La Nación comenta una encuesta sobre uso de computadoras entre adolescentes de distintos estratos económicos. Se sorprenden por el hecho de que su uso sea mucho más extendido entre jóvenes de familias con mejores ingresos que entre las de menos. O no se sorprenden, pero el negocio es mostrarse sorprendido.

No hace falta tomarse tanto trabajo ni pagar una encuesta para imaginar el resultado de un estudio que revele cómo se distribuye el consumo de diarios, por ejemplo La Nación, entre las familias de distintos ingresos. Seguro se descubriría que el mensaje del artículo está dirigido a las que están en una situación más favorable porque las que están peor no la compran. Y si la encuesta indaga acerca de quién come mejor, o va más al cine, o compra más libros el resultado sería idéntico ¿Cuál es la gracia de descubrir que los pobres viven peor que los ricos si eso parte desde la definición misma de pobre y rico?

Los niños pobres tienen menos computadoras. Una verdad de perogrullo, pero hay universidades que hacen encuestas para descubrirlo. O lo saben, pero presentado así y para que lo lean los “niños ricos que tienen tristeza” genera más culpa. Y más culpa es más negocio para mucha gente.

Falta la solución o al menos una referencia conceptual que sirva para algo, entonces veremos que es posible que en unas semanas aparezca un “estudio” que demuestre que los niños pierden mucho el tiempo en Internet. Lo que indicaría una ventaja para los niños pobres si se une con este “estudio”, pero no se sacará esta conclusión. Lo importante es mostrar cosas ¿Datos? En el medio de un mar de conjeturas que se dan por sentadas.

En la falta de marco de comprensión se señala el caso de chicos que no tienen computadora en la casa y recurren a los ciberg como si fuera una mala noticia. Sin embargo todo el mundo recurre a los ciberg cuando no tiene su computadora y la existencia de estos negocios es la demostración más palpable de que en la medida en que se deja y no se mata con impuestos y regulaciones, una economía de libertad privada hace que no haga falta “tener” por uno mismo muchas cosas. Los que tienen lo ofrecen. Desde computadoras, hasta viviendas, cafés, aviones y dinero. En el capitalismo no se vive de lo que se tiene, como en los sistemas colectivistas, donde nadie ofrece lo que tiene porque no se le reconocen derechos, a no ser que esté bajo amenaza.

Si en lugar de hacer esta apelación lacrimógena quienes hacen este estudio y los que lo reproducen se preocuparan por los problemas, descubrirían que la “brecha informática” no es sólo debida al obvio motivo de tener pocos ingresos. Sino sobre todo el de tener muchos impuestos.

No importa quién pague los impuestos, los negocios que desaparecen son los marginales. Aquello que está en el borde entre la rentabilidad y la pérdida es lo que sufre su desaparición. Entonces lo que está al borde desaparece u opta por estar afuera del sistema, no pagar más impuestos al trabajo, realizar todas sus actividades en negro y subsistir mientras los demagogos les dicen todo lo que les van a dar con los impuestos que los lanzaron fuera del campo de juego.

La pobreza que vemos es hija del impuesto, de todos los impuestos y no de la economía que produce riqueza.  La economía está en cualquier barrio marginal escondida de la política.

Eso en cuanto a los impuestos en general. Pero en particular si nos interesan las computadoras habría que cuestionar los altos aranceles que se pagan por la importación de bienes informáticos. Son la barrera contra el deseo de “los que tienen muchas computadoras” de ofrecerlas a los que “tienen pocas”. Pero como quienes realizan estos trabajos sólo quieren distribución política, de esto ni se enteran.

Ni siquiera tenemos industria cibernética para que los proteccionistas crean que estos aranceles tienen una justificación. Eso se soluciona mañana eliminando todo arancel y todas las barreras para arancelarias como la prohibición de importar máquinas usadas, no solo para que se extienda más el uso de la computadora propia, sino para que haya más ciberg, esa “mala noticia”, porque más oferta significa más acceso. Si no tal vez haya que esperar que una buena dosis de contrabando provoque una llegada más temprana de la informatización.

La coronación de todo está en el uso de la palabra “democrático” para la extensión del celular. La democracia es un concepto político consistente en la participación en el gobierno que es “de todos” (tiendo a pensar que es mucho más de Cristóbal López y de Eurnekián que mío). Pero a la computadora hay que producirla y distribuirla. Por lo tanto hay que pagarla y no es “de todos” sino de aquellos que participaron en el proceso productivo, entre otras cosas, para tener su computadora y celular. No es “más democrático” el celular sino “más económico”. No supera “barreras sociales” sino que se lo produce y distribuye a un precio tal que se encuentra al alcance de más gente (a ver Universidad de Palermo, averiguen cuántos se compraron el celular con dinero ganado en blanco). El productor, a diferencia del político, no mira “barreras sociales”. No es la democracia la que logró esto, sino el mercado.

Categories:

Tags:

20 Responses

  1. Si hubiera que votar por el mejor artículo del año del Blog.

    A este lo pongo en la terna de los mejores.

    Dos palabras son la clave de su lucidez:

    “Culpa” e “impuestos”.

  2. La pobreza la crea el gobierno. Los chicos pobres son una “conquista” de la burocracia estatal. La maquina de hacer pobres funciona así: Se distribuye la renta, y renta que va a distribución es renta que no va a capitalización.
    Por otro lado se expantan inversiones con inseguridad jurídica.
    Cada vez más voto cautivo, los políticos contentos.
    A lo que quiero llegar es que los políticos no obran por torpeza, o tienen las ideas equivocadas. Tienen las ideas correctas desde el punto de vista del fin que se han propuesto.

  3. La pobreza la crea el gobierno. Los chicos pobres son una “conquista” de la burocracia estatal. La maquina de hacer pobres funciona así: Se distribuye la renta, y renta que va a distribución es renta que no va a capitalización.
    Por otro lado se expantan inversiones con inseguridad jurídica.
    Cada vez más voto cautivo, los políticos contentos.
    A lo que quiero llegar es que los políticos no obran por torpeza, o tienen las ideas equivocadas. Tienen las ideas correctas desde el punto de vista del fin que se han propuesto.

  4. Como Pablito voto por este post como el mejor que he leído.

    Un artículo como este no se escucha jamás en un medio de prensa, por eso la gente, la inmensa mayoría que se ahorra el esfuerzo de pensar y consume toda la mierda que le dan los medios, no puede percatarse de la trampa que son las políticas de gobierno. El público toma como verídico todos los bolazos que se repiten en la tv y en la radio. Si Marcelo Tinelli dice que es injusto que algunos niños tengan computadoras y otros no, comenzaría todo el mundo a hablar de ese asunto, pero si se dice porqué las computadoras son caras y que cada uno debe hacer el esfuerzo de comprarla suena como a un insulto para esta gente que está mentalizada para recibir todo del cielo.

  5. Estoy de acuerdo con lo que pulicás a excepción del tema celulares.
    Los teléfonos móviles en el caso que lo compres a través de una compañía prestadora del servicio celular ( movistar, Personal, Klaro, ó Nextel) tienen el precio subsidiado por la compañía ya que ese es el “anzuelo” mediante el cuál las ganancias son por la prestación del servicio, s decir, el consumo de minutos.
    Estas compañías son prodcutoras y vendedoras de minutos de telefonía.
    Los precios están subvencionados y de esto te das cuenta por el precio que el mismo terminal tiene si lo comprás liberado ( para poder ser usado en cualquier compañía) en una casa de artículos para el hogar.
    El móvil que te vende una prestadora esta bloqueado para ser usado en otra compañía de la competencia por lo que el precio de venta esta subvencionado pero condicionado a ser usado en esa compañía.
    Por otro lado quién nopued etener una mejor condición de vida, mejores ingresos o un auto nuevo, usa un celular de alta gama y es una forma ( un poco tonta para mí ) de mostrarse consumiendo un objeto supuestamente que usan las personas con altos ingresos; una especie de compra democrática.
    Tu blog, re bueno, segí así y no lo cierres.
    Me parece que empezaste demasiado antes, y ahora está explotando el uso de blogs .

    • @Celularis,

      En realidad las companias de telefono te venden el aparato en cuotas — o sea estas pagando el precio real del aparato cuando pagas el abono.

      El problema con las companias de telefono celular es que son una mafia creada por las regulaciones estatales. Con el estado actual de la tecnolgia implementar sistemas de mensajes en una ciudad costaria monedas. Fijate como funcionan los nodos WiFi…

  6. @Celularis, Es cierto celularis, pero es en todo caso esa política comercial, ese afán de lucro y no los estudios de la UP, los transforma en más económicos. Gracias por lo del blog, por ahora no se cierra.

    • @Jose Benegas, claro José, el mercado ha hecho por la igualdad mucho más de lo que ha hecho nada ni nadie. La progresía se niega a entender esto. El capitalismo ha hecho avanzar a la humanidad como nunca antes. Y todo gracias a la limitación del poder de los gobiernos, al respeto de la propiedad privada y el afan de lucro individual.

  7. Creo útil que se desarrolle un poco mas el análisis de esta nueva táctica de los igualitaristas para desarmar la resistencia al saqueo del gobierno.

    Los gobiernos suelen apelar tambien a recursos psicológicos para ablandar la resistencia al pago de impuestos abusivos.

    La instalación de la “culpa” es uno de los mas efectivos y consiste en señalar los contrastes entre los menos favorecidos y los que poseen riqueza.

    La culpa aparece sutilmente o se la sugiere, en el sentido de que las tenencias de los ricos son bienes que -de algún modo que no se explicita- se le han quitado a los pobres.

    Esta fórmula de subrepticia inculpación, cuando es repetida suficientes veces, termina instalando la creencia de una sociedad injusta aún cuando los ricos hayan obtenido su patrimonio honestamente.

    Parece obvio señalar que esto abre la puerta a la rivalidad de clases, paso previo a la violencia revolucionaria por “una sociedad mas justa”.

  8. Es alarmante como en los medios, o las personas al discutir tiran datos sin hacer ningun analisis. Como minino, los que hicieron el estudio y la nota pudieron investigar un poco para explicar porque la misma computadora (por ejemplo, una dell inspirion 13) cuesta $3.000 en la argentina y US$650 en USA

  9. Excelente post. Especialmente en lo q se refiere a lo de “democratización”… el problema es q esa palabra queda linda, está en el marco de lo políticamente correcto y cualq cosa q se haga en su nombre es aplaudida por la opinión pública (q obvio q no se detiene a pensar, sino no sería opinión pública… esto es algo q los diarios manejan muy bien).
    Claro q esto no es sólo un fenómeno doméstico, bien sabemos q a partir de la Segunda Guerra Mundial cualq gobierno comenzó a autoproclamarse democrático, sea cual fuere su signo político. (habría q preguntarle a los comunistas q tal..aunq en latinoamérica tenemos ese no se qué q qué se yo q nos hace tan prestos a decir lo q no es y viceversa,, numerosos populistas se me vienen a la mente!!)

  10. Contundentes palabras.

    100% de acuerdo.

    Uno de los maestros en el arte de redistribuir la culpa es el músico kakista León Gieco (empezando por la suya, ya sabemos por qué).
    Varios temas suyos o interpretados por este kantante tratan este tema de una manera poco sutil.
    Un ejemplo, y a propósito de la cercanía de las fiestas, es la canción titulada “La navidad de Luis”. Un tema que nos invita a reflexionar a cerca de la culpa que debe generarnos el pan dulce, el vino y la cena navideña en familia, mientras hay tantos pobres como Luis que no tienen nada….
    Busquen la letra en internet, vale la pena.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: