El miedo a Cobos es el miedo al Juicio Político

  La pandilla comenzó una campaña con apoyo mediático para derribar a Julio Cobos. El temor evidente es a que haya una alternativa institucional cuando la irracionalidad con la que conduce los asuntos del gobierno el gobernante de facto Néstor Kirchner lleve a otra situación de colapso de esas que son rutina en el país.

La reacción del vice presidente no podía ser genial con su idea del plebiscito, después de todo aceptó apoyar a este gobierno y formar parte de él. Cobos está lejos de ser un buen proyecto de presidente, pero ese también está lejos de ser el punto. De lo que se trata es de aplicar las reglas de juego constitucionales para salir de los problemas en lugar de dejar, como siempre se ha hecho, que la olla junte presión y reviente a la espera de un salvador que es peor.

Tampoco es un problema a quién tendría detrás como indicaron Carrió y Cavallo en el fin de semana. No es necesario simpatizar con Duhalde como creen los que hablan de “instituciones” como sinónimo de “bien contra el mal”. Este gobierno es creación de Duhalde y fue él y no Kirchner quién empezó a violar todos los mecanismos constitucionales promoviendo el asalto a la Corte Suprema, destruyendo las reglas electorales para responder a una venganza personal, y sometiendo a los medios de comunicación a su dictadura. Nunca se volvió de eso.

La cuestión en este sistema político es restablecer el estado de derecho. Que el gobierno esté sometido a las mismas leyes a las que estamos sometidos todos y cortarle las alas a la subsidiaria del gobierno de Chavez y a la oligarquía que se apodera del país con metodología patoteril, destruyendo los mecanismos de control y manejando la justicia como si fuera una célula montonera. Y la única vía para hacerlo es darle lugar al mal gobierno alternativo que surgió de  las elecciones, recurriendo al remedio del juicio político. Y después controlar a ese gobierno como no se controló al otro llevando la cuestión de la representatividad a un punto que no corresponde.

A Cobos, ese que no da muestras de ser ningún genio, ese que llegó a su cargo de la mano de esta gente, que fue cómplice del asalto a las AFJP y tembló la única vez que hizo lo que debía (y siguen los defectos) se lo debe cuidar por el papel institucional que le toca jugar, bastaría el recuerdo del desastre que dejó la deserción de otro inútil como Chacho Alvarez para entender el problema. Y si está mal rodeado será porque no se está entendiendo para qué sirve y no se le está dando el respaldo que se le debe dar cuando se intenta quitarlo del medio desde el poder. La lección es que no hacen falta buenos gobiernos sino buenos límites y un gobierno que surge de un juicio político es un gobierno que deberá cuidarse de no pasar sobre ellos.

Promover el juicio político del presidente es lo opuesto a un golpe de estado. Pero lo que si se parece mucho a un golpe de estado y nadie en la  oposición lo está percibiendo, es utilizar la maquinaria política estatal y para estatal para derribar por vías no constitucionales a un vicepresidente legítimo.

Picado de domingo

  • Me encantaría encontrar a alguien que me explique, después de leer lo que informa Morales Solá hoy sobre las actividades ilegales de la pandilla en el poder sobre la villa 31, bajo qué regla es que se considera que respetar las instituciones es asegurarles que pueden seguir haciendo todo esto hasta el 2011. Los opositores creen que es "constitucional" pasarle al gobierno el mensaje de que puede hacer lo que quiere hasta que termine su mandato; mandato que nunca incluyó los delitos que los K cometen todos los días. Grondona está cada vez más en esta línea y entendiendo lo que está en juego.
  • El gobierno opera con Clarín (que ya no miente) para asegurarse de que no haya salida institucional el año que viene. Cobos debería avivarse o ser avivado del papel que le toca y no dar pie a ningún ataque.
  • Espero ver los resultados de las elecciones en Venezuela, a ver si la "revolución bolivariana" no era más que una hipoteca subprime más, un mero producto del keynesianismo que nos iba a salvar de tantas cosas y terminó hasta fomentando la (re)vuelta de los dinosaurios de la izquierda latinoamericana.
  • Qué hacer con la justicia federal que es una extensión del frente para la victoria, el grupo político más ilegal que se haya hecho del poder en un marco "constitucional". La Cámara Federal que es una extensión de la voluntad del señor Verbitsky desde hace muchos años declaró "nula" la privatización de Aerolíneas. Es una cámara penal metiéndose en cualquier cosa, hay que ver si pasan un examen de derecho civil o administrativo. Otro juez dispuso la "intervención" de una compañía aérea porque el chiflado en jefe se enojó con Marsans. No hay procedimiento a mano para solucionar un proceso de criminalización así de la Justicia. Pero se lo debe solucionar y no se si va a haber otro remedio que echarlos a todos. Al menos no se me ocurre.
  • Sin embargo entre el kirchnerismo y las viudas del kirchnerismo, me quedo con los primeros. Tipos que han estado dispuestos a cualquier cosa, que han defendido lo indefendible y nos han hablado a todos desde arriba de un pedestal mientras saqueaban al país no pueden ser reciclados, el que ha estado dispuesto a hacer cualquier cosa, incluso como coautor que cierre el pico y se vaya a casa. Cuando se van y empiezan con sus críticas y frases idiotas como "dejamos de escuchar a la gente" ratifican su naturaleza miserable.

Seamos libres hoy

Seamos muchos. Esa suele ser la respuesta cuándo surge la pregunta de qué hacer frente a los avances del poder sobre nuestras vidas. Pero somos pocos. Desde que empezó muy fuerte el pensamiento anti liberal a predominar en occidente a principios del siglo pasado hasta hoy se ha recorrido mucha pista y la pregunta y la respuesta siguen siendo la misma. En la Argentina ni hablar, para gran parte de la población estar a favor de “las ganancias” (es decir contra las pérdidas) es ser un ultra liberal. Algo parecido a tildar de glotón a un hambriento que se quiere comer un maní.

No somos muchos, pero tengo una buena noticia. No hace falta. Los enemigos de la libertad tampoco son muchos. Todos los cambios los producen minorías.

El resultado de un experimento de ingeniería social de Sarmiento que quería convertir a la Argentina en Estados Unidos por medio de un sistema educativo público, terminó en esta matrix que propaga idioteces soviéticas ya comprobadas como un fracaso total. Hoy un matrimonio desequilibrado, un par de ideólogos sin escrúpulos y la pasividad general nos hacen ver el camino hacia el totalitarismo otra vez, como si el mundo no lo hubiera vivido. Y ni siquiera son simpáticos, ni se esfuerzan por tener mejores argumentos, ni por mostrar un comportamiento más o menos ajustado. Son impresentables y ahí están realizando todos sus caprichos.

En nuestro caso contamos con una ventaja y es que no necesitamos el poder como lo necesitan ellos. Aplaudo a quienes se esfuerzan por ganar elecciones y buscan representación en los órganos legislativos para hacer oír una voz distinta a la cantinela general. Pero permanecer libres no depende ni puede depender de eso. El propósito del liberal es “de-tener” al poder y no tenerlo. El liberal concibe a la riqueza como un concepto subjetivo individual y a la sociedad como una multiplicidad de individuos buscando su bienestar, no ve pecado en eso, no persigue a los que ganan, a los que piensan, a los que hacen todo lo contrario a lo que él haría, sólo se defiende de los criminales. Por eso el liberal no ve en el gobierno una fuente de felicidad, ni al liberalismo como un programa de gobierno. El liberalismo es más bien un programa de “des-gobierno”. Un programa de límite al poder. Cuando la entente entre el poder y quienes lo detienen es más o menos virtuosa los representantes elegidos son sostenes de esas ideas.

La clave está en que si la lucha por la libertad depende de obtener la mayoría, la causa está perdida. Destaco esto: la lucha contra la libertad jamás dependió de obtener la mayoría. La mayoría jamás entiende el significado profundo de lo que elige y la democracia nunca fue pensada para decidir postulados filosóficos.

La libertad no se dirime en elecciones, sino mucho antes. La propiedad no es el premio a una buena campaña electoral, es el resultado de la acción de quienes la defienden.

La Constitución escrita condujo a un equívoco. Para muchos es por si misma garantía. Ahí está claro que la propiedad es inviolable, entonces nos sentamos a descansar porque cualquiera sea el que gobierne la Constitución nos protege. Hasta tenemos un poder del estado designado para decirle al gobierno que se ubique.

Esa ha sido una muy mala interpretación de la Constitución. De ahí se deriva la idea de que cuando todo el sistema está fuera de control, lo que queda es ganar elecciones explicando un poco más claro la teoría subjetiva del valor o la Ley de Say. Una empresa imposible. El antiliberalismo llegó hasta dónde llegó sin que nadie, ni siquiera la tilinga que ya sabemos, haya leído ni oído jamás hablar de Hegel.

Lo que la Constitución nos dice no es que nos sentemos tranquilos a disfrutar del respeto a la individualidad que surge de sus postulados doctrinarios (surgía, pero no me obliguen a hacer más largo de lo que viene este post). Lo que hace es decir: No hace falta ser mayoría para tener derecho a reclamar, para protestar, para detener al poder. Hay que ir a los tribunales a defender lo que es nuestro, y si se pierde una vez intentarlo de nuevo, y si se pierde dos veces protestar, escribir, patear el tablero y fomentar una rebelión fiscal.

Nunca señala que ese trabajo está hecho. Sería un proyecto fracasado desde el vamos si dependiera de que el poder de las mayorías no quisiera avanzar sobre los derechos de las minorías. La idea es que no pueda, no que no quiera. La Constitución habilita a la lucha por la libertad, a la defensa de la propiedad, de la libertad de comercio, de la libertad de educar de modo plural no solo fuera de lo que señala el ministerio de educación sino aún y sobre todo contra lo que dice el ministerio de lavado de cerebros. Hay que des-educar al soberano.

La Constitución no dice: ganemos elecciones para ser libres. Dice: somos libres pero eso no es gratis. Se lo debe ganar cada vez que eso está en juego. Y se lo debe ganar del modo que siempre se lo ha ganado: desde la minoría, contra una mayoría conquistada por pasiones opuestas.

Quienes luchan por la libertad patean tachos y rompen las pelotas, no recitan poesías.

Por un 2009 libre de ladrones de jubilaciones

Los diputados y senadores tienen su oportunidad de actuar con impunidad por el momento. Como Borocotó ya están en las bancas para dedicarse a sus negocios sucios con los Kirchner, lo hecho hecho está, cada uno sabe a quién votó.

Sin embargo me parece indispensable tomar nota de cada uno de los ladrones de jubilaciones que están en el Congreso para servir a la pandilla. Y no deben ser olvidados el año que viene cuando se conformen las listas de cualquier partido. Cada uno de los que votaron por este saqueo debe ser señalado y denunciado como ladrón de jubilaciones. En carteles, en panfletos, en cartas a los diarios.

Ellos se llevaron los fondos capitalizados, hay toda una vida para cobrárselos.

No te olvides de Reutemann, el perdedor ni de ninguno de los otros

Carlos Reutemann, uno de los tantos que operaron en la imaginación de mucha gente como una esperanza de seriedad, es uno de los 46 indignos que anoche le entregaron fondos privados de los aportantes de las AFJP a la pandilla de Balcarce 50.

Los otros senadores que jamás deben ser olvidados son los siguientes:

Votos a favor: 46

Frente para la Victoria (39): Fabio Biancalani, María José Bongiorno, Adriana Bortolozzi de Bogado, Eric Calcagno, Mario Colazo, Ana Corradi de Beltrán, Elena Corregido, Liliana Fellner, Nicolás Fernández, Daniel Filmus, Selva Forstmann, Marcelo Fuentes, Silvia Gallego, César Gioja, Haidé Giri, Silvia Giusti, Pedro Guastavino, Marcelo Guinle, Guillermo Jenefes, Roxana Latorre, Rubén Marín, José Mayans, Ada Maza, Julio Miranda, Blanca Osuna, José Pampuro, Nanci Parrilli, María Perceval, Daniel Pérsico, Miguel Angel Pichetto, Teresita Quintela, Carlos Reutemann, Marina Riofrío, Fabián Ríos, Ramón Saadi, Eduardo Torres, Mónica Troadello, Luis Viana y Elida Vigo.

ARI Tierra del Fuego (2): María Díaz y José Martínez.

Frente Cívico por Santiago (1): Ada Iturrez de Capellini.

Concertación Plural (1): Maria Sánchez

M.P. Neuquino (1): Horacio Lores.

P. Socialista (1): Rubén Giustiniani.

Partido Nuevo Corrientes (1): Isabel Viudes.

Tampoco debe olvidarse a los pocos que enfrentaron a este saqueo con gran dignidad:

Votos en contra (18)

UCR (7): Juan Carlos Marino, Alfredo Martínez, Gerardo Morales , Roy Nikisch, Luis Petcoff Naidenoff, Ernesto Sanz y Arturo Vera.

P. Justicialista (4): Juan Carlos Romero, Sonia Escudero , Hilda González de Duhalde y Roberto Basualdo.

Coalición Cívica (2): Samuel Cabanchik y Maria Eugenia Estenssoro.

Frente Cívico, Catamarca (2): Oscar Castillo y María Colombo de Acevedo.

Fuerza Republicana (1): Delia Pinchetti de Sierra Morales.

Juecista Córdoba (1): Carlos Rossi.

P. Renovador Salta (1): Juan Pérez Alsina.

Abstención (1): Pablo Verani.

Por último están los que no aportaron. Unos de manera justificada por enfermedad ¿los otros?

Ausentes (7): Carlos Menem, Roberto Urquía, Norberto Massoni, Emilio Rached, Carlos Salazar, Liliana Negre de Alonso y Adolfo Rodríguez Saá.

 

¿Los conocés? ¿Conocés a sus hijos, a sus hermanos, a sus amigos? Que sepan lo que pensás.

Sufriente Cristina K en Africa

La señora que tenemos de presidente está de gira por Africa compitiendo con ella misma en el campeonato mundial de quién dice la boludez más grande. O explica por qué no brinda, o le cuenta a los tunecinos cual colegiala coqueta que Obama es presidente de su club de fans, o repite dichos de su abuela o festeja la crisis porque “alguien puede dejar de comprar un auto, un ipod o alguna otra cuestión del mundo moderno, pero al contrario, va a necesitar muchos alimentos, normalmente en épocas de crisis uno se pone más ansioso y come más“. De paso impide que don Cobos tenga oportunidad de votar en el senado (pero no se si le contaron que la mandaron allá para eso).

Cuestión que a la pobre mujer la llevan a visitar la tumba de Tutankamon, como se puede ver en la foto que vi en el blog de Darío Gallo. Ahí se ve que tanto ella como su hija se están pegando un embole importante.

No se sabe bien si esa cara de culo en realidad obedece a que ambas creen que las llevaron a un velorio de algún gobernante actual y posan con expresión de circunstancia o están molestas porque las entretienen mientras ambas quisieran estar de shopping. Pero lo que es seguro es que no la están pasando bien.

Escribile un mensaje por día a Cristina en un billete de $2

Se me ocurrió que una buena forma de comunicarse con el poder encerrado en palacio planeando confiscaciones masivas es escribiendo algo en los billetes de dos pesos que son los que más circulan. Estoy lanzando en este momento, pidiendo a otros blogs que ahieran y formando un grupo en facebook, una campaña para que cada uno le escriba un mensaje personal a Cristina Kirchner o sobre ella en un billete de $2. Un mensaje por día. Y ya empecé hoy:

Sumate en Facebook

Carta documento a los senadores

Algunas personas están enviando cartas documento a todos los señadores intimándolos a cumplir con su deber y a no entregar los fondos de pensión en custodia de las AFJP a los kirchner. El texto es el que sigue y los que estén interesados en firmarla pueden comunicarse con el doctor Fabián Bergenfeld para hacerlo o enviarlas por su cuenta.

APELAMOS A SU CONCIENCIA PORQUE UD. CONOCE:
-El vaciamiento que históricamente se produjo en las Cajas Previsionales cuando las administraba el Estado.
-La utilización ilegítima que el Gobierno efectuó en el 2003 de los U$S 8.000 millones recaudados con el impuesto al cheque, que garantizaban los activos de los afiliados.
-La imposición a los afiliados, con el decreto 1375/04, de bonos cuasi-par en pesos ajustables por CER, y la consecuente manipulación del INDEC para defraudar a sus tenedores en cerca de U$S 20.000 millones, hasta el presente.
-La nociva repatriación ordenada por el Gobierno de inversiones rentables en el Brasil, para comprar más títulos de la Deuda Pública.
-La inoperancia y/o connivencia de la Superintendencia y demás Organismos Públicos que controlan las AFJPs.
-Que la ley vigente reconoce a los afiliados, a través de normas que incluyen sanciones penales, el derecho de propiedad de los afiliados respecto de los fondos.
  
POR TODO ELLO, Y PORQUE ADEMÁS EL SENADO RECIENTEMENTE:
-Ratificó con la sanción de la ley 26222/07 el derecho a la libre elección.
-Y abortó el anterior proyecto también confiscatorio instrumentado con la Resol.125/08.
  
ES QUE LO INTIMAMOS A QUE CUMPLA CON SU MANDATO, EVITANDO CON SU VOTO EL VACIAMIENTO DE LOS FONDOS ACUMULADOS.
CASO CONTRARIO DEBERÁ RESPONDER CIVILMENTE(ART.1112 CC), Y PENALMENTE (ART.173 CP) "

Mala onda Moyano, se opone a las vacaciones

El multimillonario jefe de la CGT quiere recurrir a la medida infantil de prohibir lo que ahora llama “despidos” y antes “vacaciones” junto con su amigo ultrakirchnerista (antes ultra todo) Cornide.

En todo el espectro político ¿que porcentaje calculan ustedes que se dan cuenta de que esto va a perjudicar mucho más a los “trabajadore”? ¿Cuántos pensarán que es la peor medida de emergencia que se puede tomar? Yo diría que la cifra debe estar cerca del cero, y eso explica en que clase de país hostil para la gente que trabaja o intenta hacerlo nos hemos convertido.

El mercado está ajustando precios para defenderse del engaño keynesiano. Eso que ellos mismos llaman “ilusión monetaria” y que efectivamente es una ilusión. Todo se corrige con gran dolor porque parece que la fiesta, de la que la izquierda latinoamericana ha sido gran beneficiaria, carecía de respaldo. Algo de lo que se fueron dando cuenta de a poco todos cuando fueron al mercado con sus créditos a buscar los precios que sus negocios daban por supuestos y que habían sido alterados por la gran cantidad de dinero disponible propio de la “ilusión”. Todo empezó a hacer “plop”.

Los precios laborales, producto de nuestras “clases dirigentes” que se educan en economía con dogmas religiosos y consignas que los identifican como gente buena, en lugar de observar la realidad para hacer algo al respecto, acumularon años de legislación para hacer rígidos los precios laborales. Contratar a una nueva persona equivale a un matrimonio y mientras el negocio fluctúa por mejores y peores épocas el empresario sabe que los salarios que puede ofrecer no pueden fluctuar, sino sólo subir. Eso es algo que saben cuando las cosas andan bien y detienen sus decisiones de contratar personal porque es un enorme problema con la ley cuando el negocio no anda tan bien. No es un problema con el personal, lo que se demuestra con el trabajo en negro, que es gente que pacta cosas si y sólo si nos olvidamos todos de los deseos del estado de meter la cuchara.

Cuando las cosas se complican los precios laborales podrían adaptarse a las nuevas situaciones, siempre que las partes lo aceptaran, de otra manera se produciría una libre ruptura. Pero así como el empresario acepta vender sus productos por un precio menor de ser necesario, sus empleados podrían hacer el mismo cálculo y resignar parte de sus ingresos hasta que mejoren las condiciones. A su vez ellos serían parte del proceso de reacomodamiento general cambiando sus hábitos de consumo.

A eso le sumamos algo que se llama falsamente “indemnización” por despido. Es falso porque indemnizar quiere decir reparar un daño colocando a la persona en la situación anterior al hecho. Y en la situación anterior al hecho el individuo cobraba una mensualidad a cambio de dar una prestación. Como ya no se le paga tampoco se le exige la prestación. Si no hay una no hay la otra. Pero claro, quién de nuestros buenos querría admitir una realidad así. No se puede ser bueno sin una buena cuota de engaño.

Buenos o malos los empresarios saben aún cuando la cosa anda bien, lo difícil que es dar por terminada una relación laboral una vez que se inicia. Y que cuanto más dura la cosa es peor. Hacen sus cuentas y todo se vuelve mediocre para estar preparados para una eventual situación de divorcio. Antes de contratar a alguien lo estudian, le hacen un test preguntándole idioteces y los gerentes de personal recurren a consultoras para quitarse la responsabilidad frente a sus jefes si un día llegan a la conclusión de que la cosa no camina. Los que tienen menos medallas acumuladas, aunque sirvan más y se preocupen poco por el autobombo, están en las peores condiciones, porque el sistema obliga a tomar recaudos excesivos al inicio en lugar de observar los resultados en la relación. Todo se va convirtiendo en la gran farsa de la demostración con palabras de lo que no se sostiene en hechos.

Y esto es en las buenas épocas. En las malas no entra nadie, porque además se sabe que tenemos muchos sindicalistas peronistas y gobiernos ansiosos por demostrar lo “buenos” que son para poder seguir afanando en simultáneo. Entonces quieren triplicar las dificultades del empresario que debe reacomodar precios y se deben imaginar otras salidas. El despido es la que le queda, pero si le cobran una enorme cifra por eso se descapitaliza y las posibilidades de subsistir dentro de la empresa están relacionadas nada más que con cuanto cuesta soltarle la mano a alguien. La gente que está sin trabajo ni puede soñar con volver a tenerlo a ningún precio. La gente que está dentro tal vez vea igual licuado su ingreso en medio de un proceso inflacionario o de alguna devaluación para empobrecer a todos por igual. Eso en el mejor de los casos, porque en el peor el barco se hunde mientras todos permanecen en sus puestos.

El sueño de la Cámpora hecho realidad en Cuba

Los millonarios de La Cámpora son aprendices todavía en el negocio de utilizar niños en la propaganda política. Abajo tres videos producidos por el régimen cubano en el que menores hablan como adultos sobre las “maravillas” de la isla.

En el primero niños haciendo el culto al dictador que no hacen más que repetir lo que se les inculca en una edad en la que carecen de madurez para tener un criterio propio. En el segundo repitiendo mentiras como que “ningún país quiere negociar con Cuba” por el “bloqueo” norteamericano, mientras la Isla sobrevive por la caridad llegada desde Miami. Cuba es la primera exportadora mundial de lástima.

Los “pioneros” son el símil de las juventudes hitlerianas, un instrumento de control policial y propagación ideológica. Estos niños después de ser adoctrinados participan en actos políticos agitando las consignas señaladas por el gobierno.

En el último video venden el turismo en la Isla, no se pierdan el Disney comunista.

 

 

Con un sentido un tanto más empalagoso el dictador venezolano Hugo Chávez tiene su propia versión de esta explotación infantil que se ve en este video aportado por Flaviog