Mientras la sucesora de Isabel Perón sigue con sus diagnósticos de Unidad Básica, la festejada por ella “intervención del estado” en USA no está dando resultado. Al nivel de la señora se le podría responder: “viste hija que el estado no sirve para nada”.

Pero vamos a hacer un poco de docencia con ella. Sarmiento decía que había que educar al soberano refiriéndose al pueblo, pero acá hace falta hacerlo con la presidente.

El diario New York Times comentaba una noticia kirchnerista unos años atrás que es la verdadera explicación de lo que el mundo está viviendo que es la consecuencia de la idea de los políticos de que la economía y sobre todo los pobres los necesitan a ellos y no a la gente que produce:

Fannie Mae Eases Credit To Aid Mortgage Lending
By STEVEN A. HOLMES

Published: September 30, 1999

In a move that could help increase home ownership rates among minorities and low-income consumers, the Fannie Mae Corporation is easing the credit requirements on loans that it will purchase from banks and other lenders.

The action, which will begin as a pilot program involving 24 banks in 15 markets — including the New York metropolitan region — will encourage those banks to extend home mortgages to individuals whose credit is generally not good enough to qualify for conventional loans. Fannie Mae officials say they hope to make it a nationwide program by next spring.

Fannie Mae, the nation’s biggest underwriter of home mortgages, has been under increasing pressure from the Clinton Administration to expand mortgage loans among low and moderate income people and felt pressure from stock holders to maintain its phenomenal growth in profits.

In addition, banks, thrift institutions and mortgage companies have been pressing Fannie Mae to help them make more loans to so-called subprime borrowers. These borrowers whose incomes, credit ratings and savings are not good enough to qualify for conventional loans, can only get loans from finance companies that charge much higher interest rates — anywhere from three to four percentage points higher than conventional loans.

”Fannie Mae has expanded home ownership for millions of families in the 1990’s by reducing down payment requirements,” said Franklin D. Raines, Fannie Mae’s chairman and chief executive officer. ”Yet there remain too many borrowers whose credit is just a notch below what our underwriting has required who have been relegated to paying significantly higher mortgage rates in the so-called subprime market.”

Demographic information on these borrowers is sketchy. But at least one study indicates that 18 percent of the loans in the subprime market went to black borrowers, compared to 5 per cent of loans in the conventional loan market.

In moving, even tentatively, into this new area of lending, Fannie Mae is taking on significantly more risk, which may not pose any difficulties during flush economic times. But the government-subsidized corporation may run into trouble in an economic downturn, prompting a government rescue similar to that of the savings and loan industry in the 1980’s.

”From the perspective of many people, including me, this is another thrift industry growing up around us,” said Peter Wallison a resident fellow at the American Enterprise Institute. ”If they fail, the government will have to step up and bail them out the way it stepped up and bailed out the thrift industry.”

Under Fannie Mae’s pilot program, consumers who qualify can secure a mortgage with an interest rate one percentage point above that of a conventional, 30-year fixed rate mortgage of less than $240,000 — a rate that currently averages about 7.76 per cent. If the borrower makes his or her monthly payments on time for two years, the one percentage point premium is dropped.

Fannie Mae, the nation’s biggest underwriter of home mortgages, does not lend money directly to consumers. Instead, it purchases loans that banks make on what is called the secondary market. By expanding the type of loans that it will buy, Fannie Mae is hoping to spur banks to make more loans to people with less-than-stellar credit ratings.

Fannie Mae officials stress that the new mortgages will be extended to all potential borrowers who can qualify for a mortgage. But they add that the move is intended in part to increase the number of minority and low income home owners who tend to have worse credit ratings than non-Hispanic whites.

Home ownership has, in fact, exploded among minorities during the economic boom of the 1990’s. The number of mortgages extended to Hispanic applicants jumped by 87.2 per cent from 1993 to 1998, according to Harvard University’s Joint Center for Housing Studies. During that same period the number of African Americans who got mortgages to buy a home increased by 71.9 per cent and the number of Asian Americans by 46.3 per cent.

In contrast, the number of non-Hispanic whites who received loans for homes increased by 31.2 per cent.

Despite these gains, home ownership rates for minorities continue to lag behind non-Hispanic whites, in part because blacks and Hispanics in particular tend to have on average worse credit ratings.

In July, the Department of Housing and Urban Development proposed that by the year 2001, 50 percent of Fannie Mae’s and Freddie Mac’s portfolio be made up of loans to low and moderate-income borrowers. Last year, 44 percent of the loans Fannie Mae purchased were from these groups.

The change in policy also comes at the same time that HUD is investigating allegations of racial discrimination in the automated underwriting systems used by Fannie Mae and Freddie Mac to determine the credit-worthiness of credit applicants

http://query.nytimes.com/gst/fullpage.html?res=9C0DE7DB153EF933A0575AC0A96F958260&sec=&spon=&pagewanted=all

Categories:

Tags:

16 Responses

  1. Cada vez aparecen mas evidencias de que la “burbuja que se derrumba” es la del Welfare State.

    Pero la señora se siente tan comoda como el avestruz cuando mete la cabeza en el hoyo.

  2. El enfoque justificador de la intervención estatal para corregir la externalidad producida a quienes no estuvieron involucrados en la crisis hipotecaria,

    merece la lectura de este párrafo del artículo de John Burton “Externalidades, derechos de propiedad y política económica que nos recuerda que la intervención estatal tiene costos sociales que son normalmente mucho mas altos que la supuesta falla que pretenden remediar.:

    . Los costes de administrar la intervención pública para corregir las “fallas del mercado”

    Un supuesto tácito pero falso del análisis pigoviano es el de que el coste de administrar la intervención pública es nulo (véase Cheung, sección IV). Especialmente importante es el coste de información de la intervención pública.

    Los economistas no dicen a sus estudiantes y al público, ni se recuerdan a si mismos, que el sistema de precios es un sistema relativamente barato de producir y transmitir información.

    Esto se debe a que:

    • Primero, usa los conocimientos altamente especializados y personales que poseen los individuos sobre sus propias preferencias y circunstancias(19)

    • Segundo, emplea un medio muy sencillo para comprobar la información sobre la preferencia de los consumidores, el de que el mercado acepte un producto o no(20)

    • Tercero, utiliza un indicador muy simple para la toma de decisiones empresariales-el indicador de la pérdida o el beneficio.

    La acción correctora de la Administración, como tiene lugar al margen del mercado, no puede valerse de estos métodos de adquirir información a bajo coste.

    Más aún, para calcular la mezcla ideal de impuestos y subsidios necesaria para compensar exactamente la externalidad que quiere neutralizar, la Administración necesita recoger mucha más información que los transaccionistas en un mercado.

    Como ha mostrado Cheung para los cálculos infinitesimales de apicultores y fruticultores, ellos no necesitan, y la Administración si necesitaría, información perfecta sobre los beneficios y
    costes sociales marginales de todos los implicados en el proceso:
    siendo los marginales mucho más volátiles y difíciles de calcular que los medios.

    En resumen, las necesidades de información para una intervención pública y el coste de su obtención son mucho mayores que los de un sistema de precios.

    El argumento decisivo, sin embargo, es otro: sin necesidad de comparar los costes de la intervención pública con los de un sistema de precios en muchos casos ocurriría que los costes de la intervención serían mucho mayores que lo ganado haciendo desaparecer la externalidad.

    19 F. A. Hayek, “The Use of Knowledge in Societys”, American Economic Review, septiembre 1945, págs. 519 a 530, reimpreso en Hayek, Individualism and Economic Order, University of Chicago Press, Chicago 1948 (Trad. Es. En Hayek, ¿Inflación o pleno empleo?, Unión Editorial Madrid, 1977)
    20 H. Demsetz, “Contracting Cost and Public Policy”, en Joint Economic Committee. The Analysis and Evaluation of Public Expedients, Washington D.C.
    Los fallos del análisis pigoviano 8
    Externalidades, Derechos de Propiedad y Política Económica John Burton

    • el translator de google es malisimo.

      El salvataje no servirá porque desapareció el crédito. “Crédito” proviene de “creer”, significa “confianza” en el sistema financiero en este caso, y es un factor PSICOLÓGICO.
      Si no hay confianza, la corrida se producirá, independientemente del discurso de Bush, Paulson, Merkel o cualquiera.

  3. En Chubut, La Presidenta aseguró que para algunos “siempre ha sido más rentable colocar fuera del país los activos” y calificó de “patriotas” e “inteligentes” a los empresarios que sí lo hacen.

