Para Crítica Digital es una cuestión de destacar que alguien sea “príncipe de la soja” porque eso quiere decir pecador, libidinoso, corrupto, en términos de puritanismo anti lucro. No se es príncipe de la soja, sino propietario y eso no concede por si mismo privilegio alguno. La propiedad es un derecho común que beneficia a todos. Los títulos de nobleza por sangre o pertenencia no pueden asimilarse a la propiedad.

Si el candidato en cuestión, hijo de un importante productor de soja además es senador y obtiene leyes que lo privilegien no es por su carácter de propietario, sino por su carácter de senador. Es decir como político que es la panacea, el tipo de pureza, que los puritanos del lucro ofrecen para contrarrestar a la propiedad. En este caso el señor Olmedo explica que sus propuestas fueron seguidas casi por unanimidad. Se cayó el argumento principal de la nota, pero eso no lo conmovió.

Nunca molesta, parecería que tipos como Kirchner y señora o los periodistas mercenarios sean millonarios. Porque para la izquierda un ladrón estatista es un buen ladrón y esta tarde estará tal vez a la diestra del Señor ¿Podría apurarse un poco señor?

Esta es la cosmovisión, equivocada y obcecada porque todo está ahí para sacar las conclusiones obvias. Pero a eso no iba este post. Qué podría decir la izquierda populista que se basa en la compra de voluntades y no en la difusión de un libro sagrado, si los millonarios compiten en la adquisición con su propio dinero. Nada. La operación más importante es mantener en pie la culpa, para que los millonarios nunca lo hagan.

Cuidado montochorros, no les vayan a comprar la clientela con una oferta mejor, porque entonces no tendrán nada que decir. El dinero hasta estaría siendo “distribuido”, el ideal de “responsabilidad social empresaria”, no sería dinero robado como el que reparte la izquierda nacional y popular para corromper a la gente. Cuando los millonarios se aviven, si ocurre, en lugar de seguir pagando protección se quedarán con el negocio. Y aunque no sea ninguna solución, el sistema les saltará por el lugar menos pensado.

Categories:

Tags:

8 Responses

  1. En un tiempo Crítica solía tener unas tapas muy cómicas pero hace un tiempo se convirtió en Pagina 13. No la leo más.

  2. Perdón por la reiteración, eso ocurre cuando uno corta el mensaje para atender otra cosa y después no revisa.

  3. me encanta como transforman en cucos los que están de la vereda de enfrente, mientras que los que están en la misma no importa cuanto hagan, son obsecuentes lame calcetines.

    Saludos cordiales

  4. K serà entonces “El prìncipe del petròleo”…a propòsito, a cunànto asciende hoy aquella cifra NN de $500.000.000?
    La diferencia es que aquellas, eran regalìas de la provincia y la soja es de quien la siembra.
    Apenas un detalle “ideològico”.

  5. Los 3 últimos parrafos se llevan las palmas del artículo.
    Evo Morales reconoció que asistió a las escuelas sostenidas por los empresarios tabacaleros salteños, y que gracias a ellos recibió instruccion escolar.

  6. Siempre me llama la atención como están dispuestos a justificar cualquier cosa que hagan los que tienen la ideología correcta.

  7. Mejorando la precisión sobre la anecdota de Evo Morales, la instruccion escolar la recibió en una de las escuelas que el Ingenio Ledesma sostenía para los hijos de los zafreros en el límite de Salta y Jujuy.

    (Noticia aparecida en el diario La Nación del 20 de octubre de 2007).

  8. Benegas, hablando de soja y oligarcas, se enteró del documental que estrenan en un par de dias. Se titula “Porotos de Soja”. Sería bueno e interesante hacer un post sobre el mismo y su estreno en Canal 7, la televisión pública.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: