Mario Pergolini se despide de la televisión con críticas a la falta de calidad. Se dedica al humor nihilista porque es incapaz de afirmar algo, pero se confunde y cree que es profundo en su escepticismo. Ídolo de muchos adolescentes porque los expresa en su afán de romper el orden en el que están creciendo, actitud aceptable entre los 13 y los 22 años, pero pasados los 40 es bastante ridículo.

Este personaje que se jactaba de decir lo que “pensaba” cayera quién cayera, se dedicó mucho tiempo a ser propagandista del régimen de la familia que adquiere los terrenos fiscales por compra directa a 19 dólares y los vende a 120 en la provincia que gobiernan, promueve empresas amigas a la luz del día, transporta valijas bolivarianas, se financia con el narcotráfico, contrata artistas chupamedias por fortunas de dinero público y se pelea con otros países si alguno de sus miembros no consigue el puesto que quiere. De esto Pergollini ni mu. Un ícono de verdad, pero de los falsos ídolos de “los noventa”.

Imposible que exprese una idea a modo de afirmación. No las tiene y no puede decir una frase coherente, como cuando hizo el papelón de “El gen argentino“. Expresa a la Argentina de los últimos años porque creció de decir lo que él no es y que todo el mundo es basura. Ergo él, suponen muchos, es mejor.

La profundidad del sentimiento que provoca es similar a la del guardia que dice quién no entra en un boliche para incautos que solo por ese motivo quieren entrar. Los kirchner querían su aprobación y él se las dio entregando su “virginidad moral” a lo peor de la política argentina. Idolo en los medios, llenos de personajes que son menos que él, porque ni siquiera se animan a putear a nadie. Y además lo quieren reafirmar como lo más transgresor que existe, no vaya a ser que alguien los invite a algo más y queden más al desnudo de todo lo que callaron. Eso es lo que tiene de injusto este post, porque Pergolini no es el problema.

Su mejor chiste es que dice ser mejor que Tinelli todo el tiempo.

Otro que es como una especie de apéndice del gobierno que se suma a los “artistas populares” es don Ignacio Copani, cuyos aportes a la cultura son evidentes: desde “Cuantas minas que tengo” a “Lo atamo con alambre”, su repertorio ha alimentado los espíritus de la elite kakiana. Gente “con convicciones” y con muy buenos autos. Copani ahora es la cara del ministerio de educación para promover la lectura. Lean niños lean que se los dice Copani así dentro de unos años son como él.

Menos mal que se terminó la “cultura menemista”, ahora está esta gente profunda por todos lados.

Categories:

Tags:

16 Responses

  1. Cuando vengan las auditorías del poskirchnerismo se sabrá cuanto cobraron estos artistas del “campo nacional y popular” por su promoción solapada o abierta del régimen.

    También sabremos cuanto nos costaron a los contribuyentes las “cacerolas de teflón” de Copani.

    • @Pablito, con todo respeto…vos creès que habrà un postkirchnerismo que juzgue a èsta caterva?
      Yo creo que Argentina và barranca abjo, no es por pesimismo en lo que a mì cuenta, sino lo que vemos diariamente en cuanto a lo social apuntando para atràs y màs embrutecidos.
      Por favor, quisiera escuchar argumentos de peso para suponer lo contrario.
      Saludos

      • @Juanjo,
        No me cabe la menor duda, cuando el kirchnerismo esté suficientemente debilitado vendrán a pegarle los que ayer callaron y adhirieron a la coorección política del mismo modo que muchos menemistas de ayer hoy le pegan a Charlie en el suelo.

        • @Pablito, en eso estoy de acuerdo, el mismo loko era un chupamenem…pero me refiero, quizàs me fuì por la tangente optimista oculta, a que si los hoy “K”, al cruzarse de vereda mañana y acusar a K sernàn la misma mierda de siempre cambiando para que nada cambie.

          “Esto no es una crisis…esto es asì”

          • @Juanjo, Los que mañana cambien de camiseta porque ser K ya no va a ser negocio, van a seguir siendo los políticamente correctos del nuevo régimen (llame como se llame), y van a quemar vivos a los K, siempre y cuando éstos sigan en el país para entonces, pues he sostenido y sostendré hasta el hartazgo, que se rajan del país para evitar caer en cana. Pero el país, nuestro país, no se va a recuperar asi nomás, pues el daño que se ha hecho a esta sociedad es inmenso.

  2. Excelente!!!!!! Que asco que me da esa actitud superada de Pergolini. Criticás a todos, luego sos mejor. Son la miseria humana, la negación del ser, el ataque a cualquiera que haga algo. Y son fabricantes de conformismo. Siempre jugaron a ser los lideres de la juventud rebelde, alentando esas conductas de negacion y de inactividad frente a la realidad, en vez de fomentar el actuar, el hacer algo, el cambiar algo.
    Son los que más han promovido la desidia, la realidad es un asco, quedate en tu casa, escupi contra todos y fumate un porro. Y dejale todo servido en bandeja a los crapulas de turno.

  3. Estos transgresores, “genios” de la nada, de la no-creatividad, del juzgamiento desde un pedestal de cartòn otorgado simplemente por la mediocridad, dirìa miseria de la ignorancia arrogante, son los arquetipos màs acabados del famoso argentino de exportaciòn.
    Tipos que nò se destacan en nada, sin talento ni estudios, pero hablan con enorme convicciòn, sin haber hecho nada màs que eso…hablar al pedo.

    “Al hombre se lo juzga por sus acciones y nò por sus palabras”.

    Estos crìticos del esforzado mundo de la evoluciòn forzoza, dolorosa y sangrienta de la humanidad, dieron vuelta esa frase.

    Crearon un mundo a su medida, alimentado por cerebros huecos que les creen como a chamanes.

    Claro, el mundo de los concreto, es demasiado esfuerzo para ellos. Necesitaban sus propias reglas, estos nadadores de orilla.

    El problema es que la Argentina, se està transformando en esas reglas, con -por decir algo de hoy- los Pellegrinis tomados y con admisiòn de aprobaciòn de exàmenes de menos del 30%.

    La rueda de la fortuna, el loto reemplaza a los valores de educaciòn, trabajo y respeto.

    “Lo mismo un burro que un gran profesor”

    Repetirè siempre que la culpa es nuestra, y de aquellos màs atràs, que dejaron que èstas lacras nos impongan las reglas de su mundo bizarro, hueco, de copanis y giecos que si por ellos fuese, estarìamos en las cavernas.

  4. Lo bueno que tiene toda esta promocion excrementicia es que estos “Transgresores de cotillon” van a ser gobernados por la escoria dirigente del futuro cercano.

  5. Los adolescentes, y no tan adolescentes, lo tienen como “el ídolo” un símbolo pop, “un tipo piola y trangresor”.
    Alcanza con leer algunos comentarios de los lectores de, por ejemplo, minutouno para darse cuenta lo mal que están para tener como ejemplo a imitar a éste payaso:

    “Tanto les cuesta entender lo que quiso decir?. Lo voy a extrañar. Un genio como pocos.”

    “MARIO SOS EL MEJOR !!! MUCHOS PODRAN IMITARTE. IGUALARTE JAMÁS !!! TE VAMOS A EXTRAÑAR !!! ”

    “pergolini, un grande, un tipo super, super inteligente, los q opinan, no entienden el humor de mario, es para sabios.”

  6. Que buen artículo. Cada vez que José Benegas dice que se cierra, regresa más inspirado. En esta semana ha estado de maravillas con sus notas.
    Para mi Mario Pergollini se puede ir tranquilamente de la televisión. Es más se puede ir para siempre, como así también Marcelo Tinelli.
    La televisión actual es un basural, es un territorio casi exclusivo de la gente de mala calaña, no hay nada que aprender con esa porquería y es evidente que la gente más estúpida es quién está más al tanto de lo que acontece en tv. No solamente de la política deben irse todos y haber una renovación total, también la televisión se necesita una renovación, que se vayan todos los de siempre y venga una generación nueva, una televisión que construya y eduque, no una televisión que vulgarice e iguale para abajo.

  7. El kirchnerismo logró imponer su consenso gracias a tipos como él: desaparece el humor político, todo el que había en la década del 90 por ejemplo, donde a Menem se lo mataba día tras día. Luego, Pergolini y los boludos de TVR quedan como los grandes transgresores de la televisión. Los de TVR me irritan más porque parecen una adaptación para TV de Página 12.

    • @Francisco D’Anconia, No parecen, son una adaptación de Página para TV. Es más, pienso que la hacen para los nabos que no saben leer.

  8. Y… sí. Es lo que hay. Pero el Gen Argentino fue un buen programa como base. Lástima que nadie quiere superar la propuesta porque no les conviene que sepan que hubo gente que hizo Historia en lugar de re-escribirla como la quiere contar este inmundo de Kirchner.

Leave a Reply to Francisco D'Anconia Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: