Dan Mitchell le puede pasar la receta a Obama

Categories:

Tags:

6 Responses

  1. Josè:
    Utilizo este espacio para llevarte una inquietud que ignoro si tiene soluciòn: me llegan respuestas a mi casilla acerca de supuestos comentarios que yo habrìa hecho. Al parecer alguien firma con mi nombre en el blog y temo de que sus opiniones puedan ser totalmente ajenas a mi pensamiento.

    Acabo de recibir una respuesta acerca de la falta de tìtulo del Jefe de Gabinete Massa, sobre lo cual jamàs enviè una lìnea.

    • Ricardo, ocurre que si el que comenta utiliza la opción “responder a este mensaje” el sistema envía un mail de manera automática, aunque la cuestión no tenga que ver. Creo que el problema está ahí y no en la utilización de tu nombre porque salvo yo nadie puede ver tu mail. De cualquier modo voy a sacar la opción responder porque me parece que no resulta.

  2. Observemos que la Curva de Laffer advierte que el vampirismo fiscal puede ser contraproducente para la maximizacion de la recaudación.

    El mensaje subyacente es que no es inmoral para los estados maximizar la recaudación expoliando a los contribuyentes, sí en cambio es objetable maximizar las ganancias para las empresas privadas.

  3. Gracias Josè. Un cordial abrazo

    Lo que parece no entender la mayorìa de los polìticos argentinos, es que los superàvits fiscales que resultan halagueños para el estado, son inevitablmente perjudiciales para el propio paìs.

    El dinero que se lleva el fisco, mengua la adquisiciòn de bienes y servicios por parte de la gente y la exacciòn fiscal resulta un escollo para cualquier inversor.

  4. Arthur Laffer presentó un excelente trabajo en el año 1980, acerca del estudio de los impuestos y el punto en el cual estos llegan a ser tan altos, que los contribuyentes tienen alicientes suficientes para evadirlo. Es seguramente lo que está sucediendo en Argentina, con el llamado comercio marginal, con gente que se ve obligada a evadir recurriendo a trampas o evitando documentar las operaciones comerciales, porque no pueden incluirse en el sistema que está fuera de las posibilidades.
    Si la Afip o un servicio fiscal interno de las provincias intenta incluir a esta gente, como se le dice corrientemente blanquearlos no lo conseguirán, porque sus negocios no son suficientemente rentables y poco capital para afrontar tan elevadas cargas fiscales.
    La Curva de Laffer no es matemáticamente exacta. No es igual de un país a otro, de una época a otra, ni siquiera sirve para comparar diferentes clases de impuestos dentro de un mismo estado, pero sirve como valor pedagógico para comprender la realidad fiscal de una situación dada en algún lugar.
    Hace unos meses escribí un post acerca de la Curva de Laffer:

    http://adiosalestado.blogspot.com/2009/01/la-evasin-impositiva-y-la-curva-de.html

  5. Ron Paul ha dicho en el video publicado en este sitio recientemente una gran verdad que ningún político jamás tiene en cuenta: “quitan dinero de la gente productiva que puede gastar su dinero productivamente para gastarlo en el sector público de manera improductiva”.

    Esto siempre es así. Lamentablemente Obama como cualquier otro demagogo siempre aplican la misma receta: si la economía no crece el gasto público aumenta para estimularla; si la economía crece siguen aumentando el gasto y tirar manteca al techo. El resultado es que el gasto siempre crece y es cada vez mayor su participación en el Producto Bruto Interno.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: