La brutal expansión crediticia en los Estados Unidos durante los últimos años, por no hablar del sistema en si de reserva fraccionaria con patrón eter, quebranta cualquier idea de economía de mercado. Es una forma de Matrix económica donde todos los precios se encuentran alterados y una apariencia de prosperidad esconde descapitalización y desvío de fondos hacia proyectos que fracasarán. Si todo va acompañado de retórica de libre mercado peor, se engaña más a los consumidores, a los ahorristas, a los productores y a los que hablan de ideas de organización social.

No es que esa política esté por cambiar por la llegada de Barack Obama, pero no le sumará demasiado daño y al menos será menos equívoco en sus definiciones. Al keynesianismo se le llamará ahora keynesianismo y se podrá discutir sobre sus efectos. Si en los Estados Unidos hay otro proyecto alternativo deberá  crecer lo suficiente durante los próximos cuatro años, como es el caso del senador republicano Ron Paul. Las medias tintas deben quedar en el pasado.

Le pongo una ficha a Obama por el hecho de llegar si compromisos. A veces esta combinación produce cambios más positivos que los de los que tienen un discurso más preciso.

En materia de política exterior el dictadorzuelo venezolano le busca pelea y no se la da. Qué harían esos tipos sin un fantasma al cual enfrentar. Durante la administración Bush Chavez nadó en su salsa hablando estupideces sobre Estados Unidos que eran contestadas con palabras fuertes y hechos inexistentes mientras la gran burbuja lo llenaba de recursos para oprimir a los venezolanos y financiar a otros desquiciados.

Categories:

Tags:

6 Responses

  1. El androide bolivariano no llegará muy lejos….se está quedando sin el combustible para su proyecto de socialismo XXI.

    Así como sus admiradores vernáculos se quedaron sin el viento Norte de cola que le permitio sobrevivir al modelo durante estos años.

  2. Depositar en un jefe de estado demasiadas expectativas, es peligroso,

    porque abre el camino al estatismo y a la idea del hombre providencial al que hay que delegarle todos los poderes para que pueda cumplir con esas expectativas.

    Nosotros ya conocemos bastante de los resultados de esas ilusiones fantasiosas.

  3. José, pensar en Ron Paul como alternativa me parece perfecto pero es ilusorio.
    Ron Paul jamás llegará a ser presidente de USA.
    Varias veces lo dije en este blog y en otros, USA dejó de ser lo que era y, por más que sea uno de los países más libres del mundos (por supuesto que el más libre no, Irlanda ya lo pasó parado) en ambos partidos demócrata y republicano, el estatismo está totalmente presente.
    Así como los dems son estatistas económicos o keynesianos como quieran llamarle, los republicanos son estatistas de la moral (salvo honrosas excepciones como este hombre que mencionás). Varios republicanos estupidizados con los temas morales y religiosos odian a Paul y a otros republicanos libertarios porque son muy “ibertarios” o porque no apoyan del todo los “valores” conservadores como la familia, el anti-abortismo, etc como si USA fuese una teocracia.
    Es por eso que McCain puso a esa pelotuda campechana ignorante de Palin, que además de cagarle la elección sirvió para calmar a los estatistas morales y religiosos que coparon lamentablemente el partido de Lincoln.
    El único partido que puede devolverle a EEUU lo que realmente fué es el partido libertario pero nunca va a llegar a la presidencia. Ojalá me equivoque.

  4. Ahora que Obama es presidente,

    a la señora cholula que arde por sacarse la foto con él,

    convendría recoradrle que Obama llegó a la candidatura en una reñida y competitiva elección interna,

    que no es el caso de ella que lo hizo con el dedo del marido que a su vez llegó con el dedo de ese benefactor que se llama Eduardo Duhalde.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: