Primeras impresiones a la vuelta

Mientras le dábamos lecciones al mundo de conducta y de manejo del sistema financiero a través de la señora que firma los decretos, don Antonini Wilson terminaba de despejar toda duda respecto a la cantidad de dinero robado a los venezolanos que se transportaba en el famoso avión del 4 de agosto de 2007: cinco palitos de los verdes. También sabemos que estos vuelos clandestinos podríamos decir, eran habituales, es decir, existía, si es que aún no existe, un flujo de dinero robado a los venezolanos para beneficiar a la pandilla en el poder. De paso también estamos bien notificados de que el sector militar de Aeroparque es el lugar por donde puede pasar cualquier cosa. Pero calma, ya aparecerán los expertos en decir que aquello que vemos no está ahí.

La señora es el perfecto estereotipo del argentino según el resto de los latinoamericanos. Ese que tantas veces nos recuerdan cuando viajamos. El clásico guarango que se la cree y le señala al otro lo que no está en condiciones de señalar. Aún cuando fuera cierto así como lo cuenta el “vieron que ustedes también tienen problemas” que utilizó esta señora para dirigirse a la Asamblea de la ONU ¿a qué objetivo apunta? ¿Espera que alguien le diga que el mundo debió girar hacia la conducta de la peor argentina y que esta crisis financiera lo demuestra? ¿O está diciendo ojo que ustedes a veces son tan truchos como nosotros? ¿Y si es así, para qué decirlo? Pregunta dificil par que la responda una mona vestida de seda.

Gente involucrada con el terrorismo de la década del setenta, le enseñaba también sobre derechos humanos al mundo. Un gobierno que conminó a la justicia a condenar a sus enemigos militares superando las barreras elementales del debido proceso y se ocupó de amparar bajo reglas arbitrarias que ni siquiera cumple a sus compañeros de ruta, los violentos que quisieron apoderarse del país a pura bomba y fusil.

Hay mucha confusión en el mundo un poco más civilizado. No es Cristina Kirchner quién va a aportar claridad, por cierto. El terrorismo consigue su objetivo con una combinación de explosiones, confusos derechos humanos y falsa seguridad. Las bombas las ponen los terroristas, los segundos son consecuencia de un enfrentamiento sin ejércitos y sin campo de batalla que combinados con temor hacen que se debilite la voluntad defensiva de los estados y la última es la obra de los gobiernos .

Pasar por cualquier aeropuerto cercano a los Estados Unidos implica tratar con verdaderas réplicas de la Gestapo. Fuerzas de seguridad maltratando y vejando a la población que suele ser la víctima de las bombas y no quiénes las ponen. Y sin embargo los aeropuertos son coladores, no como el nuestro por voluntad del gobierno, sino porque los agujeros los abrieron los puritanos con su lucha universal contra las drogas. Si no fueran coladores Estados Unidos no podría seguir siendo el principal consumidor de las sustancias que prohíbe. Todo mientras nos siguen secuestrando sustancias sospechosas, como desodorantes.

20 thoughts on “Primeras impresiones a la vuelta

  • September 24, 2008 at 10:12 am
    Permalink

    Cada vez mas lucidas caracterizaciones de la señora.

    Excelente artículo.

    Las pruebas contra el matrimonio ya son abrumadoras.

    Sin embargo, Aníbal sigue pataleando y sosteniendo que Antonini no estuvo en la Rosada.

    ¿sabe una cosa don Aníbal?

    Ya no importa si estuvo o no estuvo

    Con lo que sabemos, nos basta.

    Reply
  • September 24, 2008 at 10:33 am
    Permalink

    Excelente artìculo, Josè.
    Me pregunto -de veras- cuanto màs hace falta para iniciar un juicio polìtico a èste matrimonio?
    O seguirà siendo desestabilizador y golpista mi deseo?

    Reply
  • September 24, 2008 at 11:08 am
    Permalink

    El destape valijero recién comienza

    Ahora queremos saber acerca de las contraprestaciones que estos dinerillos retribuían.

    Su aplicación a los gastos de campaña de la señora puede ser la mas inocente de sus asignaciones.

    Reply
  • September 24, 2008 at 12:03 pm
    Permalink

    No se como lo ven todos, pero noto que lo surrealista del discurso presidencial es compatible con el pensamiento de muchos de la clase media, el pensamiento de que un delito, una estafa tiene atenuantes si uno se encuentra mal, es como decir también, si vos tenés dinero, por que me pedís a mi el dinero que me prestaste?, en mi casa esas conductas son delictivas, y no corresponde a un ciudadano respetable.
    Eso me hace ser el idiota, el que no entiende nada, realmente en esos momentos me siento solo, algunos prefieren pasar por delincuentes antes de ser idiota, yo al contrario… ahora la pregunta del millón es … tengo mis valores mal ?
    Se que soy reiterativo, pero no logro entender a la misma sociedad donde vivo, realmente me siento un apatria.

    Saludos cordiales

    Reply
    • September 24, 2008 at 12:25 pm
      Permalink

      Skynet…no es un chiste, no?
      Cagate en los que piensan como vos decìs, con eso no se construyò nada, màs bien asì estamos gracias a esa ausencia de principios.
      La “mano de Dios” de Maradona es el “valor” que avergûenza ser argentino cuando viajàs.
      Lo que compartìamos con Pablito del resentimiento en el post anterior, va de la mano con esto y es el “ser argentino” de miles ò millones.

      Reply
  • September 24, 2008 at 12:22 pm
    Permalink

    Haber si interpreté bien, la presidenta ha dicho algo como esto: “yo me hice kk encima, pero a ustedes se les acabo el papel higenico”

    Reply
  • September 24, 2008 at 1:07 pm
    Permalink

    No tiene idea donde está parada.
    Las palabras de un lunático son más creíbles.

    Reply
  • September 24, 2008 at 1:52 pm
    Permalink

    Hay toda una fauna de argentinos “piolas” que creyeron que la señora los iba a beneficiar a expensas de los giles que laburan y producen.

    Ahora que se sienten íntimamante profanados por la pandilla, su amor propio no lo va a reconocer.

    Reply
  • September 24, 2008 at 3:23 pm
    Permalink

    Corresponde que el Sr. De Vido cambie el rubro de habilitación de la empresa estatal ENARSA por la de “prestación de servicios de transporte de caudales”.

    Reply
  • September 24, 2008 at 7:32 pm
    Permalink

    ¡Muy buen artículo!

    No termino de asombrarme por la indiferencia de la comunidad respecto de estos bochornosos sucesos. Esta mañana voy a una oficina del Registro Civil y luego al Banco de la Nación, por la que estuve toda la mañana para hacer dos trámites y perder el bono de asistencia perfecta al trabajo como consecuencia de esto. Veía la tremenda ineficiencia en la forma de trabajar, falta de respeto de los empleados hacia el público y pensaba que esto es lo que defendemos como el patrimonio nacional. Comencé con los trámites a las 7 de la mañana y terminé a las 16:20. Compré un diario local y La Nación para pasar más gratamente el tiempo, y mientras leía, contrastaba con las conversaciones de la gente que estaba en la cola protestando, de que la comunidad no está enterada acerca de lo que pasa. Todo el mundo parece estar interesado en la televisión: bailando por un sueño, talento argentino y alguno que otro programa para la gilada. La corrupción en el gobierno no es tema de conversación en el público, cualquier otra cosa si: el futbol, el clima, el calor, el frio, etc. Luego paso por el lugar de trabajo y un compañero mío me pregunta: Che Omar, a vos que te gusta el puterío de la política, cómo es este asunto de Antonini Wilson. Me preguntó por que en la tv del buffet estaban hablando de él y porque los diarios y la internet han comenzado a mencionarlo todos los días. Ha pasado un largo tiempo ya, desde que se descubrió este asunto de dinero negro, y Antonini Wilson ya debería ser conocído por toda la población, sin embargo la gente que está con la gente adormecida por la televisión ignoran por completo la realidad. Ven este asunto de corrupción como un asunto ajeno. A nadie le importa una solución, nadie quiere saber de que se trata.
    Me pregunto dónde están aquellos periodistas justicieros de los 90 que denunciaban casos de corrupción todos los días. Recuerdo que veía a Fanny Mandelbaum y Jorge Pizarro exigiendo todos los días justicia y esclarecimiento de casos de corrupción. Hoy parece que todos son santos, ya no se mencionan los aumentos de precios, los sobornos; en lugar de eso se habla del crecimiento económico, de la corrupción en Estados Unidos, o de los escándalos sexuales de las artistas.
    El código moral del argentino promedio es un montón de mierda, mientras tenga unos pesos bien habidos, o mal habidos, cualquier caso de corrupción es menos grave. Teniendo dinero en el bolsillo todo vale. Fanny Mandelbaum y Jorge Pizarro ahora viven en un país ejemplar, el paraíso de los cielos que ellos desean, con gente angelical, feliz, y principalmente con sus billeteras repletas de dinero.

    Reply
    • September 24, 2008 at 8:10 pm
      Permalink

      es lo que llamo anestesia… nos están durmiendo mal y ya no reaccionamos ni a lo mas básico que es la preservación, y lo peor es que no es solamente la gente de bajos recursos intelectuales, sino que incluso la clase media parece que le lavaron el cerebro, realmente asusta el panorama.

      Saludos cordiales

      Reply
    • September 24, 2008 at 9:39 pm
      Permalink

      Roark, èsta sociedad -en su mayorìa- no se calienta ni entiende lo que nos lleva a crisis constantes.
      Emocional, reactiva explosiva por momentos cuando se llega al precipicio y eso es todo.
      Hace poco les preguntè a dos amigos sojeros, porquè reaccionaron recièn cuando el estado les termina llevando (en suma) el 75-80% de sus beneficios y nò como marca la Constituciòn, un màximo del 33%. No hubo respuesta concreta, simplemente desidia, acostumbramiento, ignorancia.
      Acà se perdiò definitivamente la naciòn, estoy convencido. Lo digo, nò desde el pesimismo, sino friamente y desde el realismo.
      Se perdiò el aprender durante dècadas, còmo debemos actuar los individuos para sostenernos como sociedad, haciendo valer derechos y responsabilizàndonos por los deberes.
      Pero en el fondo, vuelvo a aquellos de nuestra genètica colectiva, inconsciente colectivo.
      Lo decìa Alberdi y està claramente recopilado desde nuestra historia, en ese libro de J. Lanata “ADN”.
      La chiflada y su marido, junto con todo lo que pasa y la indolencia de la gente, es en parte el hastìo de ver repetirse èste eterno retorno de gobernantes saqueadores, delincuentes, inùtiles, pero lo paradòjico es que esa sociedad nunca entendiò que reflejan los no-valores de ella misma y si quiere cambiar de gobiernos, debe: Cambiar ella y luego exigir por los medios republicanos, la acciòn correcta de sus gobernantes.
      Nos perdimos la primaria y es tarde para volver, mucho cerebro lavado, lleno de mentiras y absolutamente limitados.
      Un avez màs uno debe remitirse a porquè de las ex-colonias sajonas emergen hoy paìses exitosos, incluìda Australia, colonizada por aquel entonces con gente de baja calaña y hoy es un paìs pujante.
      La fòrmula para salir siempre estarà latente en teorìa, pero me pregunto una y mil veces porquè somos incluso tan imbèciles con nuestros gobiernos, comparàndonos con Chile, Uruguay y Brasil, sin ir màs lejos.

      Reply
      • September 25, 2008 at 12:06 am
        Permalink

        Juanjo y Roark: más allá de sus comentarios sobre la anestesia social a la que asistimos, a la falta de reacción ante situaciones, como la inseguridad, que deberían ser prioritarias en cualquier persona normal, y con las que coincido totalmente, se agregan dos situaciones a mi entender, muy graves y que ayudan al desastroso resultado final.
        Primero, los comportamientos antisociales de la inmensa mayoría, y pongo como ejemplo el tránsito, tanto peatonal como vehicular. A una cuadra de mi casa, en una importante avenida, los vehículos cruzan ya no en rojo, sino en lo que yo llamo superrojo, y cuando les llamás la atención, aún sin insultos, te putean de arriba abajo. Es sólo un ejemplo, hay muchos más pero no quiero cansarlos.
        Segundo: es alarmante el EMBRUTECIMIENTO generalizado, en todos los niveles sociales aunque predominando en las clases más bajas. Lo veo habitualmente en mi lugar de trabajo, un importante hospital vertical. Pues observo ya desde hace unos cuantos años, que mucha gente que sube al ascensor no tiene idea de lo que hacer. No marcan el piso al que van, cuando el ascensor sube preguntan si están en planta baja, hay un display donde se ve un número suficientemente grande como para cualquiera que tenga problemas visuales, y nadie lo mira, preguntando siempre adónde están…
        Ni hablar de la difícil comunicación en el consultorio sobre las cosas más elementales, ya no la explicación de una enfermedad con palabras inteligibles, sino el hecho de que comprendan adónde ir a sacar el turno, y muchas veces las indicaciones de toma de medicamentos, que aunque escritas claramente requieren muchas veces explicaciones repetidas.
        Estas cosas eran muchísimo menos frecuentes hace, digamos, 10 años.
        Ni hablar de la pobreza del vestuario de la mayoría, y menos aún del aumento de drogadictos, alcohólicos, psiquiátricos…

        El panorama es tétrico, pero no nos desesperemos, que aún falta lo peor.

        Reply
    • September 24, 2008 at 10:56 pm
      Permalink

      Casi me da escalofrío decirlo. He llegado a la conclusión de que el “hombre nuevo” existe, no es un mito. Es el argentino promedio que vende su libertad a cambio de un poco de seguridad, aunque sea seguridad en la miseria.
      Muy parecido por otra parte al personje de la novela de Albert Camus “El extranjero” un sujeto pusilanime que no tiene ni valores ni sanas ambiciones y solo busca pasar el día, futbol sexo, alguna escapada a cine, si se le muere la vieja “y bueno algun día se iba a morir”
      no nos calienta nada, si antes de las elecciones habían encuestas en las que se preguntaba:
      Usted cree que el gobierno hace algo por la seguridad? El 80% respondia que no
      Los mismos resultado ante la pregunta sobre combatir la inflación y regularizar el Indek, y la corrupción.
      Pero haci todo gano la …
      Espero que Dios no se apiade de esté país, porque no lo merece.

      Reply
      • September 25, 2008 at 10:39 am
        Permalink

        Me gustaría saber cuanto falta para que una provincia decida no pertenecer mas a la federación republicana, así me cambio de provincia antes de que ocurra y ser extranjero.
        SI nos ponemos a pensar, en lo que algunos señalan como país, tenemos provincias muy ricas, pero justamente son las mas pobres.
        Ya sucede en Bolivia, y por contagio no se cuanto tardara en que suceda aquí.

        Saludos cordiales

        Reply
  • September 24, 2008 at 10:19 pm
    Permalink

    Lo leo una vez màs y nunca deja de ser una lecciòn…
    You cannot help the poor by destroying the rich.

    You cannot strengthen the weak by weakening the strong.

    You cannot bring about prosperity by discouraging thrift.

    You cannot lift the wage earner up by pulling the wage payer down.

    You cannot further the brotherhood of man by inciting class hatred.

    You cannot build character and courage by taking away men’s initiative and independence.

    You cannot help men permanently by doing for them, what they could and should do for themselves.

    –Abraham Lincoln

    Reply
  • September 25, 2008 at 12:16 am
    Permalink

    Lo de esta mujer es absolutaemnte patetico. No entiendo como nadie le contesta que el intervencionismo del estado americano, mas alla de lo danino y perjudicial que fue, es y sera, es de caracter absolutamente opuesto al intervencionista kakista bolivariano….Mientras el gobierno de USA quiere sostener el sector financiero para que millones de personas no queden en la calle, y otros millones no pierdan sus ahorros e inversiones (reitero mas alla que el metodo elegido no creo solucione el problema por que no estan atacando la causa que es precisamente el intervencionismo gubernamental via la fijaciòn de tasas)como producto de un default entre privados, aca en argentina en el 2002 fue el estado el que defaulteo y dejo colgado del pincel a un monton de bancos a los que le habia obligado que compraran bonos, y lejos de proteger a los ahorristas se les confizcaron sus ahorros para seguir financiando las extravagancias de la partidocracia…es decir los dos gobiernos intervienen pero ni los metodos ni las motivaciones son similares, ni desde el punto de vista economico, social, politico y fundamentalment eetico, en argentina el ladron es el estado y en USA lo que hay es un default generalizado que ahora el gobierno (a mi juicio erroneamente) pretende amortiguar….Sinceramente no entiendo por que miran al mundo con logica futbolistica como si el intervencionismo fuese una masa homogenea de medidas y motivaciones …el default privado del sistema financiero de USA es una prueba mas del fracaso de los controles burocraticos, cualquiera que haya intentado listar un papel en el NYSE (ya sea una ON o una acciòn) sabe de la cantidad de papeles, controles e informes que hay que presentar, tambìen cualquiera persona medianamente informada sabe que el NYSE es uno de los mercados mas regulados del mundo (con la ley Sabanes – Oxley del año 2002 llegaron a la apoteosis del intervencionismo), sin embargo todos esos controles fallaron, pero no por insuficientes sino por que todo intento de controlar y/o planificar centralizadamente la economia termian fracasando…y esta implosiòn es una nueva confirmaciòn de ello….Pero mediante el uso de una logica realmente esoterica y que escapa a mi entendimiento muchos creen ver en los problemas de Wall Street una confirmaciòn del mamarracho bolivariano argento

    Reply
  • September 25, 2008 at 10:44 am
    Permalink

    Hoy para ser politicamente correcto es necesario renunciar al instinto de preservación. Dejarte afanar en la calle con buena onda y comprensión, dejarte abusar por tus representantes con patriotismo, dejarte tratar como un subnormal por el periodismo, etc.
    me acuerdo en la epoca de la pesificación y toda esa gran estafa que estaba mal visto protestar porque se habían quedado con tu plata, y todos las celebridades domesticas se apuraban en aclarar que no les habian atrapado la plata en el banco porque vivian al dia.

    Reply
  • September 25, 2008 at 3:27 pm
    Permalink

    Ya estamos sumidos en un estado onda far west sin sheriff, hasta con tiroteos en un colectivo de pasajeros, personas a las que se las traga la tierra, más atentados, asaltos y muertes y etc etc.

    El punto de inflexión puede coincidir con la estación primaveral y la metereología: los días más largos y la brisita más cálida despiertan las ganas de desempolvar las cacerolas al aire libre.

    Reply

Leave a Reply