Supremacía de la voluntad

La contrapartida del rechazo a la realidad es la supremacía de la voluntad enseñaba Ayn Rand. Aquello que puede cambiarse se toma como dado y lo que viene dado se trata ejerciendo alguna forma más o menos explícita de brujería. La más conocida el intervencionismo.

La señora ensaya movimientos como para salir de su derrota por poquito y llama al “diálogo”. Reforma política, la misma que se derogó hace dos años, siempre bajo la gestión reformista de Marta Oyhanarte, otrora reina de la corrección política, hoy funcionaria escondida de las internas abiertas, la derogación de las internas abiertas y la reflotación de las internas abiertas.

Por otro lado “diálogo corporativo” para tratar lo que no se puede acordar, el mundo de la producción y los intercambios. Puja de intereses en lugar de derechos de propiedad y precios. En vez de acordar reglas jurídicas que operen de modo automático y las que todos puedan atenerse ganando o perdiendo demostrando o no capacidad productiva, se sientan a repartir, en una posición en la que el repartidor siempre sale ganando y los repartidos dependen de su capacidad de causar daño en lugar de su eficacia, algo que en general es inversamente proporcional.

Queda por delante un desfile de inútiles, haciendo declaraciones grandilocuentes a la salida de las reuniones. Mucha falsedad y mucho conflicto. Fracaso, mate y Gardel.

8 thoughts on “Supremacía de la voluntad

  • July 10, 2009 at 8:37 am
    Permalink

    En forma previsible, la señora convoca al diálogo solo cuando va en desventaja y tiene algún favor para pedir. Mientras tiene la sartén por el mango, se encierra en la cocina con las orejas tapaditas y los cocina a todos bien a fuego lento.

    Reply
  • July 10, 2009 at 10:00 am
    Permalink

    Ayer en el programa de Mirtha Legrand, Carlos Rotenberg se quejaba de que a la oposición “nada le viene bien” en referencia a la suspicacia con que se recibió el llamado al diálogo de la presidenta.

    Mas allá que se trata de un llamado muy curioso ya que el gobierno está en el poder hace mas de 6 años hay que remarcar que es muy dificil dialogar con la mafia y con los forajidos que hoy son poder.

    Tambien es llamativo la facilidad con la que logran acomodarse en el papel de victimas gente que ha tirado de la cuerda y que ha incitado constantemente a aquellos que no estaban dispuestos a someterse a su designios.

    Reply
  • July 10, 2009 at 11:43 am
    Permalink

    Este parrafo contiene una descripción genial y realista del estado de cosas que nos agobia:

    “Por otro lado “diálogo corporativo” para tratar lo que no se puede acordar, el mundo de la producción y los intercambios. Puja de intereses en lugar de derechos de propiedad y precios. En vez de acordar reglas jurídicas que operen de modo automático y las que todos puedan atenerse ganando o perdiendo demostrando o no capacidad productiva, se sientan a repartir, en una posición en la que el repartidor siempre sale ganando y los repartidos dependen de su capacidad de causar daño en lugar de su eficacia, algo que en general es inversamente proporcional”.

    Reply
  • July 10, 2009 at 12:12 pm
    Permalink

    El discurso de la presidente agrega otra perplejidad a las tantas que tenemos porque pareciera que convoca a diàlogos sectoriales o para decirlo con el tèrmino màs preciso, a una convocatoria muy parecida al proyecto político del fascismo.

    Temo que busque instaurar un corporativismo estatal totalitario y una economía dirigista como lo hiciera el Duce.

    Por eso la oposiciòn con vocaciòn dialoguista debe advertir que no se la està convocando a dialogar sobre principios democràticos y republicanos sobre los cuales construir polìticas de estado y una convivencia civilizada.

    Reply
  • July 10, 2009 at 1:13 pm
    Permalink

    Tengamos en cuenta que el loko sigue manejando TODO desde las sombras.
    Nombrar a Scioli, a Anibal, a tal o a cual o “llamar al diàlogo”, son simplemente desvìos de atenciòn, nuevas zanahorias para tantos burros. Si los hay.
    El diàlogo al que jamàs se someteràn por ideologìa (?) es la libertad de acuerdos y dichos intercambios. La naturaleza de lo natural, que nosotros denominamos liberalismo, sea de mercado o lo que sea.
    De alguna menera ese naturalismo de la libertad les pegò el cachetazao en la cara con las urnas…como siempre pasa, cuando se pretende cambiar las leyes de la naturaleza (en este caso la humana a soportar el maltrato de años y las reglas del nuevo Newton…Guillermo Moreno).

    Reply
    • July 10, 2009 at 4:15 pm
      Permalink

      Gracias Martha!

      Reply
  • July 10, 2009 at 9:34 pm
    Permalink

    La convocatoria al dialogo K es un ardid mas para ganar tiempo licuar los efectos de la derrota y enredar a la oposicion en internas.
    La señora tiene bien en claro lo que hay que corregir para dar el primer paso al díalogo y por alli tiene que empezar.

    Recuerden el jueguito de las “convocatorias al dialogo” con el campo.

    No hay mas credibilidad para los hipócritas simuladores y farsantes.

    Reply

Leave a Reply