keynes en su propio palacio (un homicidio que muchos esperamos que ocurra de una buena vez).

¿Quiénes son entonces los ultra conservadores? El argumento de los loquitos que vienen a alterar las reglas de juego que no entienden nada no podría ser más cerrado. Hasta han pasado del pacifismo antiyanqui a poner el grito en el cielo por la reducción de los gastos de defensa de los Estados Unidos.

Pareciera que hay que compartir todo lo que dicen los miembros del heterogéneo Tea Party en lugar de darles razón en varios de los puntos más importantes, porque si no la Corte del Sistema va señalando a los herejes.

Ahora viene China a repetir las mismas cosas que esos advenedizos: basta de deuda y de gasto social, Estados Unidos vuelvan al capitalismo y aten de manos a su sector público. ¡A dónde iremos a parar!

6 thoughts on “Voces ultra conservadoras contra el Tea Party

  • August 6, 2011 at 12:46 pm
    Permalink

    Incluso en los Estados Unidos, las críticas que le han hecho al Tea Party son descabelladas. Irresponsables, inconscientes, locos. Biden los llamó “terroristas”; Harry Reid “infieles”. Las de Reid me causan risa. ¿Infieles a qué? ¿Al Dios Estado?

    Reply
  • August 6, 2011 at 4:26 pm
    Permalink

    Tenian razón los Padres Fundadores en desconfiar y retacearle poder al Gobierno Federal.

    Reply
  • August 7, 2011 at 9:13 pm
    Permalink

    En el fondo de todo socialista reside un irresponsable, esos, que parecen ser los buenos, han dejado un sendero de atraso y miseria.

    Reply
  • August 8, 2011 at 11:13 am
    Permalink

    Está muy bien, José.
    Es tal como lo describís y más todavía.
    Si podés, hacete del libro de Alberto Benegas Lynch “EEUU contra EEUU”, es muy esclarecedor al respecto aunque haya sido escrito antes de la eclosión del Tea Party

    Reply
  • August 8, 2011 at 11:29 am
    Permalink

    Me hace acordar un poco al horror de muchos ¨pensadores¨ locales horrorizados por el voto a outsiders al circuito político.

    Reply
  • August 13, 2011 at 2:41 pm
    Permalink

    Me parece equivocado este post. Los miembros del Tea Party se caracterizan por un nivel de incultura llamativo y por proponer / prometer cosas sin jamas dar soporte concreto a nada. El plan que presento Paul Ryan era inconsistente y los propios republicanos tuvieron que salir a decir que no estaban de acuerdo.
    Escucharon hablar a Michelle Bachman?

    Otra cosa, por que ninguno de estos se opuso al enorme gasto que significo la invasion en Irak y Afghanistan? Ese no es un Estado interventor acaso? Yo prefiero un Estado que intervenga lo menos posible, pero si lo va a hacer en forma corrupta y generando distorsiones, prefiero que vaya a Medicare y a los pobres. Pero insisto, prefiero que no se meta.

    Reply

Leave a Reply