El radicalismo y la Coalición Cívica optaron por impugnar las candidaturas falsas del oficialismo, mientras el Propochismo eligió meterse así no más en la competencia. La visión estratégica de estos últimos puede estar equivocada, tanto como estuvo la de Menem cuando creyó que aunque Duhalde deshiciera el sistema electoral y transformara las elecciones del 2003 en una interna peronista, el ganaba igual. Lo hizo, pero se quedó con la primera minoría. Podría haberse salido con la suya, pero no era el punto.

La opción que toma el Properonismo es osada pero peligrosa. La transgresión y el patear el tablero para favorecerse con las reglas es algo que no se debería permitir, aunque se tenga fe de poder sobre ponerse a todo. Esto podría ser un motivo de orgullo, pero con fanfarronería no se va muy lejos. Las impugnaciones deberían llover, demostrando el sistema entero y no un partido aislado que no se permite al referí llevarse la pelota. De otro modo lo hará tantas veces como sea necesario.

Dijo K ayer que ya no tenía nada contra don Julio Cleto Cobos, el vice presidente de su jefa de inauguraciones y copetines. Ahora viene la parte que le toca a la Coalición Cívica porque es evidente que van a tratar de usarla para debilitar a la oposición más firme en la Provincia, como en su momento usaron a López Murphy contra Menem. Sin ese apoyo oficial López Murphy nunca pudo reproducir aquellos resultados.

Lo que le toca a la Coalición Cívica, en la misma línea de apostar a las reglas y no a una oportunidad de corto plazo que se obtiene al transgredirlas es no dejarse usar. Lo primero es acordar reglas de juego a futuro entre aquellos que pueden acorarlas, pero no servir al déspota para permanecer subiéndose a cualquier carro que les proponga es el problema clave que está a su cargo.

Categories:

Tags:

6 Responses

  1. Al Properonismo no le interesa impugnar la candidatura de Néstor Kirchner y de los candidatos testimoniales porque les está disputando una interna más que una general. La gente del Properonismo busca que no haya dudas de su triunfo sobre el kirchnerismo. Es diferente la posición de la Coalición Cívica y del radicalismo porque ellos disputarán una elección general.

    Es propio del peronismo que use las elecciones generales para resolver disputas internas. Esta elección será para algunos una general y para otros una interna. Por supuesto, los peronistas no se inhibirán de disponer de los bienes públicos sin escrúpulos para resolver una competencia partidaria. Y el kirchnerismo intentará usar a la Coalición Cívica para derrotar a su verdadero opositor: el properonismo. A los peronistas les va la vida en ganar esta interna porque de su resultado dependerá quien se quede con el botín los próximos años. Para quienes practican el patrimonialismo el botín es suculento.

  2. jaja, que buena la frase “propochismo”.
    Según una última encuesta en Capital (en donde el PROpochismo es un poco fuerte, a pesar de haber aumentado todos los impuestos posibles), la socialista Michetti solo aventaja por 6 puntos a Prat Gay, que si bien no es santo de mi devoción estuvo correcto en el tema de La Salada.
    Creo que es hora de que nos demos cuenta que el peronismo no es solo kirchnerista.

  3. No entiendo las razones por las cuales la Justicia Electoral no actùa de oficio. Es flagrante la violaciòn constitucional que produce la candidatura de Scioli. Es, por lo menos, merecedor de la apertura de alguna actuaciòn, la legalidad del domicilio que ha fijado Kirchner en un solar del gobierno federal.
    Pareciera que fiscales y jueces estan a la espera de que accionen las partes en lugar de constituirse, como deben, en autènticos custodios del cumplimiento de la ley.

  4. Mi modesta opinión personal es la que a continuación detallo, a saber:
    1.- Tanto el Tuerto Deforme, como la Tina de Tolosa, como el resto de su banda son un hatajo de delincuentes que solamente merecen ser ahorcados.
    2.- El tal Macri es el campeón del “NI”: cuando lo de impedir a Patti asumir su banca – hecho generado por Cogote Bonasso y la Gorda Carrió – no se animó a expresar una respuesta concreta: se abstuvo, el muy cagón.
    3.- He leído que un tal Ulises Forte, integrante de las listas de la Gorda Carrió, eufórico, cantaba algo así como “Somos los que juzgamos a la Junta Militar”. Señoras de militares, atención, no se equivoquen (como ha ocurrido alguna vez….): la lista de la Gorda es más radicalismo de comité, más odio y resentimiento, más alfonsinato – si hasta lleva de la mano al nene del finado!!!
    4.- El tal Heller, que busca ser simpático, es tan ladrón junigranputas como todos los PC que tenemos en el corral. Tanto, que se unieron al kakismo.
    5.- Los demás, no juntan dos votos.
    Conclusión: exprimámonos el cerebro, para ver si podemos encontrar alguno decente.

  5. Ricardo, la razón por la que no actuaron de oficio es porque están todos arreglados. Ahora lo tenemos al juez Blanco que se hace el tímido para no ofender a nadie y dice que la disputa se resuelve en la corte suprema. Esa es la voluntad “político-judicial”.

  6. Tejedor: si las impugnaciones recorren todo el tràmite de instancias judiciales, cuando la Corte vaya a expedirse serà un caso sin sustancia porque las elecciones ya se habràn realizado.

    Pero coincido en que estan arreglados o miedosos.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: