He visto pocas cosas tan idiotas como la argumentaci√≥n por la que el Juez Blanco de […]