    Fábula de Samaniego

    EL PERRO Y EL COCODRILO

    Bebiendo un Perro en el Nilo,
    al mismo tiempo corría.
    “¡Bebe quieto!”, le decía
    un taimado Cocodrilo.
    Dijole el Perro, prudente:
    “Dañoso es beber y andar;
    pero, ¿es sano el aguardar
    a que me claves el diente?”
    ¡Oh; qué docto perro viejo!
    Yo venero su sentir
    en esto de no seguir
    del enemigo el consejo.

  4. Exclente post….aca cabe la máxima de Sor Juana …”Hombre Necios que acusais…” resulta que priemro votan la Comunity reinvestmen Act por la cual habia que darles credito a las “minorias” (adoptadas como mascotas por os polticos) para que se convirtieran en propietarios, despues el gobierno garantiza las hiptecas, luego el mismo gobiernos a travez de sus semidioses burocraticos como el payaso de greeenspan fijan la tasa de interes para que esos creditos sean mas baratos (cabe señalar que la unica manera de hacerlo es fabricando dienro a diestra y siniestra….es decir poniendo a funcionar la imprenta) y luego cuando creamos una montaña de dinero que obligamos a prestarle a quienes no pueden pagar nos quejaemos de las consecuencias que esto produce …. Tanta ignroancia solo podra conducirnos a un solo lugar…a la mierda …. tal como veos decís…no es que el rescate sea insuficiente, sencillamnete no funciona ni funciono ni ni funcionará

    • Tal cual Leandro, todo esto fue un invento diabolico de la administracion Clinton. Ya se veia en los Estados Unidos para fines de los 90 que este tema de las hipotecas les iba a reventar en la cara algun dia y a nadie en el poder politico le importo, total si Fannie Mae se iba al carajo, todos los democratas, repito todos los democratas, sabian que el gobierno iba a rescatar a la gente con fondos de los tax payers. De alli, que precisamente los democratas fueron los mas interesados en aprobar este salvataje. Despues de todo ya sabian hace años, que esto iba a pasar y lo que menos les interesa es que a algun dormido en el Congreso, se le ocurra abrir una investigacion y empiecen a hurgar en papeles y archivos de esa decada.

    • Toda esta fiestita política de tirar manteca al techo hubiera sido imposible con el respaldo de la moneda de una mercancía escasa y de producción costosa, por ejemplo, el oro.

      La convertibilidad, salvando las distancias y con sus ventajas y desventajas era un anclaje de ese tipo,

      por eso era y es odiado por los amantes y beneficiarios de las fiestitas monetarias, los gobiernos, en primer término.

  5. En su enésimo acto de inauguración

    La señora criticó a quienes se llevan la plata del país y la invierten afuera.

    Me parece que se le fraguó el botox y se le puso la cara de piedra.

    Su marido se llevó afuera 500 palos verdes de su provincia que todavía no aparecieron.

    Señora… como suele decir Vd……¿No le parece “too much”.

    Piense en las elecciones de 2009.

    Esos a quienes toma vd. por boludos irán a votar.

  6. Carter lo hizo.
    Bill Clinton lo hizo (otra vez y en versión “mejorada”). Y con el apoyo de Obama y sus amigos.
    Pero, por supuesto, TODA la culpa es de Bush.

    Figura en los registros de las sesiones del congreso que Mc Cain hizo dos propuestas para parar esa bola de nieve, pero no fueron votadas y quedaron en la nada.(visto en un video que explica el origen de la CRA y la crisis actual que alguien, cuyo nombre hemos olvidado, linkeó en un comentario en este blog hace unos días. Perdón por la falta de memoria. El video muy bueno y sobre todo educativo.)

  7. No seria de extrañar que la maestra ciruela Cristina en sus lecciones cotidianas diga que en realidad la tierra es plana. Los legisladores oficialistas como dociles corderos le darian la razon argumentando que las fotos satelitales habrian sido trucadas respondiendo a una conspiración de siniestros personajes que se manejan en las sombras y se quieren adueñar del mundo y la galaxia.
    Es triste ser oficialista y poner la cara para justificar tantas sandeces por miedo a algun berrinche del pinguino(pinguino: pajaro que no vuela, da pasos cortitos y por miedo no se aleja mucho de la costa; es tan tricionero que es capaz de picotear la mano de quien le da de comer).

Leave a Reply to Dario Damian Cancel reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: