Nelson Bocaranda, columnista del diario El Universal de Venezuela adelantó ya el 16 de agosto de 2007 que Antonini Wilson había decidido buscar protección en Estados Unidos suministrando información sobre las actividades ilegales del señor Chávez y siempre ha suministrado primicias que se confirman sobre la investigación del caso de la valija.

Hoy señala que una estimación posible del total del suministro de dinero del estado venezolano a la pandilla kirchnerista puede llegar a un total de 200 millones de dólares.

“Más adelante en esa misma columna escribí: “El misterioso pasajero 9 no estaba a bordo y sería un comandante de la Casa Militar, que esperaba afuera de la aduana y es dueño de un majestuoso perro rottweiler, quien se enteró de todo al minuto y tuvo la osadía de despertar a Chávez a las 3:00 am. Éste a su vez habría llamado a Kirchner a las 6:00 am, hora argentina, para enterarlo del hecho. Aquí estaría la clave para que por unas 48 horas el escándalo se mantuviera más o menos controlado. Dos días después fue Hugo quien le reclamó a Néstor, en Bolivia, haber dejado escapar el caso de su control. Las pesquisas indican que en el vuelo llevaron $3 millones en las maletas que pasaron lisas (¿regalito para la campaña?) y que estiman un total de $200 millones como la suma presumiblemente compartida entre los funcionarios del gobierno de Kirchner y los de Chávez en tantos viajes”…”

Categories:

Tags:

2 Responses

  1. Ya pasaron más de doce horas desde que se publicó este post -con datos más que reveladores- y no hay comentarios.

    Pareciera que ya nada nos sorprende -o provoca- si viene del kakismo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: