Todos los diarios están informando que Servini de Cubría avaló o le hizo un guiño a las candidaturas falsas, llamadas también “testimoniales” por el oficialismo. La información es falsa como las candidaturas en cuestión.

Lo que Servini de Cubría hizo fue rechazar un amparo presentado por el abogado del Partido Comunista Eduardo Barcesat por entender que ni tiene legitimación para el reclamo ni están presentadas las candidaturas como para que puedan ser cuestionadas. Hasta ahí es correcto lo que resuelve Servini.

Sin embargo, podríamos mal pensar un poco y ver que la maniobra es más amplia. Se parte de la base de que la prensa refleja cualquier cosa porque además de estar llena de gente que no entiende nada, también es gente que no averigua nada, y entonces reflejarán un fallo intrascendente del modo en que hoy lo reflejaron todos, como un triunfo judicial del kirchnerismo que no es tal.

Es difícil pensar que Barcesat ignora que no tiene por si mismo legitimidad para hacer esta presentación y que no se diera cuenta de que debía buscar un partido político que lo avalara. Más raro resulta que no se diera cuenta de que debía esperar a la presentación de las candidaturas, pero lo más sospechoso de todo es que hiciera el pedido en Capital Federal, jurisdicción de doña Chuchi (antes odiada, ahora amada por la auditoría ideológica de la justicia del gran veedor Verbitsky), cuando las candidaturas falsas ocurrirán en la Provincia de Buenos Aires.

Todo parece un juego para niños. En un país de niños, claro.

Categories:

Tags:

7 Responses

  1. Y está bien en desconfiar de esta jueza montonera, y peronista.

    Servini de Cubría es una calamidad nacional. Debería estar presa en una cárcel o en la lista de desaparecidos de la Conadep. Esta rea no puede estar ocupando el lugar de un juez.

  2. Pregunta a la muchchada del Blog: La presentación, en este caso el amparo, crea precedente ?. Luego, descalifica a otro eventual amparo que se presente una vez anunciadas las candidaturas testimoniales?.

  3. No leí el fallo, pero según entiendo por el post de José, lo único que hizo fue rechazarlo por falta de legitimidad procesas para accionar.

  4. La medida es correcta en tanto y en cuanto no se hayan presentado las candidaturas. Ahora, después de presentadas las candidaturas, ¿qué va a resolver la acomodaticia Marú-Budú-Budía (la juez de la “libertad de expresión” si se acuerdan)?

    Como magistrado es una vergüenza, es una de las personas del poder judicial que se merecen una destitución. Siempre actuó desde las sombras beneficiando a quien la beneficia a ella directa o indirectamente.

    Con jueces así ¿que justicia podemos esperar los cuidadanos comunes? ¿como nos pueden sorprender las decisiones de los jueces si el 90% de ellos son como Marú-Budú-Budía?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: