Un pecado capital que es una virtud capitalista

Interesantísima conferencia organizada por CIIMA-ESEADE esta mañana sobre la crisis financiera. Repleta, hay un renovado interés en las ideas de la Escuela Austríaca de Economía (que propongo que se llame Escuela Austríaca de Ciencias Sociales) porque es la única que explica la sucesión de ciclos económicos. Como alguien dijo ahí, está demostrado que en el debate Hayek/Keynes el que tenía razón era el primero.

Pero me interesa destacar el error del ex-presidente uruguayo Lacalle que atribuyó la crisis en gran medida a la “codicia” que es una descalificación puritana y “codiciosa” de controles para el impulso vital que viene con el ser humano, también llamado ambición. La “codicia” nunca es un problema en un mercado, es decir en ausencia de quebrantamiento de derechos, es el motor de todo lo bueno que ocurre y siempre requiere hacer algo que el mercado valore más que aquello a lo que se aspire. Cuantas más aspiraciones personales se realicen en el mercado, es mejor para todos.

Y desde ese punto de vista moral, que no comparto, no se entiende qué es lo que convierte a una ambición normal en una codicia. El ojo del calificador en el mejor de los casos llama ambición a sus propias aspiraciones y codicia a las del otro, en el peor (la mayoría de las veces) ve la codicia en el otro y le llama a su actitud pureza moral. Habría que pensar en aquello de ver la paja en el ojo ajeno.

22 thoughts on “Un pecado capital que es una virtud capitalista

  • October 23, 2008 at 1:43 pm
    Permalink

    José, la codicia es distinta a la ambición. La primera es cuando uno quiere superarse a sí mismo, la segunda es cuando uno quiere los bienes que tiene otra persona. La codicia implica querer el provecho de uno a costa de otro.
    Codicia es lo que tienen los K.

    Reply
  • October 23, 2008 at 1:57 pm
    Permalink

    En toda calificación, siguiendo las leyes de la lógica DDV, una categoría debe ser excluyente de la otra. En lo que vos identificás como codicia el deseo no tiene nada que ver con lo que es éticamente reprochable. El problema es violar los derechos de otro no no “querer mucho algo” que para juzgar el aspecto moral no juega papel alguno.

    Definición de la Real Academia de codicia, va en la línea de lo que digo en el post:

    1. f. Afán excesivo de riquezas.

    2. f. Deseo vehemente de algunas cosas buenas.

    3. f. Taurom. Cualidad del toro de perseguir con vehemencia y tratar de coger el bulto o engaño que se le presenta.

    4. f. ant. Apetito sensual.

    Reply
  • October 23, 2008 at 2:12 pm
    Permalink

    Hoy, las medidas que toma kizner no entran en si son convenientes o no. Simplemente hay una ILEGALIDAD manifiesta y absoluta en cada cosa que dicen o hacen.Por lo tanto, y adhiriendo a José, hay que pensar seriamente qué hacer para acabar con esta verdadera mierda.
    Siento, como ciudadano, una sensación, como nunca me ha pasado en toda mi vida, de orfandad e impotencia. Informes y comentarios hablan de posibles disturbios, con la idea de crear situaciones de inestabilidad y quilombo. ¿Alguien puede confirmar la presencia de comandos chavistas en el Bauen? ¿Alguien sabe si es cierto que a nuestra presidente la custodian grupos paraestatales extranjeros? No sé qué carajo pasa, los trascendidos y versiones dice cosas así y peores aún que no voy a repetir.
    Y como carecemos de Poder Legislativo y Poder Judicial, -en su lugar trafican causas sujetos impresentables-, como carajo nos vamos a defender de toda esta mierda?
    Abrazos

    Reply
  • October 23, 2008 at 6:04 pm
    Permalink

    Me pregunto si la codicia es un pecado, qué se creen los políticos acerca de moralizar a los pecadores. Cada individuo tiene derecho a hacer lo que le venga en gana, solo existe un límite no perjudicar a otro, pero cada uno es dueño de perjudicarse a si mismo, porque la vida le pertenece al individuo y a nadie más.
    Si alguien con vocación religiosa dice que la vida la ha dado Dios es Dios quien debe quitarla. He escuchado a muchas personas decir eso, pero lo que no me cierra es qué derecho tiene otro individuo, el gobierno, o la comunidad de arrogarse esa representación de Dios.

    Reply
  • October 23, 2008 at 7:55 pm
    Permalink

    A travès de los siglos, los humanos que pretenieron y pretenden determinar, medir y castigar los valores y la moral de sus pares, automàticamente se arrogan una calidad sobrehumana, divina.
    A mi me importa una mierda la calidad moral o nò de los Kirchner intrìnsecamente, pero sì me importa a partir del momento que tienen poder para joder al pròjimo.
    Y desde la ley.
    Nos falta eso que hablamos mil veces acà…LIMITES A LA VIOLACION DE LAS LEYES.
    Lo que a los pretendidos iluminados, jueces de la moral, de los impulsos privados, de la ambiciòn individual sì les importa es determinar lo que està bien y lo que està mal, de acuerdo a su propia vara y castigar desde ahì.
    Y eso no se diferencia de un ayatollah ni del tirano comunista que enviaba al hospital de rehabilitaciòn psiquiàtrica a un disidente.
    No està en la consituciòn que a alguien se lo juzgue y condene por sus ambiciones, supuesta codicia, etc.
    Cuanta pelotudez moralmente correcta, linda a los oìdos de la gilada.
    El mundo tiene una enfermedad crònica al respecto.

    Reply
  • October 23, 2008 at 7:59 pm
    Permalink

    La codicia ya es denunciada como “pecado” en el viejo testamento. Es decir no hay motivo alguno para creer que hubo un pasado idilico en el cual los hombres hubiesen estado despojados de ese sentimiento. Al contrario, hay motivos sobrados que aunque no nos guste esta es parte integral del ser humano (como el proceso digestivo de los alimentos que particularmente yo encuentro muy desagradabele y asqueroso). En defintiva, bregar o predicar un sistema de organizaciòn social en el cual la codicia este ausente , es pedir que este sistema no este integrado por seres humanos sino por otra clase de seres. El experimento de crear un hombre nuevo diseñado por ingenieros sociales , intelectuales de escritorio y gente que no tiene capicidad de bajar sus ideas a la tierra (caso John Rawls por ejemplo) ha sido realemnte desastroso para los sres humanos de carne y hueso que habitan este planeta (no caprichosas entelequias creadas por un resentido o un candido idiota imbuido de panfletos mesianicos), ha sido el causante de mas de 60 años de guerra y violencia, pobreza y miseria, devasto continentes enteros y hasta casi provoca la extinciòn de una cultura, la judia, a la que la humanidad le debe no pocas cosas de las que hoy disfruta.

    La tierra es un lugar imperfecto por definiciòn, lo contrario es el EDEN, y dado que este proyecto fracasò, precisamnete por la “codicia de sabiduria ” debemos conformarnos con lo que hay y pensar en sistemas posible que precisamente condenen la violaciòn efectiva de los derechos de un individuo y no su supuesta intenciòn de violarlos que mientras no lo haga son deseos y sentimientos que solo le pertenecen a èl…

    Respecto al subito interes en las ideas de la escuela Austriaca espero que esta vez se entienda que no es que es un enfoque alternativo y en todo caso materia de opionion, sino que es precisamente la explicaciòn de lo que realmente sucede en una sociedad cuando decide intercambiar bienes y servicios para satisfacer sus necesidades y deseos (es decir el mercado). La teoria Austriaca es un enfoque excluyente del monetarismo, keynesianismo, socialismos (en todas sus variantes , comunista, socialdemocracia, nazismo, fascismo, etc.). O bien la explicaciòn de los fenomenos es macroeconomico y o es al nivel microeconomico…hoy hasta los keynesianos màs conspicuos explican esta crisis via explicaciones micro (tal es el paradigma austriaco que considera el enfoque macro como simplemtne una agreagaciòn estadistica de decisones micro), es decir en una pirueta de la logica dan su soporte a una teoria que no puede explicar lo que sucede, acuden precisamente a la teoria contraria (es decir a la Austriaca) pero prescriben las “medicinas” de sus fetiches alquimicos “macroeconomicos”….otra prueba mas de lo trucho que es el mundo academico, de los intelectuales, de los liberales politicamente correctos (que dicen liberalismo si, pero….), de los economistas, de los periodistas y de toda la opinicracia en general…y tambìen demuestra que idiota, ignorante y estupida es la masa de corderitos que no pueden ver como les toman el pelo en su cara tratandolos de imbeciles mediante falacias pueriles que la gran mayoria repite sin tener una minima idea de las consecuencias en la vida real de los sofismas que repiten.

    Por todo esto considero escencial que las ideas y escritos de Mises, Hayek, Rothbard, Reisman, Hoppe , etc. etc. etc. etc. gocen de amplia difsiòn en nuestro medio , cosa que hasta ahora no ha sucedido …salvo por este blog y algunas honrosas excepciones que cuento con los dedos de una mano…pero todas estas inciativas son hechas a pulmon, a diferencia de los politicamente correctos y los progres o rojos que les sobra la el dinero para esparcir idioteces sin sentido y cuyo unico objeto es estupidizar a la gente haciendoles creer que esas ideas representan realemnte algo trascendente, que hacen la diferencia o que les van a mejroar su vida, cuando en realidad solo colaboran a favor de su propia destrucciòn.

    Reply
    • October 23, 2008 at 10:03 pm
      Permalink

      Ya la citè una vez acà Leandro, pero viene al caso de lo que hablamos y precisamente de lo que vos citàs y es una sentencia genial:

      “Es un mal de èste mundo, que los ciegos sean guiados por los locos”
      William Shakespeare

      Reply
  • October 23, 2008 at 9:33 pm
    Permalink

    Es cierto, la escuela austríaca merecería llamarla de Ciencias Sociales más que de economía (aunque la economía forme parte de esta).

    Reply
    • October 23, 2008 at 11:26 pm
      Permalink

      Es muy importante llamarla de ciencias sociales.
      Algunos economistas clasicos contemporánes que han escrito sobre las espectativas y conductas racionales, dejan muy en claro también la fuerte relación que existe entre la ciencia económica y la psicología,aunque no lo mencionan expresamente, y estas teorías son perfectamente compatibles con la de la escuela austriaca.

      Reply
      • October 23, 2008 at 11:41 pm
        Permalink

        Una vez en enero si no me equivoco, escribí en este blog que la economía era una ciencia mucho más amplia que lo relacionado a costos, beneficios, rentabilidad, y cálculos matemáticos, y se relacionaba con la psicología en lo que concierne a elecciones subjetivas. Dije que en realidad todas las elecciones del individuo tienen una origen económico. No contamos en esas elecciones, dólares o pesos sino otra unidad abstracta, que en la economía le llamarían el “útil”, que es la unidad de medida o moneda que valúa la satisfacción-sacrificio que nos presenta cada elección. Es decir que cada individuo al elegir hacer una cosa debe sacrificar hacer otras, pero en esa elección subjetiva hay un beneficio económico que es el placer, satisfacción, y un costo que es el sacrificio. Por ejemplo si voy a ver una película al cine, debo sacrificar ese tiempo para dormir o escuchar música, pero el individuo conscientemente sabe que valora más.
        El tema que se trataba en este post aquella vez era sobre el tema de las relaciones sexuales que las adolescentes tenían con sus compañeros en la escuela, y puse como ejemplo que cuando dos personas concertan una relación sexual, hay un contrato entre ellas en las cuales ambas parten dan una parte de si a la otra y por ende ambas se benefician con el intercambio; sin embargo no había dinero intermedianto. El beneficio consistía en el placer conseguido. El costo por lo tanto es lo que cada individuo estima como aquello que da a cambio o sacrifica. Un moralista del Opus Dei censuró mi comentario claro.

        Reply
        • October 24, 2008 at 7:49 am
          Permalink

          Las ciencias sociales son ciencias humanas y que en realidad no difieren bastante de las ciencias de la naturaleza. Muchos (entre los que me inclyo) las llamamos Estudios Sociales más que ciencias sociales (si tenemos un criterio más “duro” de lo que son las ciencias, estas serían solo las naturales.

          Reply
  • October 23, 2008 at 11:19 pm
    Permalink

    Yo creo que lo que no pega es el nombre “Austriaco”.

    Austria no es cool, a nadie le llama la atencion.

    Tenemos que pensar algo como lo que se usa ahora bien complicado.. Escuela de Ciencias Economicas y Sociales Integrales de las Sociedades Modernas

    alguna sanata..

    Reply
    • October 25, 2008 at 9:37 pm
      Permalink

      Muy de acuerdo. Hay que ponerle un nombre imponente y en lo posible que incluya las palabras “Social” y “Humanas”

      Reply
  • October 30, 2008 at 7:53 pm
    Permalink

    Me acorde de este post, están mostrando en el 13 sobre el problema de la sobre-pesca de merluza en Mar del Plata, hay que permitir que sigan con la “codicia”?
    Y en los casos en que hay contaminación, la codicia es más buena cuanto más gente es contaminada o como?

    Reply
    • October 30, 2008 at 8:33 pm
      Permalink

      @Nicolas H. Kosciuk, el problema no es la codicia, sino la comunidad de bienes. Es el dilema de los comunes, el problema de que ese mar y ese recurso no puede privatizarse para que se internalicen las consecuencias de la “codicia”, pero no la codicia en si que también está en los políticos que hacen las regulaciones.

      Reply
        • October 30, 2008 at 8:53 pm
          Permalink

          @Nicolas H. Kosciuk, el tema es que esas merluzas no tienen dueño, al igual que las ballenas y otros animales en peligro de extinción que, en teoría, son de “todos”, en realidad no son de nadie y por eso se depreda porque no hay incentivos para cuidar esos bienes, si fueran de alguien se acabaría el problema. La solución esta en el derecho de propiedad.

          Reply
          • October 30, 2008 at 8:57 pm
            Permalink

            @Martin Benegas, Hola Martín! ¿Podrías decirme si fui un tonto al quedarme esperando un SI o un NO como respuesta?

        • October 30, 2008 at 9:02 pm
          Permalink

          @Nicolas H. Kosciuk, pasa con todo lo que sea común. Es el punto a resolver, no la codicia. Los que quieren aire limpio también lo codician.

          Reply
          • October 30, 2008 at 9:16 pm
            Permalink

            @Jose Benegas, gracias, quería averiguar si eras liberal georgista o no (o compatible) 😛 (si alguien conoce algún pseudo-partido georgista en Argentina que me escriba).
            @Martín: te pregunte así porque me dió la impresión de que en tu comentario el mar puede ser de “nadie”, mientras que la tierra si tiene que ser de alguien (además de saltar olímpicamente la respuesta esperada :P). Ya con la respuesta del dueño me doy por satisfecho.

  • October 30, 2008 at 9:27 pm
    Permalink

    Yo no dije que sea algo intrínseco del mar el hecho de que sea de “todos” osea de nadie, fijate que con la tierra también pasa, es el caso de la Amazonia y las reservas naturales “patrimonio de la humanidad” entelequia que no sirve para nada y que no evita la depredación y la contaminación.

    Reply

Leave a Reply