Archives for September 2010

CEFERINO REATO: UTILIZAN LA HISTORIA EN FUNCIÓN DE LOS ENEMIGOS DEL PRESENTE. INTERPRETAN QUE MAGNETTO LOS TRAICIONÓ. JACOBO TIMERMAN, GRAN PERIODISTA Y NOTORIO GOLPISTA. “LA TARDE” TAMBIÉN FUE FINANCIADO POR GRAIVER

CEFERINO REATO, escritor y editor jefe de Perfil, autor de “Operación Primicia”, la historia del intento de los montoneros de copar el regimiento de Infantería de Monte 29 en Formosa el 5 de octubre de 1975. Programa especial y entrevista de José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1mhz

Audio 1:http://josebenegas.posterous.com/audio-14-ceferino-reato-utilizan-la-historia
Audio 2:http://josebenegas.posterous.com/ceferino-reato-en-esta-lengua-es-mia-audio-23
Audio 3:http://josebenegas.posterous.com/ceferino-reato-en-esta-lengua-es-mia-audio-34

Reato revela detalles esclarecedores del episodio que interpreta decidió el golpe militar de 1973 y que volcó en su libro. También habló de la manipulación de la historia para resolver problemas políticos del presente por parte del gobierno y se refirió a la arremetida oficial contra Papel Prensa al señalar que también el intento de copamiento del regimiento al que se refiere su libro también fue posible gracias a los fondos obtenidos por Montoneros en el secuestro de los hermanos Born (audo 2, minuto 4.30) “Montoneros en esa época tenía recursos para tirar para arriba porque. Ellos cuando crean el ejército montonero se encuentran con los problemas de los recursos y se les ocurre secuestrar a los Born y ahí sacan 60 millones de dólares que fue el secuestro record en el mundo porque equivalía a una tercera parte del presupuesto de defensa de todo el país para el año 75… parte fue a Cuba y parte fue administrada por David Graiver que era un banquero en ascenso que no tenía muchos pruritos a la hora de elegir de dónde sacar recursos”
Sobre el modo en que explicó el gobierno el traspaso de las acciones de Papel Prensa a Clarín, La Nación y la Razón, Reato agregó que “Yo creo que ahí la presidenta cometió un gran error y me parece que es un exceso que les está costando caro porque Graiver es una persona muy atacable y hay muchos libros escritos como para darle mucha credibilidad a esto de que fue el banquero en parte de los Montoneros. No solo de los Montoneros, pero también de los Montoneros. Y además el propio Perdía en su libro de 1997 lo reconoce y dice ahí que después de la muerte los que quedaron a cargo del clan Graiver les ofrecieron a ellos distintas alternativas para saldar la deuda que incluían acciones de Papel Prensa y de La Opinión. Entonces acá cae también otra persona muy glorificada en los últimos años, Jacobo Timerman, gran periodista, pero también notorio golpista, no solo en el 76 sino también en el 66… y como Graiver era el socio capitalista de Jacobo Timerman en La Opinión, también queda manchada un poquito la figura de Timerman y de su hijo Héctor, también además vinculado indirectamente, porque el vespertino La Tarde del cual era director, también fue financiado por Graiver. Hay libros que cuentan que Graiver tenía una especial estima por este proyecto del vespertino y lo seguía directamente” (minuto 6.10) “Graiver era una persona que no le hacía asco a nada… el había comenzado con un banco asociándose a un obispo que era de la derecha de la Iglesia de La Plata. Después parte de sus empresas eran asesoradas por el estudio de Martinez de Hoz, tenía buenas relaciones con Lanusse porque él había sido funcionario de la dictadura de Lanusse en la órbita del ministerio de acción social con Franciso Manrique. Tenía relaciones buenas también con Viola y Videla que eran la dupla fuerte del ejército. Tenía buenas relaciones con el Mosad porque él decía que era un protegido de los servicios secretos de Israel, tenía buenas relaciones con la prensa…., con Bel Gelbard, era un poco el delfín de Gelbard” Respecto al gobierno, señaló que “ellos usan la historia de acuerdo a sus intereses del presente… ellos se pelean con el grupo Clarín, ellos interpretan que en el conflicto del campo, Magnetto, que es el número uno de Clarín no los ayudó y los combatió y ellos interpretan que eso es como una traición. Entonces en esa falsificación de la historia dan una vuelta más y tratan de embarcarlo a él principalmente en un delito de lesa humanidad cuando fue la transferencia de acciones del clan Graiver a la Nación Clarín y La Razón… lo cierto es que ellos lo que hacen es utilizar la historia en función de los enemigos del presente”

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

Abel Posse sobre las tomas de colegios: Se quiere arreglar las cosas declarativamente y no ejecutivamente. Su salida relacionada con divergencias en el Macrismo.

  
Download now or listen on posterous

Sound 7.mp3 (10146 KB)

Abel Posse, ex ministro de educación del Gobierno de la Ciudad, entrevistado por José Benegas en Esta Lengua es Mía por FM Identidad 92.1 (audio)

Refiriéndose a la toma de colegios en la Capital Federal señaló “yo ya lo vi y fue como una llamarada mi presencia, en donde trataron de incinerarme con acusaciones falsas pero que yo simplemente me acerqué a pedido de Macri con la idea de hacer algo para que no se repita eternamente este ruptura anárquica, esta presencia desoladora de una educación que va a menos… donde la optimización de la escuela parecería un problema secundario al lado de estos problemas politizados, donde hay además una especie de anarquismo juvenil de creer que se puede hablar de igual a igual con un profesor de 30 años de carrera, hay falta de tolerancia y de diálogo y cierto grado de insoportable insolencia que no pasa en ningún lado del mundo. Los jóvenes de 14 o 15 años hablan como si estuvieran en una carrera política demagógica.”.

Señaló que en su corto período como ministro, se encontró con “una caída total, con una politización cobarde y con una falta de intervención de la gente de la política que es más responsable… Yo ofrecí el gran debate que todos me reclamaban”.  Habló de recuperar el modelo sarmientino de educación que requiere un compromiso de los sectores políticos, y que ese programa que ofrecía “exigía un compromiso de la clase política y no hubo compromiso, e inmediatamente el mismo partido de Macri empezó a tener divergencias. Digamos que tenemos una clase política que quiere arreglar las cosas declarativamente pero jamás ejecutivamente. Eso es lo que yo encontré”.

Relacionó su salida con falta de voluntad, “entendieron esto como un problema de Macri, entraron las envidias políticas de la oposición, el rencor del gobierno nacional hacia la Ciudad Autónoma. Entonces esta fue la experiencia que yo tuve, de la cual no me desdigo en una sola palabra. Fui acusado, me dijeron que a fin de cuentas yo era un fascista porque quería que los estudiantes estudien, porque se cumplan más días que los mínimos que fija el estándar argentino que no se había cumplido” (minuto 6) 

Posted via email from Digo yo

No Comments

%d bloggers like this: