En plena guerra contra las bandas de narcotraficantes México discute la legalización del consumo de marihuana. El narcotráfico en aquél país no tiene tanta relación con el consumo interno como con el comercio hacia los Estados Unidos, la lucha es por quién es el proveedor del estado redentor de los consumos de sustancias en el mundo.

Los partidos que impulsan el debate sobre la legalización de la marihuana son de izquierda. El de la “Revolución democrática” (círculo cuadrado) y Social Demócrata (cuadrado circular). Gobernados por la fobia inducida la mayoría de las expresiones políticas tienen una visión conservadora, aunque Calderón envió al Congreso un proyecto similar al que impulsa Aníbal Fernández (despenalización de la tenencia de pequeñas cantidades), pero si se profundiza un poco la izquierda también. A la vez que aceptarán la libertad de consumir sustancias recreativas, se opondrán a la libre producción y consumo de drogas medicinales, con lo que terminarán por demostrar que su oposición al control político del consumo de cualquier cosa obedece a la creencia de que con eso todo se convertirá en un jolgorio desastroso, que es precisamente la visión opuesta a la liberal.

Categories:

Tags:

26 Responses

  1. Ayer caminaba por mi barrio, Vicente López, 6 cuadras de “la quinta tan deseada”. Iba por la vereda mugrienta de una escuela del estado que parece caerse a pedazos, esquivando basura de todo tipo amontonada contra las paredes “intervenidas” con aerosoles de colores. En la esquina menos transitada (por la mugre) siempre se junta una barrita de “pibes” conocidos por todos ya que venden. Fumaban porritos sin inmutarse y esperaban que los chicos salieran de la escuela, faltaban 15 minutos. Me dije: esto sí que está bueno. Por fin libres. Ahora todo va a cambiar.
    Cuando te decidas a explicarme este lado de la realidad estaré de acuerdo con LA LIBERTAD (si es que de eso se trata).

    • Grecia, te lo expliqué muchas veces, pero siempre elegís caer en tus tabúes. No tengo receta para eso, salvo decirte que no es problema mío, sino tuyo.

  2. Grecia, acordate que en la Argentina está inmersa en un contexto prohibicionista.
    Por qué no razonás un poco y pensás que hizo de bueno la prohibición para que esos chicos que decís estén ahí.
    Hablas en contra de la libertad cuando no existe.

  3. Por otro lado, está científicammente comprobado que la marihuana (la cual nunca consumí en mi vida) es menos peligrosa para la salud que el alcohol y el tabaco.

  4. Muy bueno el post José. Cada dia me convenzo mas que en Argentina la mayoria de los que dicen creer en la libertad, solo la consideran en su faz economica pero pronto se olvidan de las otras facetas de la libertad, no les molestaria que el Estado imponga proyectos de vida a terceros (religion, sexualidad, etc.) Autoritarios si, liberales no.

  5. La “Guerra contra las drogas” es uno de los mayoores fracasos del estatismo mundial.
    Lejos de lograr sus objetivos de lograr una sociedad más “sana”, lo que lograron fué mayor clandestinidad, y como consecuencia más inseguridad y más delincuencia.
    grecia, tus respuestas sinceramente demuestran que no razonás. No respondés mi argumento y solo hablas de “las mafias que se convertirán al liberalismo”, frase totalmente carente de sentido.

  6. DD la marihuana es mas perjudicial que el tabaco, y 10 veces mas cancerigenas, por otro lado las libertades terminan donde inician las libertades del otro, si nos vamos a la historia, la legalidad de la droga fue el caldo de cultivo ideal para la guerra del opio y la revolución china… nadie pensó por que?… en holanda se están planteando que el sistema de salud se encuentra colapsado… nadie se pregunto por que?
    Nadie piensa de donde saldrá el dinero para curar a mas drogadictos en la calle?, que incluso mi sistema de salud privado se vea tocado por tener que darle servicio también a los drogadictos?

    Siendo liberal, estoy en desacuerdo con las drogas libres por el simple motivo que me obligan a trabajar mas y solidariamente para mantener sana a un sector de la población que no quiere estarlo.
    Si alguien me jura que no me meterán la mano en el bolsillo, entonces que cada uno se mate como quiera.

    Saludos cordiales

  7. skynet, yo estoy a favor de la legalización pero no de que se trate al consumidor como un “adicto” o un “enfermo” del cual el estado tenga que cuidar.
    Ese es el verdadero problema de Holanda, no la legalización.
    He leído artículos que decían que la marihuana era menos peligrosa que el tabaco, si vos decís que es al revés, no tengo ningún problema en creerte, no soy médico. De todas formas, ese no es el tema.
    Acá el tema es la libertad individual, y como la entelequia estatal utiliza cualquier argumento en para controlar la vida privada de la gente.
    Por otro lado, no existe ningún liberal que esté en contra de la legalización de las drogas bien entendida (o sea, sin que el gobierno se haga cargo del “adicto”). O se es liberal en todo, o no se es liberal.

  8. DD, si nadie se hace cargo de los adictos, los seguiremos padeciendo, en todas sus variantes, como desequilibrantes dentro una familia que no puede con ellos y que termina enfermando o como delincuentes agresivos ya que no me explican como se proveerán de droga en un sistema libre los pobres que por supuesto también querrán consumir.

  9. Grecia, yo fumé, y de vez en cuando fumo, marihuana y te puedo asegurar que es una tontería. No es adictiva, hay muchos estudios que demuestran que no es cancerígena e incluso ayuda con algunos tratamientos.

    Se fuman las semillas, no las hojas ni el tallo ni la tierra de la maceta. Por otra parte, es un peligro doble comprar marihuana: primero a quién se la comprás, si es un lugar jodido o no; segundo qué corno estás comprando que es marihuana, más hojas, más tallo, más tierra, más algo raro que decolora, más un poco de pis… es un asco. Mejor cultivarla y sabés lo que consumís.

    Si tuviera un porro y un yogur, elegiría 9 de cada 10 veces el yogur, pero lo otro es relajante, tiene mejor aroma, textura y sabor que el cigarrillo que sí es cancerígeno. Por otra parte, meterse humo en el cuerpo no es algo muuy normal que digamos pero cada cual hace de su culo un pito.

    No estaría demás que personas como yo, que fuman muuuy de vez en cuando, puedan hacerlo sin ser tratados como criminales o adictos.

    Que los hay porreros desagradables es muy cierto, no es mi caso, pero el prolema de los pobres no es la marihuana, es el paco, la pasta base que son altamente adictivas y están llenas de mierdas indigeribles como vidrio molido y kerosén. Eso es lo que los vuelve locos.

    Para cerrar, la marihuana es un relajante, pero tomemos el caso del alcohol. Todo lo que seas por dentro, tu carácter, tu personalidad, contexto familiar, de amigos, novias, momento de la vida, condiciona que te tomes unas copas y seas un borracho alegre, un borracho melancólico o un borracho agresivo. Eso ya está dentro de cada persona, no en la botella, menos en la marihuana.

    A esos pibitos que fuman y venden en la esquina de la escuela, los rajaría a patadas en el orto por desagradables porque el consumo debe ser algo privado sin joder a los demás.

    Saludos corrrdiales, Grecia.

  10. Entonces, ya es legal consumir en Buenos Aires?
    Mmmm… estoy sintiendo unos deseos irrefrenables de fumar algo, qué extraño, no?
    Que me va a salir económico? Uhhh… de pronto no puedo controlarme, lo necesito YA!
    (y por supuesto, los hago responsables a ustedes. Demando que aumenten el tributo, manga de irresponsables! Pobre yo!)

  11. German, lo mío no es asco, espanto, moralina, religión. Veo un problema práctico, nada mas. Percibo un enorme escalón entre la libertad declamada y la resolución de los problemas sociales que la droga provoca.
    ¿Por qué nadie puede explicar este nudo que parece ser fácil para Uds?: porque no hay demasiados ejemplos de países que hayan encontrado un camino para salir. Ni siquiera sirve Holanda (con su semiapertura que está revisando) porque vivimos en una Argentina cada vez mas ignorante, bananera, menos interesada en la educación, cercana a los populismos y a las mafias. Y no tenemos experiencias que abran caminos en otros lugares del mundo.
    Vos mismo rematás tu post con una frase que resume todo: “A esos pibitos que fuman y venden en la esquina de la escuela, los rajaría a patadas en el orto por desagradables porque el consumo debe ser algo privado sin joder a los demás.”
    Pregunto ¿por qué privado? ¿fumar en privado, beber en privado? ¿es un problema de estilo?
    Para dejarlo mas claro: no es tu placer el que importa acá. El tema es la sociedad en la que vivimos.

  12. José, una de las poquísimas veces que no coincido contigo (o no entendí tu post, que parece medio confuso).

    Está bien, a priori cualquiera es libre de elegir si drogarse o no. A posteriori (una vez drogado, ya no es libre de nada).

    Como liberal, me opongo a que un drogado, que no es libre de elegir, mate a mis hijos o a mi familia.

    • Néstor, si algo no quedó claro, yo también me opongo a que un drogado mate a tu familia. Y un no drogado también. Y un tipo del Cartel de Juarez escapando de la policía también.

      • Fijensé hasta que punto el tema está rodeado de tabúes que el post contiene dos afirmaciones básicas. Una la incoherencia de que lo que impulsa el narcotráfico violento en Mexico es el consumo del país que encabeza la cruzada con las drogas. Dos, que la izquierda quiere liberar las drogas no porque sea un asunto de libertad individudual sino porque tiene el mismo diagnóstico catastrófico que la mayoría y le gusta el caos. La discusión igual cae en el problema de si se debe prohibir o no, con gente indignada. De los temas del post no se comentó nada.

  13. Nestor, cada vez que surge este tema me da la impresión que lo que se confunden son dos temas.
    Nadie tiene derecho a matar a la familia de nadie. El que lo hace debe recibir una pena en represalia. Un “drogado” eligió antes, y también eligió “no hacerse cargo” (al drogarse): Doble o triple castigo entonces.
    Si los sigues tratando de “enfermos”, “todos (la abstracción “sociedad”) deben hacerse cargo”, dice el mantra, porque “si yo me drogo, la culpa es de ustedes” como puse más arriba.
    A esto me opongo tajantemente.

    Yo quiero libertad, y esto viene pegado a la consecuente responsabilidad.
    El que no quiera libertad, pues que se elija de acuerdo mutuo un responsable por lo que pueda hacer irresponsablemente; repito *de acuerdo mutuo*: sus padres, amigos, o voluntarios. Yo no acordé hacerme cargo de quien se drogue, lo hace el estado en mi nombre y a mi costo con las políticas actuales, las que rechazo.

    Si quisiera ayudar a un “adicto” por ejemplo pondría plata en una fundación, no le estaría diciendo a los demás lo que “deben hacer” hacia terceros.

  14. ¿Que les parece la legalización y un impuesto razonable al consumo para un fondo de atención y tratamiento a los adictos, de tal manera que estos costos recaigan sobre los mismos consumidores?.

  15. Klaus, estoy de acuerdo con vos. Eso que describís es mi pensamiento, pero lo tengo en el freezer por ahora. ¿Por qué?: no hay justicia ni policía adecuada, no tenemos lugares de recuperación, no hay vocación política para hacerse cargo del problema, hay corrupción enquistada en los organismos del estado que no puede resolver los crímenes y los negocios que rodean a la efedrina por ejemplo. Nadie se haría cargo del día después, tampoco nosotros. Y me temo que introduciríamos un problema mayor para quedarnos en paz con la libertad. ¿Es la libertad un fin en sí? ¿es mera declamación? No para mi. Creo que es un ideal, está regulada por las mismas leyes y hacia allí deberíamos apuntar resolviendo algunas cuestiones antes de liberar el camino.

  16. Dario Damian, que ciertas medidas estén mal aplicadas (principales o accesorias) no es indicador de que la prohibición de algo sea mala por si misma.

    A tu argumento con ese criterio lo podríamos trasladar a los asesinatos por ejemplo. Hay una prohibición, la de matar personas pero a las personas se las mata igual. ¿Que hizo la prohibición para evitar que se maten personas?, poco, pero no es argumento válido y suficiente para despenalizar el asesinato.

    La percepción sobre las consecuencias de la marihuana sobre la salud fue haciéndose más “liviana” durante este último tiempo gracias al “marketing” de consumo y no podría estar más alejado de la realidad. Los niveles de THC contenidos en la marihuana fueron aumentando con el tiempo, no es la misma concentración que hace 20 años atrás porque así como la soja se fue mejorando los narcos también fueron mejorando estas “plantitas” para que sean más productivas y rentables.

    De otra cosa que la gente se olvida es que gracias a esta disminución de la sensación de daño la edad de inicio en el consumo es cada vez menor y las cantidades consumidas son cada vez más grandes. No es lo mismo el consumo en alguien que tiene 40 o 50 años que en chicos de 12 o 14 años. Las consecuencias son completamente distintas para alguien cuyo organismo y psique no están maduros. No nos olvidemos que una de las consecuencias del uso frecuente de la marihuana es que afecta tanto la memoria como los procesos de aprendizaje. Un cóctel “perfecto” para un adolescente.

    Si encuentro el link a un informe sobre marihuana que lei en la página del UNODC hace no mucho lo posteo como referencia.

    Saludos.

  17. Grecia, coincido en que una cosa es el concepto en abstracto o ideal y otra en concreto, pretender que estos sátrapas implementen el “paquete completo” es una utopía, (1) porque choca con sus consignas de buenismo y su “deber” o llamamiento para ocuparse de los demás -cosa que al final la borrarán de un plumazo si es necesario, y (2) porque colisiona directamente con sus propios intereses de hacer negocio como intermediarios y quedarse con la mayor tajada, lo que está cercano al punto con el que abre José el post.

  18. Tejedor: no podes comparar el homicdio que es un acto contra otra persona con el drogarse que es un acto privado, tampoco tiene nada que ver la peligrosidad o toxicidad de la droga con si esta bien o no prohibir su uso, por mi se pueden dar con cianuro si quieren, no es problema mío.
    Pablito, no, porque en ese caso estarías obligando a quines usan substancias sin ser adictos a finaciarles la recuperacion a quienes si lo son.

  19. Martín, fue un ejemplo para graficar, se entiende.

    Lo del acto privado no lo comparto en su totalidad porque la mayoría de los consumidores no cultivan su propia marihuana sino que la compran. Están comprando una droga prohibida, por lo tanto están cometiendo un delito y están fomentando un negocio que hace uso de la violencia, la corrupción y de la sangre.

    Vuelvo a lo mismo, parece que nos olvidamos de las consecuencias actuales y futuras sobre la salud, sobre todo de los más jóvenes. Para que el tipo de 30 o 40 se evada de la realidad y “disfrute de un porrito” le estamos haciendo marketing gratuito de consumo a esta sustancia. Las consecuencias de esto es que disminuye la percepción de peligrosidad bajando la edad de inicio, aumentando las cantidades consumidas, etc. Tampoco nos olvidemos que la marihuana es la puerta de entrada a otras drogas más duras.

    ¿Es la prohibición la mejor medida? No lo creo, hasta ahora nadie proporcionó alguna otra que funcione mejor (Holanda está empezando a deshacer el camino andado). Hasta que la gente no sea realmente consciente del riesgo y consecuencia del uso de estas sustancias (gracias a la educación y concientización) no creo que se pueda abolir la prohibición.

    Primero antes de hablar de legalización hay que hablar de educación. No se puede decidir sobre algo que no se conoce.

  20. Tal vez si las drogas nunca hubieran sido ilegales, no hubieran contado con tantos recursos para desarrollo, y no hubieran surgido las drogas de diseño y la modificación de la marihuana.
    Pero hoy estamos acá, y fumar marihuana no es lo que era antes, y hay drogas peligrosísimas.
    Es un tema complicado.
    Del debate están surgiendo cosas muy interesantes: por ejemplo que actuar drogado nunca debería ser un atenuante sino todo lo contrario.

  21. Voy a intentar ser ordenado porque no estoy de acuerdo en mucho de lo que se ha dicho.
    Para eso voy a empezar por algo con lo cual si estoy de acuerdo, tejedor dijo;
    “[i]Primero antes de hablar de legalización hay que hablar de educación. No se puede decidir sobre algo que no se conoce.[/i]”
    Me parece que ahí es radican muchas de las cosas en las que no estoy de acuerdo. Porque muchas de las cosas que lei me parecen muy desinformadas, además de ser argumentos muy conocidos dentro del lo-que-se-dice, de la avidez de novedades. Voy a empezar a enumerarlas:

    1-Tampoco nos olvidemos que la marihuana es la puerta de entrada a otras drogas más duras. [Tejedor]

    Eso no es cierto, quizás la causa de que mucha gente después de fumar marihuana, empiece a consumir drogas más duras, es la ruptura de un tabú. En general la falta de ‘educación’ lleva a generalizar a la marihuana dentro de la etiqueta “drogas” un significante que perdio el significado dentro del prejuicio de la masa (temeraria en materia de ignorancia). Lo cierto es que todos crecemos dentro de un falso prejuicio que puede llega a extremos de lo irrisorio, al punto de que una persona pueda llegar a pensar que por fumar marihuana una persona se convierte en un asesino potencial (argumento al cual considero no dar más contestación que esta). Sin embargo vivimos rodeados del consumo de marihuana, en el tren, en la calle a la noche, incluso de día, hasta amistades. Pero el consumo de lo prohibido, no habita solamente por fuera de nosotros, la curiosidad es uno de los motores más importantes del hombre. Entonces aquel joven que tiene un amigo que consume, en el coraje de la adolescencia, cobra el valor para romper con el tabú y decide pensar por si mismo, prueba la marihuana y descubre que eso que le decian que era tan malo no lo es realmente, y no sólo destruye el tabú sobre la marihuana, destruye el tabú de esa etiqueta generalizada que le dieron sobre las drogas. Entonces, ya viendo que las cosas no son como se las pintaron, incursiona en otras drogas, porque su único concepto que tenía en ese tema, ya no le sirve, se dió cuenta que no es real. Pero el problema es que realmente hay drogas peligrosas, muy adictivas, dañinas, con peligros mayores que la delincuencia y cuando descubre eso, quizas sea demasiado tarde. Por lo que el consumo de drogas más pesadas está mas relacionado con el prejuicio que con la marihuana.

    2-“DD la marihuana es mas perjudicial que el tabaco, y 10 veces mas cancerigenas, por otro lado las libertades terminan donde inician las libertades del otro, si nos vamos a la historia, la legalidad de la droga fue el caldo de cultivo ideal para la guerra del opio”
    [Skynet silverstar]

    Argumentos no fundamentados con estudios, no sirven, tanto a favor o encontra, es fuente de desinformación y las guerras del opio, fueron a causa de intereses económicos, no a causa de un ejercito que consumio opio y se le dio por hacer una guerra. Por favor.

    3-Pregunto ¿por qué privado? ¿fumar en privado, beber en privado? ¿es un problema de estilo?
    [grecia]

    Dos posibles causas, la primera es encontrarse con alguna persona que tenga prejuicios a 6 cuadras de la quinta de olivos, en vicente lopez, en una esquina poco transitada por la mugre(no conozco muchas de esas en vicente lopez, siendo que es uno de los barrios con más PBI por habitante y naturalmente con menos empatía por quienes realmente viven entre la mugre), y si bien uno sabe lo que hace, no quiere causarle miedos infundados a nadie. La segunda posible causa, es que en muchas personas, algunas drogas, como podría ser en el caso de la marihuana, producen un efecto de introversión, lo cual fumarla lo convierte en algo muy personal ¿Acaso se hace psicoanálisis en público?

    4-“Los niveles de THC contenidos en la marihuana fueron aumentando con el tiempo, no es la misma concentración que hace 20 años atrás porque así como la soja se fue mejorando los narcos también fueron mejorando estas “plantitas” para que sean más productivas y rentables.”
    [Tejedor]

    Este argumento no lo entiendo. La marihuana no produce sobredosis, por lo que la cantidad de THC contenido en ese sentido no daña al consumidor. Por otro lado, si tiene más THC, se fuma menos, para conseguir el mismo efecto, por lo que se produce menos cáncer de garganta, laringe y pulmones.

    5-“No es lo mismo el consumo en alguien que tiene 40 o 50 años que en chicos de 12 o 14 años.”
    [Tejedor]

    Estoy de acuerdo, y está comprobado, que consumir tanto sustancias alucinógenas, como psicoactivas, pueden interferir en el desarrollo de un chico antes de los 15 años. Pero también lo hace el alcohol, incluso, en menor grado, el tabaco y por eso llevan etiquetas de prohibido la venta a menores de edad. Pero no significa que la legalización de la marihuana obligue a menores a consumirla.

    6-“Lo del acto privado no lo comparto en su totalidad porque la mayoría de los consumidores no cultivan su propia marihuana sino que la compran. Están comprando una droga prohibida, por lo tanto están cometiendo un delito y están fomentando un negocio que hace uso de la violencia, la corrupción y de la sangre.”
    [Tejedor]

    Por lo general, para el consumidor casual de marihuana, resulta más fácil comprarla y guardarla en un cajón, que plantarla en un balcón o en un jardín y correr el riesgo de ser encarcelado por eso, por lo que la legalización, atenuaria la compra ilegal, ergo tu argumento es a favor de la legalización.

    7- Para terminar con esto. Quiero subrayar, reincidir, en algo que me parece sumamente importante. La generalización es mala, en materia de drogas, es mucho peor. Para aquel que quiera informarse un poco más, les recomiendo un sitio bastante objetivo (http://www.mind-surf.net/drogas/). Por otro lado, este argumento no intenten desacreditarlo diciendo que no es pertinente, porque lo es, porque si pretenden buscar un buen funcionamiento como sociedad, es necesario tener bien claros los escalones de prioridades. Porque sino se termina perdiendo el tiempo discutiendo de inseguridad, en vez de eduacación y alimentación infantil. Y preocupa la salud solamente cuando es atacado el prejuicio moral (en algún tiempo se lo llamó inquisición), pero la realidad es que todos los días se desmontan bosques, se talan selvas, se contaminan rios, se consumen pesticidas que son realmente cancerigenos (y lo hacen todos, no sólo los fumadores), se desertiza la tierra por su mal aprovechamiento, se contamina el aire con fábricas que hacen zapatillas diseñadas para durar un año, se vive en la contaminación continua por ondas de microondas y podría seguir un buen rato. Por eso, si vamos a pensar en costos para la sociedad, ¿en serio les parece empezar por pensar en la posible rehabilitación de adictos? Sepan que sale más caro meter gente presa por una actividad personal inofensiva y el costo no es sólo el mantenimiento de la reclusión, sino la destrucción de la persona. Y si les parece tan ejemplar holanda, recomendaría empezar a tomar también sus ejemplos más valiosos.

  22. Como consumidora històrica diaria de porro estoy de acuerdo con la despenalizaciòn. Sin embargo, no estoy de acuerdo que se trate al consumidor como un peligro ambulante. Si una persona drogada mata, no mata porque està drogada, mata porque anterior a estar drogada està desequilibrada psìquicamente. La marihuana, como tantas otras cosas tienen sus pro y sus contra. La delincuencia no tiene nada que ver con sus contra; en tal caso, tienen que ver con la falta de una polìtica educativa adecuada y con la ausencia de un sistema que contenga a los marginados.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: