La hora de enterarse

Seguimos en el reacomodamiento electoral. Hasta Scioli habla de “bajar” las retenciones al trigo y levantar la prohibición de exportar carne.

Todos visitan a la señora y le conceden su “gobernabilidad”, es decir le regalan el poder y el protagonismo que ella y su marido les querían arrebatar de las peores maneras hasta hace unas semanas. Y no es que no quieran seguir haciendoló sino que por ahora no pueden. Encima los blanquean.

La oposición quiere ser “correcta” según los la mirada de los incorrectos que no practican corrección alguna. Buscan mostrarse distintos a los kirchner, mientras que su función es parar a los kirchner que es lo que el electorado les mandó a hacer.

Ayer fue Macri, concediendo la imagen que la señora buscaba y saliendo de ahí sin nada en la mano, a pesar de que iba con una agenda de pequeños reclamitos, como cualquier gobernador que está esperando que el Poder Ejecutivo nacional sea bueno con él y no malo. Primero la foto, después negociamos, todo al revés y manejado por principiantes, que es en general lo que rodea a Macri.

Hoy de Narvaez que aunque parece pensar un poco mejor algunas cosas, con frases como esta: “Fue una reunión correcta y las inquietudes que llevamos son las de la gente: la condición de pobreza e indigencia

¿Cómo se puede tener una reunión “correcta”, hasta amable, con alguien que sostenía que el señor “colo” era casi el jefe del un cartel de la efedrina? ¿Era todo una payasada? ¿Así no más se acepta tomar a la payasada como tal y seguir adelante?Eso es no tomar en serio el uso de la justicia para fines facciosos, jugar con la libertad de la gente para obtener ventajas electorales. Eso no es un acto de generosidad y de perdón, si es que eso creen, sino una brutal irresponsabilidad.

No creo que ningún dirigente esté para expresar “inquietudes de la gente”, eso es algo que sus interlocutores pueden conocer por si mismos, si quieren hacerlo, lo que les toca más bien es solucionar las cuestiones y la legalidad del gobierno que es anterior a encarar el problema de la pobreza ¿O acaso creen que no hay conexión entre la arbitrariedad y la “fuga” de capitales? O peor aún puede que crean que no hay relación entre capitales que se escapan del gobierno y pobreza, y que todo es cuestión de la falta de asistencialismo, que en realidad es parte del problema.

Confunden a la opinión pública. El que tenían ambos en frente, Macri y de Narvaez, era un gobierno financiado con fondos robados de PDVSA, comprador de gobernadores e intendentes con fondos públicos, que usaba los aviones oficiales para la campaña del partido, de un matrimonio presidencial enriquecido en el poder por cantidades de escándalo. No se charla así “amablemente” de las “inquietudes de la gente” con quienes representan semejante colapso de valores.

Se puede dialogar hasta con Jack el destripador, siempre que se pongan sobre la mesa las diferencias. Si es que las hay ¿Las hay?

No creo que la opinión pública pueda entender nunca lo que está sucediendo con estos dirigentes tan confundidos. A lo mejor confundidos por victorias fáciles que sus oponentes les regalan.

7 thoughts on “La hora de enterarse

  • July 23, 2009 at 12:15 pm
    Permalink

    Más de lo mismo,todos los políticos están unidos bajo un mismo signo,la cleptocracia.
    Pan,circo y como novedad: fotos and mímica…

    Reply
  • July 23, 2009 at 12:58 pm
    Permalink

    Relativismo de paladar negro.
    Hannibal Lecter, los convencerìa a èsta “oposiciòn”, que en realidad no era canìbal ni asesino, sino que tenìa hambre y en el fondo querìa a sus vìctimas.
    Dirìa “pido” y lo perdonarìan.
    Còmo se puede olvidar acà, a la rèmora sapròfaga Scioli, subido al palco cuando el loko decìa rodeado de los orcos de siempre, que habìa grupos de tareas, la extrema derecha y el campo golpista?
    El sonreìa aprobando al tiburòn que le dejaba los deshechos y hoy pretende estar alejado y no coincidir con “las polìticas del gobierno”.
    El no tiene salvaciòn, està claro.
    Lo preocupante es que quienes le crean, tampoco la tienen.
    Mientras, la banda montochorra feliz haciendo la plancha, logrando distraer a todos y todos tranquis.
    Lo peor es darle tiempo a un enemigo sin escrùpulos. Se rearma, al menos se le dà una segunda oportunidad para un nuevo estropicio.
    Y en eso coincido con la nota de M. Grondona de ayer “Tierra arrasada?”.
    Sin duda que asì serà y entonces se verà la peor cara de todos èstos.
    La “oposiciòn” entonces, dirà que los decepcionaron.
    Algo asì como meterse a pactar en la jaula del leòn al que se encerrò, se le diò de comer, creyendo que te respetarìa.

    Reply
  • July 23, 2009 at 1:26 pm
    Permalink

    la letra con sangre entra

    Reply
  • July 23, 2009 at 2:18 pm
    Permalink

    Excelente explicación Jose, claro como siempre… Ahora me pregunto, tenemos alguna salida a todo esto??

    Reply
    • July 23, 2009 at 3:11 pm
      Permalink

      Flavia, creo que hay que tratar de inducir una agenda en esta misma gente con tantas limitaciones.

      Reply

Leave a Reply