Obama y su marketing a costa de los aliados

Un buen ejemplo de lo que puede significar una política de concesiones a costa de aliados como la que lleva a cabo la administración norteamericana en Honduras, prestándose al encuadre arbitrario estilo Telesur de los acontecimientos, es la respuesta que obtiene de los mismos a los que quiso calmar.

Latinoamérica podría convertirse en un verdadero polvorín por esa vía. Chavez debería estar más aislado que nunca y el falso democratismo sobre ese país centroamericano que a duras penas consiguió deshacerse de un dictador, le ha dado un protagonismo que ni podía soñar que se le regalaría desde “el imperio”. Chavez, más FARC y el narcotráfico, más Irán en la región, un confundido a cargo y no se necesita mucho más para armar un gran embrollo que ni Carter habría podido superar.

Honduras no es siquiera la principal muestra de esta política de intentar apaciguar a los enemigos enojados sacrificando a los aliados. Algo similar ocurre respecto de Israel.

8 thoughts on “Obama y su marketing a costa de los aliados

  • July 26, 2009 at 2:00 pm
    Permalink

    Y si, nada es perfecto. Los yanquis le erraron como a las bochas y algún dia lo tendrán que aceptar. Salvo que ellos también se estén volviendo Chavistas. . . . . .¿dificil no?

    Reply
  • July 26, 2009 at 3:18 pm
    Permalink

    El capricho emocional, le regalò la presidencia a Barak Hussein.
    El costo lo estamos viviendo y recièn empieza.
    A propòsito, los republicanos se olvidaron de clonar a Ronald Reagan?
    Por las dudas, viò?
    Todo puede ser siempre peor, y Barak Hussein intentarà batir los records del recordado Jimmy, sin duda.
    A èsta altura, hasta los lìderes demòcratas como Bill Clinton se deben querer cortar las bolas.
    Como las revoluciones en ese gran paìs se hacen dentro de las instituciones, es de esperar que surga el anticuerpo.
    O sinò, una remake de JFK sin duda, el ala dura estarà elucubrando.
    Como contrapartida, Honduras ha provocado un acontecimiento, que qedarà en la historia Sudaca, como algo a imitar. Claro que para esa lectura falta un tiempito de maduraciòn.
    Iràn no dudarà en aprovechar jugar en cancha enemiga, dada la pobreza de convicciòn de USA, respecto a trazar lìmites.
    Y el estropicio que un Chàvez o el iranì puedan provocar, con consecuencias de miles de muertos, no se le perdonarà al mulato.
    Pero como siempre con los politicocorrectismos, serà tarde.
    sinò, recordemos la advertencia de Churchil, que acà citamos varias veces, cuando les temblò el pulso a los lìderes europeos a al hora de frenar la chifladura nazi.

    Reply
  • July 26, 2009 at 4:09 pm
    Permalink

    Barak Obama como Hugo Chávez y otros tantos demagogos con desmedidas ambiciones de poder, son dependientes totales de los medios de prensa y de la “imagen pública”. Necesitan llamar la atención del público para consolidar su poder, que las cámaras de televisión estén todo el tiempo enfocando hacia ellos. Para eso necesitan conceder todo lo que el populacho les reclame.
    De otra manera no se puede entender porqué estos políticos actúan así, de manera transgresora, rebelde, como si fueren adolescentes que se rebelan contra el orden establecidos y pretenden cambiarlo sin saber porqué ni cómo hacerlo.
    En el caso de Hugo Chávez ya es sabido porque preside una republiqueta bananera que se merece tener un dictador inmoral, ladrón y sabandija como Chávez, es después de todo un gobernante de la misma clase que su pueblo, pero no es así tratándose de los Estados Unidos. En este país hay un estado de derecho, un anhelo que todos los ciudadanos están de acuerdo en conseguir y que han creado todas las instituciones y direccionado su política en ese sentido. La política de Obama parece estar yendo en el sentido que mencioné antes: adolescente, rebelde, inmaduro. Nunca en la historia los Estados Unidos sacrificaron un aliado en pos de conciliarse con un estado declaradamente enemigo. Todos los gobiernos, tanto republicanos como demócratas apoyaron a Israel, y ninguno permitió que el comunismo y el socialismo se extiendan en el continente americano.
    No creo que esta política les resulte barata a los demócratas. Todavía es temprano para que la sociedad estadounidense advierta lo grave que puede ser para su país abandonar a sus aliados. Pero tengo confianza en que el pueblo de los Estados Unidos lo advierta pronto. Allá no se tardan tantos años en darse cuenta de los errores como en este país.

    Reply
  • July 26, 2009 at 8:39 pm
    Permalink

    ¿Qué Clinton? ¿Hilaria????

    Reply
  • July 26, 2009 at 10:56 pm
    Permalink

    Yo no diria que los yankees la erraron al votar a obama…. simplemente han votado lo que decadas de adoctrinamiento, correcciòn politica y lo que un ataque sistematico a las bases mismas de su propia prosperidad les ha dico que tenian que votar….no quiero sonar fatalista pero los reclamos y exigencias de la sociead norteamericana son los mismos que se ven en cualqueir republiqueta latinoamericana o europea…Es decir la moral y la vitalidad de la gente que hoy habita en el territorio bajo juridisdicciòn del gobierno que se asienta en Washington , ha sido quebrada, todos estan esperando que sea el gobierno el que les resuelva sus problemas particulares, los politicos han pasado a ser los protagonistas de sus vidas en vez de su trabajo, la preocupaciòn de la gente comun pasa por ver como hace para apropiarse de una parte creciente de la riqueza que no ha producido y que voluntariamente nadie les cederia…es decir estan, al igual que nosotros en un proceso de desintegraciòn social en donde todo el mundo le quiere pasar la cuenta a otro, sin ver que son los politicos y sus entelequia, EL Estado, el que nos pasa la factura a todos nosotros…

    Estoy firmemente convencido que la civilizaciòn moderna, bajo el liderazgo de la cultura occidental ha entrado en un periodo de decadencia acelerado que dificilmente pueda revertir. Esto ya sucediò, y exactamente por las mismas causas durante las últimas decadas del imperio romano de occidente (desde el edicto de Dioclesiano en adelante) y lo peor que se intentò resolver todo, utilizando exactamente los mismos mètodos que se queiren utilizar ahora, por lo tanto no espero resultados muy distintos…

    Reply
  • July 26, 2009 at 10:59 pm
    Permalink

    En sintesis, los norteamericanos de hoy no tienen nada que ver ni cultural ni moralmente con aquellos que alguna vez imaginaron y construyeron ese que alguna vez fue un gran pais es donde la gente vivia de su propio esfuerzo y en donde los politicos tenian como misiòn limitar al poder en su capacidad de interferir en la vida privada de los hombres y no como ahora que se vota a los politicos exactamente para lo contrario, para interferir en los asuntos de “otros” hombres para beneficiarse individualmente…..

    Reply
  • July 26, 2009 at 11:47 pm
    Permalink

    Perfecto como siempre el comentario de Leandro.
    La única opción viable para EEUU era Ron Paul y sacó muy pocos votos en las internas.
    Tanto Obama como McCain eran iguales con pequeñas diferencias.
    Y lo peor de todo es que si los republicanos tienen como opciones a Palin o Huckabee, dos payados que se preocupan más por la religión que por la libertad, habrá mucho más populismo en EEUU.

    Reply

Leave a Reply