El régimen cubano habla de “derechos humanos y presos políticos” con la Unión Europea hace mucho tiempo. El show de las declaraciones sobre apertura y diálogo en Trinidad Tobago fue un entretenimiento para que gente que tiene poco qué hacer, como nuestra señora presidente, jugara a jugar algún papel en alguna cosa que la mostrara defendiendo una “causa”. Fidel Castro se encargó ahora de aclarar las cosas, no está dispuesto siquiera a admitir sus crímenes, apenas ofrece cambiar a cubanos prisioneros por no ser parte de su macabra maquinaria política, por otros cubanos a los que mandó a los Estados Unidos para hacer espionaje y a los que llama “luchadores antiterroristas”. No creo que falte mucho para que la señora también los llame así, ahora que ha reducido a la política exterior argentina al tamaño de la propaganda castrista denominando “bloqueo” a lo que es un embargo.

El intento del gobierno de Obama por probar por otro lado no está mal. Lo que no funciona es manejar una estrategia pública de presión, Fidel Castro conoce todas las trampas y en seguida convertirá cualquier expresión en una oportunidad para su propaganda. Lo que les importaría y afligiría a los gobiernos mediocres con los que trata, a él no le causa siquiera rubor. Aflojar las medidas de presión económica tampoco es un problema, salvo que Castro encontrará la forma de arruinarlas por ejemplo expropiando remesas. Será algo que los cubanos en el exilio tendrán que resolver como resuelven todos los cubanos su supervivencia haciéndole trampa al régimen, inclusive los que forman parte de él.

Castro está haciendo lo que aquellos que lo conocen anticiparon que haría. No cambiar nada y por cada medida de distensión norteamericana él creará una nueva tensión. Si los norteamericanos pueden viajar a la Isla, él impedirá a los cubanos exiliados visitar a sus familias. Mi impresión es que cambiar la política de “represalias” tiene que hacerse sin esperar reciprocidad, porque no la habrá, por lo tanto no hay que pedirla para no darle al sujeto en cuestión otra ocasión de exhibicionismo. Se lo debe hacer para no perjudicar a las personas a las que afecta la prohibición y dejar que el dictador se cocine en su propio jugo.

Categories:

Tags:

9 Responses

  1. Ninguna de las medidas unilaterales de distensión con el régimen castrista debe conducir a allegarle recursos al déspota para mantenerse en el poder.

  2. Perfecto el análisis.

    La nomenklatura cubana persiste gracias a mantener sometidos a los ciudadanos.

    Cualquier medida que implique libertad para los cubanos es peligrosa y debe ser contrarrestada.

    No se puede esperar otra cosa. No hay contradicciones.

  3. «Cambiar la política de “represalias” tiene que hacerse sin esperar reciprocidad» porque no se puede justificar ninguna represalia contra el dictador Fidel Castro vulnerando derechos de los cubanos residentes en Estados Unidos. Las restricciones que hubo a la frecuencia de viajes a la isla y al envío de remesas a la isla vulneraba derechos de cubanos residentes en Estados Unidos.

  4. No se que opinarás vos José pero la idea dle “embargo” lejos de perjudicar fué lo que más ha beneficiado la tiranía de los Castro.
    Me duele decirlo pero EEUU fué totalmente funcional a los Castro, el embargo solo sirvió para mostrar a Fidel Castro como un heroe latinoamericano que luchó contra el “imperio” del Norte y, lamentablemente le dió resultado.
    Sin embargo, Fidel Castro no hubiese durado ni 10 años.
    Y esto no lo digo yo, lo dice Armando Ribas, al cual solamente un loco lo puede tildar de castrista.

  5. Todos los tiranos han necesitado tener siempre un enemigo para tener una excusa que justifique sus actos políticos y conseguir perpetuarse en el poder. Manteniendo ese mito en la población, que es falso pero que la población, o una gran parte de ella lo cree verdadero, el tirano tiene sometida a la población, quien temerosa de esa supuesta amenaza de acobarda y se somete a la voluntad del “salvador”. Parece un cuento infantil pero ha sido siempre así: Franco tuvo sometida a España durante 36 años por que hizo creer y lo hizo muy bien, que España estava en peligro de ser destruídas por las fuerzas políticas enemigas y que nadie más que él podría procurar protección, y lo peor de todo es que la mayoría del pueblo español creyó ese verso. Franco parecía el santo patrono, el guardían protector de la nación. Sólo él y nadie más protegería la nación. Todos los demás eran enemigos, por el solo hecho de no concordar con el régimen.

    El embargo impuesto por los Estados Unidos le ha venido perfecto a Fidel Castro para identificar un enemigo y una causa que justifique la Revolución que liberaría al pueblo cubano. Estados Unidos es un enemigo inventado por Fidel Castro.

    No creo que el embargo haya sido la causa única del largo periodo en que se ha sostenido la tiranía. La insularidad de Cuba ha sido un factor de vital importancia para mantener al pueblo de la isla incomunicado con el resto del continente. Los regímenes tiránicos y especialmente los de carácter colectivista como el cubano necesitan el aislamiento absoluto del pueblo respecto de otros. Sin el aislamiento, las falacias e infinidad de mentiras en que se basan esos sistemas socialistas colectivistas, quedarían al descubierto en poco tiempo, cuando la gente comience a sospechar de la incapacidad del sistema para dar soluciones reales a los problemas de la comunidad.
    Lo peor que podría pasarle a la Revolución cubana es la libre circulación de información. La población cubana no tiene noción de la realidad fuera de la isla. Todo lo que saben es una farsa inventada por los medios cubanos y contados comos reales. Durante 50 años, los medios de difusión han estado lavando cerebros y hoy el resultado de ese lavado es total: hay una idiotez absoluta de la población.

    Internet, la televisión, la telefonía celular, y todos los medios de comunicación en general,como el mayor tránsito de personas por el turismo, permitirían a la población percibir el enorme atraso que tienen respecto a cualquier vecino, incluso uno de Centroamérica, y comprobar el gigantezco y monstruoso fraude que ha sido la revolución, y víctima el pueblo cubano.

  6. Lamentablemente el embargo ha servido para darles un argumento maravilloso a los zurditos, porque si hablan del intervencionismo yanqui (aunque Cuba haya financiado terroristas por todo el mundo) tienen razón. Igualmente, debería llamar la atención a todo el que tiene más de dos dedos de frente que los cubanos lloriqueen por no poder comerciar (comerciar=hacer negocios=capitalismo) con el imperio!!! ¿Acaso para sostenerse necesitan de EEUU que ha decidido no comerciar unilateralmente con ellos?

    PD: José, ¿y ese enlace a la página del “solidario” e “igualitario” Heller en tu sitio? Es un charlatán de feria!!!

  7. Coincido con Darìo Damiàn: Castro logrò el papel de vìctima por un lado y de hèroe por el otro a causa del embargo y con esto cosiguiò simpatìas aùn de aquellos que, sin ser castristas, siempre miraron con recelo a los EEUU.

    No obstante creo que cualquier cambio en la polìtica con Cuba, no debiera permitirle acumular fondos para seguir solventando su despotismo.

    En cuanto a nuestra presidenta, todo comentario resulta superfluo: ¿què se puede esperar de este gobierno?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: