Hago un esfuerzo por tomar en serio el viaje de la señora y sus amigos a España, pero tampoco soy mago. Decir al pedo es hacer concesiones, porque nunca hemos tenido tantas facturas a pagar con la madre que nos parió. Es un viaje perjudicial para recordarle a los españoles las cosas que les hemos estado haciendo por haber invertido en la Argentina en la década pasada. Y a la vez nunca se ha puesto tanto boato insustancial y profundamente ordinario, nunca la señora se ha puesto tanto mantel y cortina encima.

La señora ha dicho que esta relación está en su punto óptimo, es decir, en lenguaje kakista es insalvable, pero le ha tocado ser presidente en la era de la mediocridad de los gobernantes en todo el mundo así que el costo personal de ella es bajo. Ni se resuelve el conflicto con Marsans, pero el viaje está por completo descolgado de la relación entre Argentina y España o del gobierno español con el argentino. Este es un viaje más bien enmarcado en la relación entre Néstor y Cristina. El quiere cortar el bacalao y ella ponerse lindos vestidos y mostrarse con gente famosa, igual que hacía durante la campaña electoral viajando con nuestro dinero para que la televisión la pudiera mostrar como importante. Le da lo mismo un dictador comunista que la realeza española, le producen la misma emoción (¡miren abuelos dónde estoy!).

El gobierno de esta mujer no es analizable políticamente. Es un bochorno, es apenas una muestra de en qué cosa tan idiota nos hemos convertido.

Hoy a las 21.30hs en NMP+Network: “Mesa rectangular”. En vivo

Categories:

Tags:

9 Responses

  1. La foto de La Nacion en tapa con ella dos pasos delante de la familia real y todos con distintas reacciones es imperdible, la mejor fue leticia riendose de sus aires de estrella.

  2. Además… llegamos retrasados 40 min. Digo: llegamos, porque esa señora nos representa, imagino que no habrá creído que allí está por ser Cristina.
    Y para que quede claro, hoy reafirmó el giro importante de América del sur hacia el progresismo. Oleeeee………..

  3. Muy buena la referencia sobre el contraste de mediocridades que favorece a la señora y le permite en alguna medida, mimetizarse

    No creo se dé esto entre la refinada realeza española, que se ríen por lo bajo de este piojo resucitado.

    El predominio de la mediocridad es lo que ha hecho desplazar la sutil frontera del rídiculo y como bien dicen los mismos españóles:

    “Hay chulería de seda y chulería de harapos”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: