Grondona desmenuza hoy la naturaleza obstinada del anti capitalismo de la señora Kirchner con mucha precisión. Le daría una vuelta más sobre el asunto, porque en este caso toda esa "ideología" es una pantalla interna y externa para el afano a mansalva. De los kirchner y de todos los que juegan a su alrededor enriqueciéndose a costa de los demás. Por eso odian al capitalismo en el que la gente se enriquece en colaboración con los otros, algo que su pequeñez humana odia.

El comunismo no tiene como dogma de fe el llevarse valijas bolivarianas, ni el comprar carteras millonarias, ni tener cuatro o cinco empresas a las que se les transfieren todos los negocios, ni comprar terrenos fiscales a 19 dólares para venderlos a 120, ni todo lo que hacen todos los días mientras alardean tonterías a las que llaman "convicciones"

La tesis de Grondona es que la señora tiene una anteojera que no le deja ver la realidad. Yo diría que lo que la anteojera le permite es no verse a si misma como es: una mujer frívola, muy limitada en lo intelectual, interesada por los lujos y los brillos de mal gusto y a la que le gusta más que nada la riqueza mal habida. Y los personajes que forman su corte son iguales.

En los setenta vinieron a matar, ahora volvieron para robar. En ambos casos la ideología es una compensación como la del cura libidinoso que actúa como represor moral de sus fieles, mientras practica el desenfreno.

Categories:

Tags:

19 Responses

  1. Josè, genial tu nota.
    Otra vez te inspiraste de verdad para describir y desnudar, lo que ningùn periodista es capaz de escribir con maravillosa claridad, sobre èsta ignominosa gente.
    No se puede agregar nada màs.

  2. La única ideología de los kirchner es la del poder y la del afano. O alguien cree que si esto fuera la década del noventa, estos energúmenos no estarían hablando de que malo es el estado, y de como hay que achicarlo?

  3. Aunque sin los conocimientos académicos que respalden mi diagnóstico, en mi escaso pero leal entender estos personajes que gobiernan son CINICOS.

  4. Anoche me entretuve viendo la pelicula “La Caida” (o como se traduzca).
    Realmente remarco el paralelismo entre la ceguera de Hitler y del impresentable K. Ambos tienen una manga de cortesanos que aunque sepan que se van al tacho no se animan a “blanquearle” la situacion a su jefe. En aquel caso por temor, con los K por la billetera.
    Al margen, muy fuerte la escena donde matan a los niños dentro del bunker.

  5. Roberto Cachanosky dijo una vez que (no es textual)”la mafia no tiene ideología, ella solo busca garrapiñar lo que venga, bajo cualquier escusa. Po eso no es de sorprender que menemistas de ayer sean los kakistas de hoy”

  6. Me permito una aclaración:

    En los setenta los que mataban eran los camaradas de ruta de los K, estos eran revolucionarios de cartón.

    Estos K ya venían dedicándose al afano desde los 70, incluyendo títulos profesionales.

  7. Muy bueno el artículo de Grondona y la profundización de José.

    También sigo con mucha atención el comentario que hizo Giacobbe por RN que despertó el interes de José sobre los costos políticos de las arbitrariedades K,

    como precio por mantener la presencia en los medios, el protagonismo, y la progresiva infiltración del estado en todos los rincones de la vida de la sociedad.

  8. Las anteojeras las usan con el mismo proposito que un ladron y un criminal las usa para ocultar su rostro, para ellos las anteojeras o antifaces son herramientas de trabajo.

    Lo peor es que todavia hay algunos que candidamente creen que todo en realidad es un asunto de visiones diferentes y no de crimen vs. decencia.

  9. Me pareciò interesante el artìculo de Grondona y coincido totalmente con el comentario de Josè, pero ambos omiten decir que las anteojeras tambièn las tiene puestas la gente que, ya sea por ignorancia, interès, comodidad, etc.- les sigue dando apoyo; los legisladores oficialistas y opositores que inescrupulosamente admiten lo que està ocuriendo y casi siempre contribuyen a ello dando una manito en el Congreso.
    Yo hubiera titulado la columna de Grondona que no toda la culpa es del chancho….porque hay mucha, mucha gente, que se mata por darle de comer.

  10. A propósito de las limitaciones de las mayorias:

    El efecto de la desatención y desinversión en educación de las décadas pasadas ha tenido como consecuencia –entre otras- el fenómeno de “analfabetismo funcional”, que consiste en deficiencias en la comprensión de textos, en la capacidad de conceptualización, dificultades para elaborar juicios críticos, asociar ideas, establecer relaciones de causalidad y relacionar acontecimientos dentro de un contexto previamente conformado.

    Estos déficits hacen vulnerables a estas personas a la manipulación ejercida muchas veces a través de los medios de comunicación y a la desinformación propagada con fines politicos y otros intereses.

    El “mercado del voto” es el mas destacado de esos escenarios donde los gobernantes y la corporacion política en general, suelen invertir cuantiosos recursos para conquistarlo.

    La repercusión de los mensajes que se emiten para persuadir a los potenciales votantes así como la evaluación de sus preferencias, cuentan hoy con una “ciencia” auxiliar cada vez mas desarrollada :

    la “Encuestología” herramienta hoy casi indispensable para estudiarlas y para elaborar tácticas de apoximación progresiva al objetivo de captación de voluntades.

    Quienes han podido superar las limitaciones arriba señaladas suelen mostrarse perplejos a veces por las incoherencias temporales y el éxito de algunos discursos de captación dirigidos al votante masificado,

    no advirtiendo que, precisamente la falta de percepción de esas incoherencias es una mas de las manifestaciones de la discapacidad intelectual.

  11. Jose,
    Me encanto la frase “En los setenta vinieron a matar, ahora volvieron para robar”, es para un slogan de campaña!

  12. Yo tengo una opinión más próxima a la de Leandro. Concuerdo con él en que las anteojeras son herramientas de trabajo de los ladrones para ocultar su rostro.

    De todos modos se ve un cambio en muchos periodistas respecto a cómo ven al gobierno. Mariano Grondona fue siempre un crítico, bastante tibio y compasivo, pero últimamente se ha puesto más duro; y el tarado progre que tiene a su lado, ese fulano de apellido Novaresio, parace que perdió la fe en su amado progre-socialismo.
    Joaquín Morales Solá ya se saturó chupándole las medias al kirchnerismo. Ahora no escribe sus artículos en La Nación, poniendo a los Kirchner como personajes de novela.
    Sólo les queda a los K, los giles de los noticieros televisibos, principalmente la tilinga descerebrada de Mónica Gutiérrez y el Ace Ventura del periodismo Gerardo Rozin.

  13. Atención con un fenómeno social que se está instalando lenta y progresivamente frente a las constantes arbitrariedades del poder:

    Una suerte de resignación paralizante.

    Estas arbitrariedades cada vez mas frecuentes persiguen un “acostumbramiento” y resignación a los atropellos del poder, paso previo al totalitarismo.

    La decisión gubernamental del cambio de hora es un ejemplo de invasión estatal perturbadora en los hábitos y costumbres de la población.

    Notar que la medida se ha impuesto nuevamente sin explicación alguna de sus ventajas y sin que se hayan conocido los resultados de la medida el año pasado cuando fue implantado por la crisis energética.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: