El episodio de la televisación del Festival de Doma y Folclores de Jesús María en el que el canal 7 oficial omitió mostrar al vicepresidente Cobos y al gobernador cordobés Juan Scharetti despertó de repente una ola de indignación que llama tanto la atención, considerando el modo en que se ha manejado la emisora y todo el estado durante los años kirchneristas, que uno no sabe si Mondino estuvo viviendo en Marte o todo esto es una ironía.

No parece siguiera un problema de censura, sino de utilización con criterios privados de recursos públicos, algo que es la norma desde que Duhalde llegó al poder, pero mucho más con Kirchner. Inclusive tanto Cobos como Schiaretti estuviron cerca de la pareja acalorada por el uso, mucho más grave, de los fondos públicos para juntar voluntades a favor de la facción.

Tiendo a pensar que sopla otro viento y de repente alguna gente se de cuenta de algunas cosas obvias. No creo que se pueda hacer ningún borrón y cuenta nueva con los crímenes kirchneristas y todos, los muchísimos, que los dejaron pasar.

Categories:

Tags:

One response

  1. Totalmente de acuerdo. Confundir el problema (usar fondos públicos con criterios privados) lamentablemente lleva a que mañana vengan otro tipo de iluminados y vuelvan a hacer lo mismo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: