El toma y daca kirchnerista de apoyos, favores y silencio a cambio del dinero recaudado por el estado (tudu bem tudo legal) marca el desprecio que esta facción facinerosa tiene por la gente pobre. Así han creado del otro lado verdaderas PYMES de la pobreza, con caudillos que sin creer en nada del verso público del estado repartidor, tienen bien claro que lo que tienen que tocar para trocar son los intereses personales del mandamás. Sobre todo los intereses políticos.

Las PYMES de la pobreza no leen a Hegel, lo que hacen es tapar con estatismo el profundo escepticismo respecto del estado benefactor, muy acertado por cierto, y pactar una relación muy parecida a “la bolsa o la vida”. En Berisso, uno de estos grupos, el “movimiento territorial de desocupados” (MTD) tomó la intendencia pidiendo parte del botín público, quejándose porque el intendente Enrique Slezack es candidato “testimonial” y se dedica a la campaña electoral. Hijo o nieto de inmigrantes tal vez, Slezack aprendió a asociarse a quienes hubieran espantado a sus ancestros, algo estuvo mal en su formación.

Ambas bandas encontraron una entente repartiendo el estado, lo “público”. El intendente podrá seguir haciendo campaña electoral y la PYME mantendrá silencio y se dejará de molestarlo, a cambio de 40 puestos de trabajo. Algo así como la relación que la banda nacional tiene con varios periodistas, igual de descreídos.

Categories:

Tags:

2 Responses

  1. Maravilloso,

    en el país del “salto a la modernidad” el tren bala y la “matriz de diversificación, articulada con la inclusión social y acumulación (de pelotudeces) aumentaremos el valor agregado tecnológico de nuestra producción…………..

    …. con piqueteros cavando zanjas con pala y pico….

  2. Esto publiqué en mi espacio el 19 de junio:

    Fui cliente de Fibertel, durante casi 2 años. Lo que tenía contratado era, conexión a internet de 3mb y cable básico digital, sin ningún paquete premiun ya que ni siquiera miro televisión, el monto por este servicio era de $160.
    El mes pasado me llega una factura por $256, llamo por teléfono y me dicen que se me terminó la promoción y que de ahora en más el valor del servicio era ese. Pregunté si no había más promociones a lo que me indicaron que las promociones eran solo para nuevos clientes.
    Acto seguido, pedí la baja. Me dijeron que para darlo de baja tenía que mandar un mail a socios@fibertel.com.ar con mis datos y motivo de la baja, hice eso y contraté Telecentro esa misma noche. Conexión a internet por 3mb, mismos canales que cablevisión y una línea de teléfono digital con 2500 minutos libres a 149$ final, sin promoción alguna.

    Pero, resulta que al mail que mandé para dar de baja el servicio de fibertel, me contestan con otro mail automático ofreciéndome promociones, entre ellas, la que tenía, cable+conexión $170. Le dí que no y confirmé la baja.

    A los dos días de haber confirmado, me llaman de fibertel, ofreciéndome seguir con el servicio por $150 por mes durante 1 año. Les dije que no.

    Pasados unos 3 días, me vuelven a llamar de fibertel ofreciéndome el servicio al mismo precio al que haya acordado con mi nuevo proveedor, les dije que no.

    Hoy me llaman ofreciéndome mantener el servicio, pero me dicen que me dejan la conexión a internet gratis y solo pagaría 80$ de cable por mes. Obviamente dije que no, ya tengo funcionando Telecentro hace 20 días y el servicio es excelente.

    La pregunta sería ¿cuál es el valor real del servicio de fibertel $256 u $80?
    Sin mencionar el deficiente servicio, utilización de proxy transparente, tráfico internacional nulo, cortes, etc.

    A los que tengan fibertel y estén pagando precios elevados, les aconsejo que pidan la baja, si lo mantienen hasta las últimas consecuencias van a terminar pagando mucho menos de la mitad.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: